Benjamín Roque Jiménez, primer profesionista de Mixquic

En la Secundaria Teutli fue compañero de Francisco Chavira, uno de los primeros cronistas de la delegación Milpa Alta

Por Ricardo Flores Cuevas | Nosotros, Núm. 157 | Octubre de 2013

Benjamín Roque Jiménez nació en San Andrés Mixquic en el 20 de marzo de 1926. Su papá fue Julio Roque Vázquez y su mamá Eustolia Jiménez Pacheco. Antes de ser estudiante de Medicina vio en su pueblo epidemias de sarampión, tosferina, viruela y varicela, la viruela negra que deja muchas cicatrices en la cara y de lo que se morían muchos, y la varicela que la gente conoce como viruela loca, porque nomás es salteada y esa no deja huela.

«Y había mucha gente, cuando yo era chiquillo, picada de la cara por la viruela negra, que es provocada por un virus, aunque ya había vacuna»[1], dice en la plática con Nosotros.

Desde la secundaria le gustó mucho la biología, posteriormente en la preparatoria, que en esa época era de dos años, en el segundo se enfocó a las ciencias biológicas, ciencias sociales y físico matemáticas, en su camino a la Medicina.

«De la generación de la Secundaria[2] fuimos el doctor Chavira[3] de Milpa Alta, quien todavía vive, un doctor José Castillo, que vive en Estados Unidos. Creo que nada más nosotros tres pasamos de la secundaria a la prepa y luego agarramos ciencias biológicas y medicina. Nomás tres de la secundaria de un grupo de 35, ahora de la prepa ahí aumentó el número porque no eran de por acá, eran de la ciudad».

¿Cómo era el ambiente en la ciudad?

«A todo dar, ahora casi todos los estudiantes van y vienen. En esa época había muy poco transporte, de tal manera que había una salida de camiones entre tres y cuatro y cuatro de la mañana que llevaba a la gente que iba a vender sus legumbres, no a la Central de Abastos que no existía, sino en Jamaica, y si yo quería llegar temprano a clase tenía que irme a las tres o cuatro de la mañana para entrar a clase de siete. Luego había un intermedio de tres a cuatro para ir a comer y regresar, y salíamos a las siete u ocho de la noche, a esa hora ya no había transporte de allá para acá, entonces el primer año de prepa viví en casa del maestro José Trinidad San Miguel[4], que es de acá, él vivía en la Colonia Postal, junto a la Portales. Viví un año con él porque era amigo de mi papá y le dijo que me hospedara».

«Casi no lo veía, porque él salía muy temprano, era maestro de una primaria de la Ciudad de México, yo tenía más comunicación con su esposa y con sus hijos. Muy pocas veces nos hablamos, yo llegaba en la noche, me ponía a estudiar, a platicar con su familia y luego me dormía, me acostaba vamos a poner a las nueve de la noche y el profesor llegaba a las 10, nada mas llegaba a dormir, casi no lo veía, pero mi papá sí llevaba mucha amistad con él».

«En ese año desgraciadamente murió el maestro Trinidad, dejó todavía chicos a sus hijos, pero todos estudiaron, todos se graduaron, el único hijo que tenía hombre se llamó Rubén, también ya murió y fue maestro. Los demás fueron tres hijas. Los demás fueron tres hijas, se casaron y tuvieron jóvenes que estudiaron, ya perdí contacto con ellos».

«Entonces el compañero José Castillo Ita, de Chalco, consiguió alojarse en la Casa del Estudiante y en el segundo año, como éramos tres nomás que pasamos a Medicina, me dijo: ‘Oye Benjamín, vente a vivir conmigo, tengo un cuarto y nomás vivo solo’, entonces ya me llevó y compré mi cama. Para el segundo año de prepa. Para el segundo año de prepa me fui a vivir allá, de ahí hasta terminar la carrera».

«La Casa del Estudiante[5] está por la Calle de Correo Mayor, rumbo a Tepito, antes se llamaba Plaza del Carmen, ahora se llama Plaza del Estudiante en honor a la Casa del Estudiante, termina la Casa del Estudiante y comienza Tepito. La fundó don Porfirio Díaz, es un<a construcción bonita como todas las que hizo don Porfirio, la fui a visitar hace como tres meses y está abandonada, la delegación (Cuauhtémoc) no ha hecho nada, sigue siendo Casa del Estudiante, antes era nada más para hombres, y ahora que fuimos me acompañó el doctor Javier, entramos y ya hay mujeres y hombres, ahorita no es exclusivamente de hombres, pero el ambiente era muy agradable, muy bonito». ♦

Continuará

Pie de foto: El doctor Benjamín Roque al centro, posa con sus nietos durante un reconocimiento que se le hizo en el Teatro Miquiztli en 2011


[1] Pero no se aplicaba en Mixquic de manera regular, de ahí que se convirtiera en problema.

[2] Estudió en la Secundaria Diurna 9 Teutli.

[3] Francisco Chavira también fue uno de los primeros cronistas de Milpa Alta.

[4] Originario de San Andrés Mixquic. El profesor Trinidad formó parte de la plantilla de los primeros maestros de la Secundaria Teutli. Como director de la primera Escuela Primaria, gestionó la construcción de la actual escuela de Mixquic. Su muerte prematura no le permitió ver la conclusión de la obra. La Escuela Primaria Cristóbal Colón se inauguró en 1942.

[5] En el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: