Museo de El Carmen retoma su tradicional Altar de Dolores

Tras de dos años el jueves a mediodía regresa de manera presencial el altar en el recinto sanangelino de la Ciudad de México

Con la exposición El dolor de la Virgen el Museo de El Carmen volverá a instalar su tradicional Altar de Dolores, montada en el Anterrefectorio y el Refectorio, a partir del jueves siete de abril a las 12:00 horas, y la exhibición de 52 piezas, entre pinturas y esculturas de artistas novohispanos y actuales, cerámicas, ceriesculturas y fotografías de acervos como el de Fomento Cultural Banamex, AC, el Museo Vizcaínas, el Templo del Carmen, la Cerería de Jesús y el propio Museo de El Carmen.

Además de revisar los componentes estéticos y la tradición ligada al culto mariano, la muestra lleva a reflexionar sobre la pérdida y el duelo, emociones profundamente humanas.

La figura de la Virgen, devoción relevante para el catolicismo, carece de referencias en el Nuevo Testamento, por lo que en los inicios del cristianismo la madre de Jesús estuvo desposeída de los tres fundamentos del culto a los santos: el martirio, los milagros y las reliquias. El surgimiento de su leyenda se basó entonces en calcar la vida de su hijo en una auténtica «imitación de Jesucristo».

Pero la crucifixión de Cristo fue una oportunidad para que los artistas contribuyeran, en especial durante el arte de la Edad Media en Francia, a la representación de la Virgen Dolorosa como Piedad. Otro tipo iconográfico retomado fue la Virgen de las Siete Espadas o de los Dolores, así como la Virgen al pie de la cruz o Stabat Mater.

La tradición del altar en San Ángel

El Altar de Dolores en San Ángel tuvo su magnificencia en el siglo XIX. La iglesia abría desde temprano para permitir a los fieles montar un altar en conmemoración a los dolores de la Virgen, con elementos caseros que intentaban distraerla.

El Viernes Santo, a las siete de la noche, los pobladores de los barrios de San Ángel, Tizapán, Tetelpan, Contreras y San Bartolo, entre otros, se congregaban en el atrio del templo para realizar la Procesión del Silencio, mediante la cual se acompañaría a la Virgen en su pérdida.

Para las obreras y obreros de las fábricas La Alpina y La Hormiga en Tizapán, el Viernes de Dolores era una festividad muy importante, ya que la Dolorosa era la patrona de las mismas. Ese día, la entrada era a la hora estipulada, a las nueve de la mañana paraban todo para limpiar y adornar el altar que se ponía a la Virgen en cada departamento. Se decoraba con papel crepé amarillo, rosa, azul y blanco, y floreros con gladiolas o rosas.

Por su parte, los dueños y administradores de las fábricas permitían el acceso de las familias, contrataban a un sacerdote para que celebrara la misa en el altar y hacían un recorrido por los diferentes departamentos. Después, se hacía un convivio con platillos de vigilia, como tortas de romeritos, pescado, bacalao, sándwiches, limonadas, agua de chía y horchata, entre otras.

Pasadas las cinco de la tarde, la gente comenzaba a irse a los salones de baile pertenecientes a las factorías, y realizaban una competencia entre los sindicatos para ver quién había llevado la mejor banda.

La tradición de las aguas en San Ángel marcaba al menos ocho colores: el rojo significaba la sangre de Cristo; el verde, la esperanza de la resurrección; el naranja, el sol candente; el blanco, la pureza de María; el café, la amargura; el morado, la penitencia; el rosa, la aurora y la ascensión de Cristo, y el amarillo, la mañana.

Actividades

Este jueves, durante la apertura del Altar de Dolores, el Instituto Gastronómico Corbusé brindará aguas de los colores antes citados, aportando creatividad para dar un exquisito sabor a cada color.

Como parte de las actividades paralelas a esta tradición popular, el Museo de El Carmen efectuará una visita guiada por el Altar de Dolores, programada para el Domingo de Pascua, 17 de abril, a las 12:00 horas, a cargo de la investigadora del recinto museístico, Daniela Alcalá Almeida; cupo para 30 personas, previo registro en el correo: elcarmendifusion@gmail.com.

Ese mismo día y a la misma hora, también se realizará el taller «La primavera, el conejo y los huevos de Pascua», en el que niñas y niños buscarán este tipo de huevos en el jardín del museo. Cupo para 50 participantes, previo registro en el correo: elcarmeneduserv@yahoo.com.mx.

Asimismo, habrá talleres y conciertos que se difundirán en los perfiles del museo en Facebook, Twitter e Instagram.

El Altar de Dolores permanecerá hasta el domingo 24 de abril en el Museo de El Carmen, ubicado en Avenida Revolución 4 y 6, Colonia San Ángel, Alcaldía Álvaro Obregón. Acceso incluido con el costo del boleto de entrada al recinto museístico. ♦

_____

Fuente: INAH

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: