Zona arqueológica de Cuahilama en peligro

Marzo 16, 2021.- Fraccionadores son alentados por ex delegados de Xochimilco, denuncia Consejo Cultural de Pueblos Xochimilcas

La zona arqueológica de Cuahilama en la Alcaldía Xochimilco ha sido tomada por la mafia de fraccionadores, los cuales han aprovechado la indefinición legal de la misma para comenzar a construir viviendas sin que la administración del alcalde Juan Carlos Acosta intervenga para frenar la destrucción de la zona.

La llamada de alerta fue hecha por el doctor en Estudios Arqueológicos, Juan Rafael Zimbrón Romero, colaborador de la revista Nosotros, a nombre del Consejo Cultural de Pueblos Xochimilcas, quien lanzó la advertencia acerca del grave peligro en que se encuentra Cuahilama, una de las más importantes zonas arqueológicas de la Ciudad de México y que abarca tres pueblos de Xochimilco, como son Santa Cruz Acalpixca, San Gregorio Atlapulco y San Bartolomé Xicomulco.

En lo que constituye un sitio arqueológico donde floreció precisamente la civilización xochimilca, cuya fundación tuvo lugar alrededor del año 919, al lugar le «aparecieron» varios dueños que basados en contratos de compra venta reclamaron sus derechos desde 2007, durante la gestión de Uriel González Monzón como jefe delegacional, quien por cierto se caracterizó por dar manga ancha a los propietarios de antros y demás giros negros para la venta de alcohol y drogas.

Con el actual jefe delegacional, Juan Carlos Acosta, el asunto de la presunta multipropiedad de la zona arqueológica de Cuahilama y la expropiación del sitio ha llevado lo que va de su gestión, pero por lo visto la alcaldía tampoco ha podido hacer nada tras de que los fraccionadores han lotificado el predio y construido vivienda.

A decir del doctor Zimbrón Romero, el sitio arqueológico de Cuahilama, donde hay petroglifos de origen mexica, está siendo invadido por oportunistas que al parecer son asesorados por antiguos delegados perredistas.

Lo cierto es que la zona arqueológica de Cuahilama, en Santa Cruz Acalpixcan, ha permanecido en el olvido y ni el Instituto Nacional de Antropología e Historia –organismo que incluso aseguró en junio de 2016 que había conformado un plan arqueológico integral e interdisciplinario para la zona–, ni el gobierno de la Ciudad han hecho algo por regularizar su situación jurídica. A pesar de haber sido declarada zona arqueológica por el INAH Cuahilama —nombre náhuatl significa «bosque de la anciana»— ha sido presa de la mafia de fraccionadores y está a punto de ser devorada por el crecimiento de la mancha urbana. ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: