Esteban Chavarría, tenaz impulsor del cambio en Tláhuac

Enero 25, 2021.- Y con gran vocación por las humanidades

Por Sergio Rojas

El ingeniero Esteban Chavarría, zapoteco por gentilicio de acuerdo con lo que él mismo afirmaba, y colaborador de la revista Nosotros, murió ayer a la edad de 79 años.

José Esteban Chavarría Salas nació en el pueblo de Santiago Zapotitlán el 26 de diciembre de 1941. Ingeniero civil por la Facultad de Ingeniería de la UNAM, fue presidente en dos ocasiones de la Honorable Junta de Vecinos de Tláhuac, del Consejo Consultivo de la Ciudad de México, la primera de 1983 a 1986, y la segunda de 1992 a 1995. También fue diputado federal en la LVI Legislatura.

Quien fue colaborador de la revista Nosotros desde 2005, donde publicó artículos relacionados con la vida política de su comunidad y del país, fue un estudioso de la historia de su pueblo, Santiago Zapotitlán, en la Alcaldía Tláhuac.

Con gran vocación por las humanidades y, en especial, por todo lo concerniente a la historia de su población natal, es autor del libro Cuautzapotitlan. Entre los árboles de zapote, publicado en 2014 por la Fundación Alejandro Durán Raña, en el que se remonta 575 años para relatar algo que «la historia de México pocas veces menciona y cuando lo hace es de una manera imprecisa, vaga o incorrecta», como apunta en la introducción.

Durante 50 años Esteban Chavarría indagó en diversas fuentes para encontrar el origen de Zapotitlán, del significado de su nombre, de su gente, de sus construcciones, de sus fiestas, leyendas, costumbres, lenguajes, dichos, refranes y comidas.

Leer también: Cuautzapotitlan, primer libro publicado por la Fundación Alejandro Durán

Entusiasta promotor de las tradiciones culturales, quien también fue fundador y asesor del Grupo Social Tláhuac, aseguró el 29 de junio de 2019 que la revolución cultural que la Ciudad de México necesita «va a comenzar en Tláhuac –en el seno de dicha organización ciudadana–, y la vamos a iniciar porque si queremos resolver el problema educativo debemos empezar por nuestra casa, que es Tláhuac, así que vamos a empezarla acá con la fuerza de todos», aseguró.

Dijo entonces que Tlaltenco, donde se encuentra el grupo carnavalero más significativo de la región, debe bailar en las calles porque el pueblo no cuenta con una plaza, y «un pueblo que no tiene plaza no responde al histórico desarrollo de la cultura náhuatl».

También manifestó en reiteradas ocasiones que la feria de San Pedro Tláhuac debía ser cambiada de lugar, porque ya era «un hervidero de orines y alcohol, y pura tomadera», y solía poner como ejemplo a la población de Chalco donde tenían «sus encierros, pero aquí hacen lo que se les antoja», cuestionaba.

Esteban Chavarría, su participación en el programa Entre Nosotros, del canal televisivo Oriente TV

En septiembre de 2017, cuando el empresario Alejandro Durán le entregó a nombre del Grupo Social Tláhuac un reconocimiento al ingeniero Chavarría Salas por su trayectoria, éste señaló lo satisfactorio que resulta «tener siempre presente a quienes en las comunidades han gestionado la introducción de servicios, como las primeras redes de agua y drenaje, así como la pavimentación de calles o la construcción de escuelas».

Fue cuando Esteban recordó que en la demarcación «estamos sin corrientes ideológicas y los colores falsos que los partidos han querido que arropemos. Estamos los que queremos a Tláhuac».

A los ahí reunidos pidió que ayudaran a sacar a Tláhuac del bache en que ha caído, «y que no quisiera llamarle socavón», ironizó, «porque es urgente que encontremos soluciones, nos lo exige la gente, nuestros hermanos».

Refirió que las delegaciones del sur como Tláhuac y Milpa Alta ya no pueden permanecer rezagadas en un mundo globalizado, porque hace falta mayor educación y empleos, porque aunque el presidente de la República diga que en su gestión han sido creados dos millones de fuentes de trabajo, hacen falta veinte.

Amigo incondicional, de recio carácter y que con tozudez siempre tuvo la mira puesta en el progreso de Tláhuac, partió de esta vida quizá cuando más falta le iba a hacer su determinación y consejos a quienes realmente quieren que la situación en la demarcación cambie para bien de todos sus pobladores y no solamente de unos cuantos. Quienes integramos la revista Nosotros lamentamos profundamente su partida y expresamos nuestras más sentidas condolencias a su familia. ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: