45 Años de Ciencia. El dormir, algo más que soñar: René Drucker-Colín

Durante el sueño el cerebro presenta cambios increíbles. Estimula el desarrollo del sistema nervioso. Depende en parte de la síntesis de proteínas

«A intervalos regulares durante el sueño, los ojos se mueven rápidamente por debajo de los párpados, hay una pérdida total del tono muscular y la actividad eléctrica del cerebro es casi igual o superior a la de los períodos de vigilia. El sueño, o sea el dormir, es una experiencia universal que ocurre regularmente cada noche; es la actividad biológica que ocupa el mayor especio temporal de la vida del hombre, ya que al cumplir 60 años habrá dormido 20».

Así lo afirmó a Gaceta UNAM el doctor René Drucker-Colín, investigador del Departamento de Biología Experimental del Instituto de Biología de la UNAM.

El estudio del sueño –agregó– por medio de la observación directa, se hace desde hace milenios, pero su estudio científico es reciente. En 1950 se descubrió que existían dos tipos de sueño que se alternaban rítmicamente a través de la noche: el sueño MOR (movimientos oculares rápidos) y el sueño superficial, menos profundo.

El investigador explicó que si se despertaba a un sujeto durante un período de sueño MOR, éste reportaba haber tenido un sueño.

A partir de la década de los 60 se vio que la regulación del ciclo vigilia-sueño dependía de un grupo de estructuras localizadas en el tallo cerebral, y de algunas substancias químicas, tales como la serotonina y la nor-epinegrina.

Paralelamente a estos descubrimientos se llegó a la inevitable conclusión de que el sueño, como agente «reparador», era poco real y simplista.

De acuerdo con la intensa actividad cerebral que acompaña al sueño MOR, se ha sugerido que esta fase tiene como una de sus principales funciones el estimular el adecuado desarrollo del sistema nervioso durante la ontogenia.

Al referirse a los trabajos de laboratorio que se realizan, el doctor Drucker habló de varios datos que apoyan la hipótesis anterior; asimismo se ha establecido que los niveles de proteínas cerebrales tienen una variación cíclica a través de las 24 horas del día y que los períodos con cantidades más elevadas corresponden a aquellos en los cuales el sueño MOR ocupa la mayor parte del tiempo. Cuando se producen lesiones cerebrales que eliminan el sueño MOR, desaparece esa variación cíclica.

El investigador ha demostrado también que cuando se administran inhibidores de la síntesis de proteínas, como el coloramfenicol y la amisomicina, resulta una disminución selectiva del sueño MOR sin efectos sobre el sueño superficial; esto apoya la idea de que la fase MOR dependen en parte de la síntesis de proteínas.

En colaboración con el Hospital del Niño (IMAN), se han obtenido datos que muestran que los niños en cuya historia clínica existe una severa desnutrición durante el desarrollo, presentan serias alteraciones del sueño.

Por otra parte, dijo que si se deja dormir a un animal después de haber sido sometido a una tarea de aprendizaje, la cantidad de sueño MOR aumenta; lo anterior sugiere que este sueño consolida la información adquirida recientemente.

Los datos expuestos, señaló, permiten vislumbrar una posible función del sueño: podría proteger el adecuado desarrollo del sistema nervioso durante la ontogenia y en la edad adulta podría participar en los mecanismos cerebrales que establecen lo que se llama memoria a largo plazo.

Por último, dijo que «la posibilidad de bloquear el sueño MOR durante el periodo neonatal y sus efectos sobre el cerebro, están siendo estudiados en el laboratorio».

_____

* Nota de Sergio Rojas publicada en la Gaceta UNAM. IV Época. Vol. 1 Núm. 15, 18 de julio de 1977

René Drucker-Colín. 1937-2017

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: