Alcaldes masacran por ignorancia ajolotes en Xochimilco

Los aventaron a los contaminados canales

Una masacre de ajolotes, especie en peligro de extinción, perpetraron seis alcaldes de Morena en la Ciudad de México al protagonizar un acto político con pretensiones de acción para preservar dicha especie y al cual denominaron «Ajolotón», tras de subirse a una trajinera para que les fueran tomadas fotografías por sus empleados al momento en que los aventaban a las aguas de los contaminados canales de la zona chinampera de Xochimilco.

El 16 de febrero los alcaldes liberaron a 200 ajolotes, por lo que especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México cuestionaron que esto se haya llevado a cabo en un cuerpo de agua altamente contaminado, además de infestado de carpas y tilapias, ambos depredadores del anfibio.

La liberación de los ajolotes se llevó a cabo en una ceremonia exclusiva para medios de difusión, con fines evidentemente propagandísticos, por lo que no se contó con la presencia de ningún especialista en la conservación de este animal, por lo que en una ceremonia que montaron los políticos éstos manipularon con las manos a los anfibios y los soltaron en el pasto antes de aventarlos al agua en una de las zonas más contaminadas de los canales de Xochimilco.

Este tipo de manipulación podría resultar en serias enfermedades para estos anfibios, aseguró la bióloga Diana Vázquez, integrante del Laboratorio de Restauración Ecológica del Instituto de Biología de la UNAM, al medio Xataka México.

Dijo que no se le realizaron los estudios adecuados al canal en el que fueron liberados los ajolotes, ya que no hay registro de turbulencia, PH, calidad del agua, contaminantes y muchas otras condiciones necesarias que había que estudiar para aumentar la expectativa de vida del animal.

Por su parte, el investigador y veterinario de la UNAM, Horacio Mena –del equipo del prestigiado biólogo Luis Zambrano–, quien lleva 14 años estudiando a los ajolotes, calculó que no debieron sobrevivir más de tres horas. «¿Cuánto tiempo pueden ellos estar ahí fuera? ¿Cuánto tiempo podemos nosotros estar con la cabeza sumergida? No hay que llevar a ninguna especie al límite», explicó quien también es uno de los autores de la guía internacional de manejo de esta especie.

«A un anfibio jamás lo debes agarrar. Son muy sensibles y puedes pegarles bacterias que no hay en el agua», insistió Mena en declaraciones al diario El País.

«Los biólogos protestan porque ninguno de los políticos tuvo el sentido común de parar aquello. Es deplorable. Demuestra la falta de conocimiento de la biología, de los animales y de la ecología del lugar. Hay cosas muy básicas que fueron pasadas por alto», dijo enojada al teléfono Cristina Ayala, doctora en Ciencias de la Sustentabilidad.

«Después del manoseo de campaña llegó la traca final: el aventón. Soltar a estas decenas de ajolotes en las aguas sucias del embarcadero fue como soltarlos a los leones. Unos animales criados en cautiverio lanzados sin tiempo de readaptación ni protocolos a una muerte segura. Los expertos coinciden: fue un caso de maltrato animal. ¿Y cuál era el objetivo?», cuestiona El País.

La liberación de ajolotes en los canales de Xochimilco o en otros cuerpos de agua no es una opción sana para el animal ni para el ecosistema y no se recomienda, de acuerdo con el Manual básico para el cuidado en cautiverio del ajolote de Xochimilco, elaborado por el Laboratorio de Restauración ecológica del Instituto de Biología de la UNAM.

El investigador de dicho Instituto, Luis Zambrano, dice que una de las opciones para salvar al ajolote, y que es compleja pero de largo plazo, es rescatar su hábitat: los canales de Xochimilco y Tláhuac. No sólo arrojarlos.

«No sirve tener a 10 millones de personas en un solo lugar que está completamente destruido, es como mandar a mucha gente a Chernóbil porque está despoblado, no va a sobrevivir la gente», dice al explicar que lo mismo pasa con los ajolotes.

El dios Xolotl, hermano de Quetzalcóatl

«El ajolote, emblema nacional, ya fascinaba hace más de 500 años a los pueblos originarios, que consideraban que el dios Xólotl, hermano de Quetzalcóatl, se había escondido en ese cuerpo de ojos separados y corona de corales. Es un anfibio delicadísimo y apasionante, capaz de regenerarse, que funciona como un sensor ambiental, suele descansar durante el día y ondularse bajo el agua al caer el sol, que tiene unos dedos casi humanos sobre los que puede caminar, y, además, casi parece que sonríe. Es el rey amable de Xochimilco», destacó El País en su sección dedicada a México y Latinoamérica.

Refiere también que en 1998 la investigadora Virgina Grague, pionera en el estudio de estos seres únicos, completó el primer censo en el humedal: había unos 6,000 ajolotes por kilómetro cuadrado. El mismo censo y con el mismo método, en 2014 reveló que en cada kilómetro cuadrado ya solamente había 37.

«Su ecosistema se había llenado de aguas negras y residuales, del diésel de las barcas a motor y del ruido de las borracheras de tequila sobre las trajineras. Las carpas y los tilapios —unas especies invasoras que fueron introducidas en Xochimilco en los años 80 por otros políticos también muy concienciados— se habían multiplicado hasta ocuparlo todo y se comían su comida y sus huevos. Para salvar la especie, los conservacionistas empezaron a reproducirlos en cautiverio. Así sobreviven cientos ahora, cuidados con mimo en peceras, donde reciben alimentos y se les modera la luz y la temperatura, para que lo artificial parezca naturaleza, cuando ésta ha sido destrozada», señaló El País.

Los alcaldes que participaron en el irracional acto fueron las de Iztapalapa (Clara Brugada), Milpa Alta (Judith Vanegas), Tláhuac (Berenice Hernández), Gustavo A. Madero (Francisco Chíguil) e Iztacalco (Armando Quintero), además del anfitrión, José Carlos Acosta (Xochimilco), quien convocó a la prensa para la masiva «liberación».

Clara Brugada todavía hizo más patético el show político al proponer que el ajolote fuera declarado como «símbolo del movimiento de la 4T en la Ciudad de México por su capacidad de ‘regeneración’». ♦

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: