Acervo cultural de Agustín Legorreta y su obra en Tecómitl

El profesor Quintil Villanueva conoció al prominente banquero

Por Manuel Garcés Jiménez

Sin duda alguna nuestro país es un crisol de cultura proveniente del pasado, desde el preclásico hasta la conformación del México contemporáneo, conformándose a través de los años una gama de valioso acervo artístico y de cultura tangible e intangible, en parte en manos de Citibanamex.

Lo anterior se desprende cuando se dio a conocer que Citigrup pone a la venta el Banco Nacional de México (Banamex), que durante dos décadas esa institución ha sido parte del capitalismo estadounidense, duplicando durante ese tiempo una cantidad considerable de piezas de valioso acervo artístico y cultural mexicano.

Es una enorme valía que tienen para los mexicanos como son las 600 pinturas, dibujos, acuarelas y esculturas que conforman la parte importante de la colección de arte de Citibanamex.

Tenemos tesoros de los grandes maestros de la plástica: José María Velazco, Frida Kahlo, Ángel Zárraga, Diego Rivera, Gerardo Murillo (Dr. Atl), José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros, José María Izquierdo, Remedios Varo, Clausell y Manuel Felguérez, artistas de cuyas obras están declaradas  patrimonio artístico por el gobierno federal, lo cual, por ley, impide que éstas salgan del país sin autorización de las autoridades del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, mucho menos que sean comercializadas en el extranjero.

Respecto a los inmuebles virreinales en poder de Banamex para un uso cultural, social y educativo, destacan el Palacio de Iturbide en el Centro Histórico, inmueble memorable que encierra una cauda de historia novohispana por su trascendencia arquitectónica del barroco, es una de tantas construcciones emblemáticas construidas durante la colonia española, singular inmueble donde se reúnen los aires de finales del siglo XVIII construido entre 1779 y 1783 por el arquitecto novohispano Francisco Guerrero y Torres, para residencia de la familia de los condes de Moncada y de los Marqués del Jaral de Berrio. Muchos años después habitado por Agustín de Iturbide después de ser coronado como emperador de México en el año de 1822.

Esta joya arquitectónica la adquirió en 1964 el Banco Nacional de México con una primera restauración estructural de los interiores y la fachada, concluyéndose en 1972 para transformarse en el Centro operativo de fomento Cultural Banamex.

El patrimonio cultural del Grupo Citibanamex incluye además otros inmuebles históricos como el Palacio de Iturbide, la Casa del Mayorazgo de la Canal, en San Miguel de Allende, Guanajuato; el Palacio del Conde del Valle de Súchil, en Durango, y la Casa Montejo, de Mérida, Yucatán,  los cuales forman parte del conjunto que ha sido puesto a la venta como parte de la desincorporación de Banamex de la firma Citi.

De acuerdo con datos expedidos por las autoridades del Instituto de Antropología e Historia (INAH) y Bellas Artes, hace pocos años adquirieron 52 obras significativas para la historia pictórica de México de los siglos XVIII al XXI; algunas piezas fueron repatriadas quienes ahora son exhibidas en varios recintos de nuestro país.

Estas obras, entre otras, poseen un enorme un valor histórico y que han salido del territorio nacional en calidad de préstamo para exposiciones internacionales en el Museo Louvre, de París, Francia; el Del Prado en Madrid, España; el Met, de Nueva York, y el Museo de Arte del condado de los Ángeles, en Estados Unidos.

Es el acervo cultural que comenzó a conformar don Agustín Legorreta y López Guerrero (1912-1972), entonces dueño del Banco Mexicano. Otra organización que se sumó en aquellos años a los reclamos del Frente Pro Defensa del Acervo Cultural de Banamex fue la Sociedad Defensora del Tesoro Artístico de México, fundada en los años 50 por Felipe García Beraza, José Vera, Gustavo Velasco, Dolores del Río y el propio Agustín Legorreta López, dirigido por el arquitecto Carranco Muñoz.

Asimismo, en dicho espacio se resguarda la memoria histórica del banco y del ámbito financiero de México (1884 a 1960), manuscritos de haciendas y propiedades de los Marques de Jaral de Berrio, así como 80 mil fotografías y transparencias, además de una colección numismática desde el Imperio de Agustín de Iturbide a los primeros billetes de 1822.

A decir de Ángeles González Gamio, hace dos décadas (aproximadamente) se presentó la exposición: «Grandes Maestros del Arte Popular Mexicano», auspiciada por Citibanamex a través de Fomento Cultural Banamex, conformado por 150 artífices del Programa de Apoyo al Arte Popular, con la creación de verdaderas obras maestras y acrecentándose cada vez más hasta conformar más de cinco mil piezas de arte popular creadas por 800 grandes artistas de todo el país. Hay trabajos artesanales originarios o descendientes de comunidades como las mazahua, otomí, nahua, rarámuri, huichol, mayo, tzotzil, maya, mixteca y zapoteca, entre otras etnias que existen en nuestro país.

Cabe señalar que Fomento Cultural Banamex, A.C. ha publicado diversas obras textuales de historia y de cultura en pasta de lujo, buen papel, nítidas fotografías con información histórica y cultural e interesante como el libro El universo de la cocina mexicana, de María Stoopen, publicado en 1988, entre otras publicaciones.

¿Qué pasará con la venta de Citibanamex y el valioso patrimonio cultural que posee la institución considerada la más grande que existe en México, con sus archivos documentales, artesanías e inmuebles barrocos? 

La huella perenne de don Agustín Legorreta en San Antonio Tecómitl

Profesor Quintil Villanueva Ramos

Es el año de 1949, fecha trascendental para los habitantes del poblado de Tecómitl, Milpa Alta, cuando son adquiridos los terrenos para la construcción de una escuela primaria, mucho más grande de la que ya se tenía, la Escuela Primaria República de Venezuela. Comentan los abuelos que estando como subdelegado (hoy conocido como coordinador de Enlace Territorial) el señor Andrés Jurado Meza, y la Junta de Mejoras, participaron  activamente al lado del profesor Quintil Villanueva Ramos, motor motivante de los vecinos del pueblo para poder reunir el dinero suficiente para la adquisición de los citados terrenos donde hoy permanece la escuela «Agustín Legorreta».

Narran las crónicas de aquellos años que el profesor Quintil Villanueva conoce al prominente banquero Agustín Legorreta López, cuya actividad estuvo aunada al mundo de las finanzas y ligado a su espíritu altruista con acciones benefactoras que lo motivaron en apoyar a la niñez, como fue la construcción de la Escuela Primaria con el apoyo que él presidía como director del Banco Nacional de México.

Por mayoría de los directivos del Banco Nacional de México, éstos aceptaron colaborar en la construcción de la escuela, por lo que contrataron a la empresa constructora a cargo del arquitecto Guillermo Zárraga para el levantamiento del inmueble de una sola planta, bajo la dirección del ingeniero José Álvarez Icaza, prominente personaje de la naciente izquierda de nuestro país.

Después de cumplir con todos los trámites del Banco, fue colocada la primera piedra el 21 de marzo de 1951, y el 24 de junio del siguiente año se culminó la hermosa construcción a base de piedras artísticamente bien labras cubriendo desde las paredes, piso y corredor, es por ello que a la actualidad se le conoce al plantel como «Escuela de piedra».

Durante la ceremonia inaugural estuvieron presentes: el licenciado Manuel Gual Vidal, secretario de Educación Pública; el ingeniero José Álvarez Icaza y el arquitecto Guillermo Zárraga, autores del proyecto, y don Agustín Legorreta López, director del Banco Nacional de México, así como autoridades delegacionales y locales. En el acto inaugural estuvieron los habitantes del pueblo, quienes airosos de júbilo lanzaron vivas a todos los asistentes por una tener una escuela más para sus hijos. 

Los habitantes de San Antonio Tecómitl aún se sienten agradecidos de tan noble labor del pionero de las finanzas, del acervo cultura de Banamex y la educación con la citada escuela, aún en funciones con el nombre de «Agustín Legorreta», que se encuentra entre las calles de Francisco del Olmo y Cuauhtémoc, a un costado, a lado derecho de la Secundaria 9, Teutli. ♦

_____

  • Presidente del Consejo de la Crónica de Milpa Alta.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: