Por mi raza… no hablará «El Bronco»

Gobernadores presos no representan la calidad humana de los habitantes del Norte de México. Una tierra formada y fundada por migrantes a lo largo de su historia, escribe el doctor Adán Echeverría

Por Adán Echeverría

«El norte vence la adversidad, mientras el sur sureste tiene la bendición de la naturaleza, pero la desgracia de la flojera», dijo muy a su estilo Jaime «N» alias «El Bronco», quien fuera detenido y trasladado al penal de Apodaca. Pero no es el único gobernador del Norte de México, donde según estos personajes se encuentra lo mejor de la sociedad mexicana, los mejores líderes, los mejores comunicadores, mejores empresarios, mejores-mejores-mejores en todo. Bajo esa fantasía estos «líderes» del billete han logrado destacar por ser los mejores en la corrupción. Su necesidad de explotar a sus ciudadanos, entregarles beisbol, futbol, con inversiones poderosas, hacen que el circo para el esparcimiento de sus gobernados les impida la lucha por una sociedad en equilibrio. Sinaloa y Tamaulipas sobresalen por la violencia de sus grupos del Crimen Organizado, que funcionan y se celebran de la mano con sus gobernadores.

En los últimos años además de Jaime «N» alias «El Bronco» que gobernara Nuevo León de 2018 a 2021, ahora está en prisión. La ciudadanía piensa que tal vez se trate de una cuestión de horas, quizá se alargue hasta semanas, pero piensa (acostumbrada a que los poderosos en lo económico nunca pagan por sus actos de corrupción) que saldrá libre pronto. Sin embargo, no es el único gobernador del Norte de México, esa tierra de los Esfuerzos (en donde algunos ciudadanos «faltos de ácido fólico durante su gestación», han construido la tendencia en redes sociales denominada «Norexit», una ridícula copia del «Brexit», con que Inglaterra le dijo adiós a la Unión Europea, con la que pretenden validar los dichos de Jaime «N» alias «El Bronco» de que los habitantes del Norte de México son mejores que los habitantes del Sur-Sureste de México), que ha pisado la cárcel. Podemos contar por Nuevo León, además del ya citado Jaime «N», también fue encarcelado Rodrigo Medina de la Cruz (gobernador de 2009 a 2015) en un período breve durante el 2017.

Los estados vecinos como Tamaulipas tienen en la cárcel a los ex gobernadores Tomás Yarrington (gobernó el estado entre 1999-2005) arrestado en Italia en el 2017, sigue preso; Eugenio Hernández (gobernó la entidad entre 2005-2010) preso desde 2017. Mientras que Humberto Moreira, de Coahuila (que gobernara de 2005 a 2011), fue detenido en España en el 2016, puesto en libertad días después. Jorge Torres López (en 2011 ocupó el cargo de gobernador durante 10 meses), fue arrestado en Puerto Vallarta en el 2019 y condenado a tres años de prisión; ya se encuentra libre.

Más gobernadores del norte de México: Guillermo Padrés, ex góber de Sonora (2009-2015), en 2016 fue ingresado al Reclusorio Oriente; tras pagar una multa de cinco millones de dólares fue puesto en libertad en el 2019.

César Duarte, ex gobernador de Chihuahua (2010-2016) fue detenido en julio de 2020.

Este es un pequeño recuento de los gobernadores de los estados del Norte de México, con los que Jaime «N» se siente emparentado. ¿Cuál será el destino que enfrente Jaime? Es difícil saberlo, pero considerando que las leyes mexicanas están hechas por sus pares y compadres, lo más seguro es que terminen por dejarlo libre, ya sea luego de la Revocación de Mandato del 10 de abril, o quizá luego del proceso electoral que generará cambios políticos en varios estados del país. Atentos estaremos a las resoluciones. Lo cierto es que: estos personajes no representan la calidad humana de los habitantes del Norte de México. Una tierra formada y fundada por migrantes a lo largo de su historia, ciudadanos que llevan a México en el pecho, a todas las regiones de México. Lo cierto, lo único cierto, es que muchas ciudades del norte del país, no le piden nada a la Ciudad de México en avances tecnológicos, académicos, sociales, empresariales y de medios de comunicación. Y ese crecimiento, esperemos que se vea reflejado en todas las regiones del país.

Lo anterior sólo evidencia, que si estos estados y los 32 estados de nuestro país tuvieran una Clase Política que de verdad tuviera Clase, tendríamos menos corruptos, y una mejor sociedad a lo largo y ancho del país. ♦

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: