Pobladores del cielo azul de Chupícuaro, en Yucatán

La cultura de Chupícuaro surgió en el Valle de Acámbaro, al sureste del estado de Guanajuato, desarrollándose del 600 a.C. al 250 d.C.

Mérida, Yucatán.– A partir de hoy y hasta el mes de abril, el Museo Regional de Yucatán «Palacio Cantón» presenta la exhibición Chupícuaro. Los pobladores del cielo azul, que reúne más de 120 piezas arqueológicas que muestra la importancia e influencia de esa cultura del occidente de México, así como aspectos de la vida cotidiana y creencias de sus habitantes.

Considerada como una de las primeras sociedades agrícolas del Centro-Norte de México, la cultura de Chupícuaro surgió en el Valle de Acámbaro, al sureste del estado de Guanajuato, entre los poblados de Acámbaro y Tarandacuao, desarrollándose del 600 a.C. al 250 d.C. Se extendió a otras regiones del país, como los estados de Michoacán, Jalisco y Querétaro, donde también se ha encontrado cerámica de este estilo, la cual es de amplio repertorio y riqueza, debido a los colores brillantes, la variedad de sus formas y su iconografía.

La exposición se ordena en cuatro grandes temáticas: la arqueología de Chupícuaro, el origen de la cultura, el esplendor de Chupícuaro y el legado. Cuenta con un espacio introductorio donde se explica qué es la arqueología, muestra en orden cronológico las intervenciones y trabajos arqueológicos que se han suscitado en el Valle de Acámbaro, además se observa un levantamiento arqueológico.

En seguida se explica cómo la ubicación principal del asentamiento fue clave para el desarrollo de la población, debido a que las condiciones climáticas, la flora y fauna de los alrededores permitieron que los habitantes realizaran excelentes prácticas agrícolas, de pesca, caza y de alfarería; aprovechaban al máximo la riqueza de su entorno, pues de él conseguían los materiales para subsistir, como la obsidiana, con la cual trabajaban puntas de lanza o cuchillos; del cerro extraían leña y madera; la arcilla les servía para fabricar numerosas y diversas vasijas, pero también pesas para sus redes de pesca.

A lo largo de la exposición, el visitante puede observar numerosas vasijas, ollas, figurillas con las peculiares características de la cultura: uso del color negro y rojo sobre el fondo de color bayo y decoración geométrica como elemento de su cosmovisión.

Tema especial resultan las casas que construían y las prácticas funerarias que realizaban, principalmente en los entierros infantiles, como se ha podido apreciar en las múltiples sepulturas encontradas hasta ahora, las cuales reflejan que la población tenía gran índice de mortalidad en los primeros meses de vida.

Finalmente, la exhibición aborda el abandono de los asentamientos y la ocupación de los sitios por los grupos denominados Mixtlán, entre el año 1 y 250 d.C. registrándose un significativo cambio en la sociedad, alfarería, arqueología e inclusive en las características propias de sus viviendas.

La exposición es organizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, organismo que da a conocer el nuevo horario del Museo Regional de Yucatán «Palacio Cantón»: martes a sábado, de 8 a 17 horas, con último acceso a las 16:30 horas, con las prevenciones del caso debido a la pandemia. ♦

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: