Cultura olmeca llega a París a través de una muestra

Noviembre 7, 2020.- La civilización más antigua de América desapareció como grupo humano hace más de dos mil años

Por Manuel Garcés Jiménez*

Desde el pasado nueve de octubre en el Museo del Quai Branly-Jacques Chirac de París, Francia, se presenta la exposición mexicana sobre la historia y cultura de los olmecas, enigmática cultura denominada como nuestra Cultura Madre, además de otras establecidas en el Golfo de México expuestas a partir de esa fecha y hasta el 25 de julio de 2021.

Dicha exposición está integrada por más de 300 piezas, entre las que se encuentran 10 cabezas colosales encontradas en San Lorenzo Tenochtitlan, Veracruz, con 4.5 toneladas de peso y 1.80 metros de altura.

Los parisinos tendrán el privilegio de admirar durante ocho meses nuestro antepasado prehispánico correspondiente al preclásico, en la considerada como la exposición más importante por su antigüedad, a través de la cual se podrán conocer diversos aspectos culturales como creencias, rituales, ejercicios preliminares de escritura de los olmecas, organización social, así como complejas interacciones que la zona de esa cuenca marina tuvo con otras grandes culturas del México antiguo.

La magna exposición está dividida en varias secciones que empiezan con una didáctica introducción para después recorrerla y poder admirarla, donde el visitante podrá ver el desarrollo a través de mil doscientos años, entre 1600 y 400 a.C.

La muestra llegó luego de la contingencia sanitaria a París, pero por el rebrote tuvo que entrar en pausa hasta nuevo aviso

El primer módulo se titula «La cultura olmeca y los logros de los sitios de San Lorenzo, y La Venta», le sigue el de «Las primeras formas de escritura y el uso del calendario de cuenta larga mesoamericano»; «Mujeres y hombres del Golfo: de la civilización olmeca a las culturas huastecas, de 2 mil 500 años de arte estatuario»; «Ofrendas e influencias culturales en otras regiones de Mesoamérica», y cierra con una explicación sobre el sitio de Tamtoc, donde se hace un repaso por las «obras imprescindibles» de la exposición.

Se trata del módulo «La mujer escarificada de Tamtoc (San Luis Potosí) », pieza atípica hecha en arenisca y de formas sublimes, la cual revela la importancia de la mujer en las creencias y organización social de la Huasteca.

De acuerdo con especialistas, los olmecas es la civilización más antigua del continente americano que, por causas desconocidas, desapareció como grupo humano hace más de dos mil años. La historia de los descubrimientos sobre la cultura olmeca se puede ordenar a la luz de cuatro momentos cruciales:

El descubrimiento de la cultura olmeca ocurrió cuando el arqueólogo Marshall H. Saville, en 1929, habló de un estilo que podía «asignarse seguramente a la antigua cultura olmeca», tema que sorprendió al país.

El segundo quedó establecido durante una mesa redonda sobre mayas y olmecas, celebrada en 1942, en la que se acepta el concepto olmeca y se consolida el primer grupo «olmequista» encabezado por Miguel Covarrubias y Alfonso Caso, quienes aseveraron que se trataba de una «cultura madre».

El tercer momento fue la Conferencia sobre los olmecas efectuada en Dumbarton Oaks, Washington, en 1967, donde se abordaron problemas arqueológicos, de estilo de cronología, de significado y de distancias y semejanzas culturales.

El cuarto, es la reconsideración (principalmente arqueológica) con base en los hallazgos de la última década del siglo XX.

En toda narración sobre los descubrimientos olmecas se inicia cuando en 1962 José Melgar descubre la Cabeza Colosal de Hueyapan, (también conocida como Monumento A de Tres Zapotes, Veracruz). Se trata de un suceso inaudito, ya que la historia del mundo occidental inicia su apertura hacia el reconocimiento de la cultura olmeca. Sin embargo, el hallazgo originó la idea de que había población negra entre los antiguos americanos, debido a los supuestos rasgos de tal raza plasmados en la efigie monumental.

Casi al mismo tiempo que los anteriores llegaron a la región los arqueólogos Frans Blom y Oliver La Farge, a quienes se les debe el hallazgo de la ciudad olmeca de La Venta y un buen número de esculturas procedentes de este sitio y de otros cercanos del sur del estado de Veracruz y este de Tabasco. El reportaje de su viaje, publicado en 1926 es un registro de sus descubrimientos, dan cuenta en dibujos y en fotografías del ídolo de San Martín Pajapan, de la cabeza Colosal 1 de la Venta y de la Estelas 1, 2 y 4 del mismo lugar, y de muchos otros más.

Durante el año de 1932 se formuló un programa de exploraciones arqueológicas para determinar la extensión de la cultura maya. De 1938 a 1946 se realizaron temporadas de exploración en tierras olmecas. Es tan numerosa y de tal magnitud la riqueza monumental del mundo olmeca que abrió un mundo nuevo rumbo a la arqueología mexicana. ♦

_____

Bibliografía:

Descubridores del pasado en Mesoamérica. Editorial Océano. DGE, Ediciones Antiguo Colegio de San Ildefonso. México, 2001.

Nueva Historia General de México. El Colegio de México. Tercera reimpresión, México, 2014.

«Los olmecas y las culturas del Golfo de México da cuenta de 3 mil años de historia». La Jornada, sábado 10 de octubre de 2020.

_____

*Presidente del Consejo de la Crónica de Milpa Alta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: