«Vientres de alquiler», una industria en expansión

Multimillonario negocio basado en la explotación reproductiva para la compra de bebés por contrato en la Ciudad de México

«Tenemos que recuperar el ocho de marzo para que las mujeres levanten sus demandas, no vamos a permitir que otros continúen montándose en esa fecha, no se trata de que seamos el centro de los medios de comunicación, de los discursos oficiales de los gobernantes, las mujeres somos más de la mitad de la población de este país y debíamos ser el centro del presupuesto de las políticas públicas todo el año, no sólo el Día Internacional de la Mujer, al que lo quieren convertir en otro día de la madre».

Lo anterior fue señalado por Teresa Columba Ulloa, quien denunció cómo a las mujeres hoy en día se les sigue tratando como medios de producción de una industria global y despiadada, a través de la «gestación subrogada» o «vientres de alquiler», multimillonario negocio basado en la explotación reproductiva para la compra de bebés por contrato, «donde se abusa de la necesidad de las más desprotegidas y en mayor grado de vulnerabilidad, bajo el discurso de que se quiere apoyar a quienes no pueden tener hijos y que sólo refuerza el discurso patriarcal».

Durante su participación en el Foro «Mujer, revolución y transformación», que en conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora fue organizado por la Comisión de Mujeres del Frente Popular Francisco Villa en el Centro Cultural Zapotitlán, la pedagoga –con una maestría en educación– y abogada, dijo que el negocio de la gestación de bebés que serán entregados a otras personas que pagaron por tenerlo, se lleva a cabo a través de un grupo organizado que cuenta con reclutadoras, clínicas o agencias de reproducción asistida, médicos, hospitales, abogados, psicólogas y notarios, los cuales «se vuelven millonarios a través de este negocio».

«Se trata de un negocio multimillonario que se sigue extendiendo en nuestro país», por lo que «se convertirá en el paraíso del turismo para la explotación reproductiva», aseguró la también directora de la Coalición Regional contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe (CATWLAC por sus siglas en inglés).

Tras de mencionar que Kiev –hasta antes de la invasión de Rusia– se había convertido en el útero de Europa, debido a que parea los europeos era más barato ir a esa ciudad de Ucrania que desplazarse a Los Angeles, debido a que en California y Nueva York son los únicos estados donde está legalizada esta práctica en Estados Unidos, comentó que en México también se realiza.

Aseguró que en la Ciudad de México se puede realizar un contrato para reproducción en una clínica muy cercana a la llamada casa blanca de Enrique Peña Nieto, así como en otra más por rumbo del Yaqui, en la alcaldía Cuajimalpa. Por cada bebé cobran un millón de pesos, refirió.

En su exposición dijo que los anuncios para reclutar mujeres en estado de necesidad se pueden ver incluso en redes sociales, a través de los cuales se lanza el mensaje de que urgen chicas gestantes que sólo vivan en Ciudad de México y estado de México. «Ofrecen remuneración económica de 250 mil a 300 mil por embarazo; no dan el dinero todo junto, se lo van distribuyendo en entregas y al final, aunque se oiga mucho dinero, no resuelve de fondo el problema estructural cuando la mujer tiene apuros económicos».

A decir de la maestra Ulloa Ziáurriz se firma un contrato ante notario público, con lo que se le dan todas las ventajas a la agencia y a los «padres de intención». «Ellas lo único que consignan en ese contrato es que tienen que renunciar al derecho a filiación del niño que van a llevar nueve meses en su vientre».

Los anuncios para «sólo chicas realmente interesadas y comprometidas» de 20 a 35 años de edad, sin sobre peso y haber tenido hijos previamente, ofrecen pagos puntuales, seguro de gastos médicos, seguro de vida y parto normal o cesárea. Pero también especifican como requisitos estar en unión libre o ser soltera, además de presentar hoja de inexistencia de matrimonio. «¿Por qué hacen tanto hincapié en esto? –preguntó la maestra Teresa Columba–, para que el padre, si estuviera casada, no pueda reclamar el derecho de filiación del niño».

Por lo anterior, puntualizó que «una maternidad feminista es una maternidad desobediente, insumisa, que rompe con los arquetipos que nos han impuesto a lo largo de la historia; que rompe con la maternidad patriarcal que ha encerrado a las madres en el hogar y que ha infravalorado el trabajo de los cuidados». Pero también, «aquella que rompe con la concepción neoliberal actual de la maternidad en la que la crianza y el cuidado quedan supeditados al mercado».

Agrupaciones feministas contra vientres de alquiler

En el contexto del Día Internacional de la Mujer se dio a conocer el Pronunciamiento Feminista respecto a la industria de la explotación reproductiva en México, un documento respaldado por alrededor de 200 agrupaciones y colectivas feministas, activistas, académicas y víctimas de explotación reproductiva, en el que nos pronunciamos contra esta práctica conocida también como “gestación subrogada” o vientres de alquiler, que se ha disfrazado como ejercicio de derechos y supuesta autonomía.

Se hace un llamado a legisladoras y legisladores, periodistas, y sociedad en general, a hacer frente a las iniciativas de Ley que se han pronunciado a favor de las agencias intermediarias que lucran con las mujeres, niñas y niños nacidos por esta práctica, en medio de un contexto de precariedad y desigualdad.

El Manifiesto Latinoamericano contra la Explotación Reproductiva señala, entre otros puntos, que:

•          La «gestación subrogada», «gestación por sustitución», «úteros subrogados», «maternidad subrogada» o «vientres de alquiler» es la práctica en la cual se pone a disposición de terceras personas el uso y explotación de mujeres para gestar a niñas y niños que serán entregados a personas que los han encargado, previo a una remuneración, en la mayoría de los casos que suceden en México.

•          Algunas mujeres son sometidas a múltiples presiones, ya sean económicas, sexistas, relaciones de dominación familiares o geopolíticas, por mencionar algunas, para firmar un contrato que pone en riesgo su salud y su vida. ♦

Alejandro López Villanueva, dirigente del Frente Popular Francisco Villa, entregó un diploma de reconocimiento a su participación a la maestra Teresa Columba Ulloa

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: