Exposición de obras de Vlady y los artistas de su generación en la UACM

La muestra coloca al pintor a la cabeza de la disidencia artística mexicana en el siglo XX y exhibe el diálogo permanente que sostuvo con integrantes de la generación de la ruptura

La Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), a través de Centro Vlady, inaugurará este viernes 11 de noviembre de 2022 –a las 19:00 horas–, la muestra Vlady y sus Contemporáneos, exposición plástica de artistas como Gilberto Aceves Navarro, Josep Bartolí, José Luis Cuevas, Manuel Felguérez, Leonora Carrington, Fernando García Ponce, Alberto Gironella, Hersúa, Tomás Parra, No Grupo, Roger Von Gunten, Rufino Tamayo, Francisco Toledo, Vicente Rojo, Vlady y Héctor Xavie, quienes mantuvieron un diálogo permanente con el artista de origen ruso, Vladimir Kibalchich Russakov.

En rueda de prensa, el museógrafo Fernando Félix, Coordinador de Difusión Cultural y Extensión Universitaria de la UACM; Fernando Gálvez de Aguinaga, responsable de Centro Vlady, y Silvia Vázquez Solsona, curadora de la muestra, dieron pormenores del origen de esta exposición, así como las implicaciones de la trayectoria de Vlady en la escena artística nacional.

Gálvez de Aguinaga rememoró que «la amistad y la tertulia, las discusiones estéticas y literarias, la necesidad de inventar un mercado para sus propuestas artísticas en un momento en que únicamente existía la Galería de Arte Mexicano y la lucha por la libertad de expresión absoluta, reunieron en 1952 a los artistas Vlady, Alberto Gironella y Héctor Xavier para impulsar la Galería Prisse».

Aunque la misma tuvo una corta vida, dijo, es la catapulta de una generación que empezó a inventarse caminos distintos a la Escuela Mexicana de Pintura, al Taller de la Gráfica Popular y al Muralismo. «A pesar de la fuerte influencia ideológica de Vlady por haber nacido en la el seno de la Revolución Rusa y por las posiciones políticas de su padre Víctor Serge, a Vlady le interesaba una libertad total en los territorios del arte y creía en ese sentido, que el artista no podía ser un propagandista desde las imágenes, sino un creador lo mismo de temas eróticos, filosóficos, biográficos, paisajísticos, psicológicos, sociales, en fin, de cualquier índole que estuviese dentro de sus intereses».

«Por lo demás, gran parte de la Escuela Mexicana de pintura estaba dominada por el más feroz estalinismo. Hay que recordar que Siqueiros realizó un atentado armado contra Trotsky, en el que estuvieron involucrados diversos artistas. Vlady se oponía a ese dogmatismo totalitario, como muchos de los artistas de su generación, era un pensador libertario desde las imágenes y un perseguido del estalinismo. También creía que el estilo, las posiciones estéticas, los problemas intrínsecos de un grabado, un dibujo o una pintura no podían ser determinados por ningún partido o grupo político; el arte y el artista debían expresarse sin condicionantes», abundó.

El responsable del Centro señaló que muchos artistas jóvenes de los años cincuenta estaban buscando nuevas formas de creación en México. «Después de Prisse vinieron Proteo, la galería de Antonio Souza, la galería Juan Martín y hasta la propia Galería de Arte Mexicano terminó por abrir sus puertas a la generación que Teresa del Conde bautizó como la Ruptura y otros conocen como la generación Casa del Lago por ser otro de los epicentros de su actividad cultural».

«Siempre he pensado que las discusiones y temas que abordaban los escritores y pintores en sus obras pictóricas y literarias, son las mismas que se manifiestan también en el movimiento mundial de la juventud que es el del 68, no es casualidad que los suplementos culturales, los sitios donde se reunían cada uno de estos artistas manifestara en uno u otro grado sus simpatías para el movimiento. En aquellos años, los artistas veían a Tamayo como una figura a seguir, se nutrían del expresionismo abstracto norteamericano  y de los maestros del renacimiento por igual, admiraban la Bauhaus, el expresionismo y a Picasso. Abrazaron cada uno estilos muy distintos, pues no se trataba de un movimiento estético con parámetros homogéneos, al contrario, se trataba de la búsqueda por expresarse en libertad», comentó.

«Desde un centro que contiene el fino retrato que trazó Héctor Xavier –de Vlady– para una exposición de la Galería Prisse, desde el propio autorretrato de mirada múltiple  de Vlady y desde la muerte y  sus metamorfosis informalistas de Alberto Gironella, propusimos un punto expansivo de una generación que transfiguró la cultura en México», concluyó.

Por su parte, Fernando Félix señaló que esta exposición es resultado de los programas de investigación del Centro Vlady, el cual se ha convertido poco a poco en el museo más importante de la obra del pintor ruso.

Finalmente, agradeció al Museo Nacional de la Estampa y a coleccionista particulares por el préstamo de obras para esta muestra. ♦

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: