Arroyo Seco, lugar de expresiones gráfico-rupestres

Julio 15, 2021.- Concentra cosmovisión de antiguos moradores en el semidesierto de Guanajuato

Victoria, Gto.- En marzo de 2018, Guanajuato estrenó de manera parcial Arroyo Seco, su quinta zona arqueológica, y este miércoles 14 de julio, con la apertura del llamado Complejo B, los visitantes una visión completa del que es considerado el sitio con manifestaciones gráfico-rupestres más significativo del nororiente de la entidad, y un panorama del antiguo arte pictórico que tiene cobijo en las formaciones rocosas de la región.

La importancia de este lugar no es un misterio para los pobladores de Victoria y sus alrededores, porque nombran a estos promontorios como La Zorra y La Tortuga. En el primero se distribuyen 26 conjuntos pictóricos y tres elementos aislados, mientras que en el segundo hay 16 conjuntos pictóricos y cinco elementos aislados.

Zona Arqueológica de Arroyo Seco. Fotografías Mauricio Marat

Arroyo Seco se consolida como una de las concentraciones de arte rupestre más importantes de México, es uno de los tres sitios en su tipo en el país, donde se pueden apreciar expresiones de la cosmovisión de los antiguos moradores de estas tierras, quienes se asentaron en toda esta región del semidesierto de Guanajuato y Querétaro, al menos, desde hace 7,000 años.

Gracias al Proyecto Arte Rupestre en la Cuenca del Río Victoria, ha sido posible la rehabilitación de Arroyo Seco y se han contabilizado 54 sitios de arte rupestre más en el valle intermontano de este municipio, además de los registrados por otros investigadores en Santa Catarina, Xichú y Atarjea.

Gracias al trabajo de un equipo multidisciplinario se ha podido precisar que los cientos de motivos pictóricos distribuidos en los abrigos rocosos de Arroyo Seco son producto de tres grandes épocas de uso. Primero, la prehispánica, que comenzó con la impronta de grupos de cazadores-recolectores alrededor del 1100 d.C., seguido de la etapa colonial y el restante siglo XIX.

Aunque en un mismo panel pueden estar superpuestas pinturas de estas tres etapas, la prehispánica se caracteriza por la profusión de figuras antropomorfas, zoomorfas y fitomorfas, además de motivos geométricos, que entran dentro de la llamada Tradición Pintada México Semiárido, la cual está vinculada a los grupos conocidos de forma general como chichimecas.

A decir de la arqueóloga Luz María Flores, del Centro INAH Querétaro, grupos otomíes arribaron a la zona en el periodo virreinal y reutilizaron estos espacios para plasmar elementos de su ritualidad, ya imbricados con símbolos de la religión católica como altares y cruces. Asimismo, en los afloramientos rocosos se observan diversas fechas que hacen referencia a sucesos acaecidos en la región durante el siglo XIX.

La apertura oficial de las obras que duplican el recorrido de la zona arqueológica fue encabezada por el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández, junto con el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo. ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: