Cempoala, escenario de hechos decisivos de la Conquista

Febrero 9, 2021.- Fue punto estratégico de Hernán Cortés para residir con su gente, durante cinco o seis años, antes de trasladarse a La Antigua

Cempoala, en Veracruz, fue el primer pueblo que llevó a cabo una alianza con los españoles y facilitó su avance hacia Tenochtitlan, fue escenario de importantes acontecimientos del proceso de Conquista y es particularmente relevante en 2021, «Año de la Independencia y la Grandeza de México», cuando se conmemoran cinco siglos del sojuzgamiento del territorio dominado por el imperio mexica, el Cemanáhuac.

Localizado 30 kilómetros al noroeste del puerto de Veracruz y a las márgenes del río Actopan, Cempoala fue un importante centro cuyo poblamiento dio inicio hacia el año 900 a.C., cuando los grupos de origen totonaco, presionados por el avance del imperio tolteca, salieron de las laderas de la Sierra Madre Occidental buscando tierras fértiles e independientes de Tula.

A decir de Jaime Cortés Hernández, investigador del Centro INAH Veracruz, fue durante el periodo Posclásico Tardío (1450-1521 d.C.) sometida por los mexicas, se conformó como cabecera de 50 pueblos totonacas, chinantecas y zapotecas, de manera que, en ella, se reunían los tributos de la costa de las tierras montañesas del sur. En 1519, Hernán Cortés logró la alianza con el «Cacique Gordo», Chicomácatl, para incursionar contra Tenochtitlan.

Cempoala fue el centro político de una provincia que llegó a tener aproximadamente 30 mil habitantes, colindante al norte con Quiahuiztlan, al noroeste con Tizapantzingo, Otopa y Xalapa, al oeste con Xicochimalco, y al sur con la provincia de Cotaxtla, sirviéndoles de límite el río La Antigua. El sitio se extiende en un radio de cinco kilómetros, a partir de su centro rector.

La urbe contaba con una compleja infraestructura hidráulica: un sistema de murallas que la protegían de las constantes inundaciones y una red que canalizaba las aguas del río Actopan o Chachalacas hacia la ciudad; las residuales se conducían mediante ductos a las áreas de cultivo.

Sus principales construcciones son: la Gran Pirámide o Templo del Sol; los templos Mayor, de Quetzalcóatl y de Ehécatl, de las Chimeneas y El Pimiento, estructura de tres cuerpos decorados con cráneos de piedra. Otra estructura importante es Las Caritas, que tiene una decoración de cráneos de estuco; y en una de sus plazas había tres anillos de piedra escalonados que servían a los sacerdotes para medir el tiempo, el ciclo de las cosechas y de los eclipses.

El investigador destaca la batalla librada en 1520 al interior del Sistema Amurallado lV, que circunda 75,000 metros cuadrados del centro rector-administrativo. Los actores del suceso fueron Cortés y Pánfilo de Narváez, quien, enviado por el gobernador de Cuba, Diego de Velázquez, debía hacer capitular al conquistador. Pero no solamente fracasó en su empresa sino que fue aprisionado por el extremeño. Este hecho redundó en el deterioro y abandono de la urbe, lo que se aceleró con la organización de ingenios azucareros en la región, hacia 1529.

Diversos estudios ponen en duda la capacidad de Cempoala, en términos de población y de guerreros, para apoyar a los españoles en su lucha contra los mexicas, considerando que lo asentado en las fuentes es una exageración de Cortés para de justificar su desobediencia a Diego de Velázquez, con el pretexto de buscar almas para su religión y leales vasallos para su rey.

No obstante, su participación en la Conquista fue clave por la información que dio a los extranjeros acerca de la situación política de ese momento, acercándoles a sus principales aliados, los tlaxcaltecas, ampliando su poderío para acometer la capital del imperio mexica. Cempoala, concluyó el arqueólogo, «fue punto estratégico de Hernán Cortés para residir con su gente, durante cinco o seis años, antes de trasladarse a La Antigua; como sitio de avanzada hacia el Altiplano y para planear la construcción de la fortaleza de la Villa Rica. Fue una alianza de la que ambas partes buscaron provecho: por un lado, los grupos locales para escindirse del yugo mexica; y por el otro, Cortés para deslindarse del poder antillano encarnado en Diego de Velázquez, y tener contacto directo con la Corona española». ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: