Camino Real motivo de identidad de muchos nortes

Agosto 18, 2020.- Por él los españoles comenzaron a explorar la tierra que habían conquistado para su rey

Fue después de logrado el sometimiento de la Triple Alianza de pueblos indígenas en el Valle de México en 1521, cuando los españoles comenzaron a explorar la tierra que habían conquistado para su rey, yendo primero a Las Hibueras (Honduras) y, posteriormente, guiados por la búsqueda de metales preciosos, a la entonces llamada «frontera chichimeca».

Así, al explorar una tierra ignota, que ni siquiera sus propios aliados indígenas tlaxcaltecas y otomíes habían sondeado a fondo, el camino se volvió paulatinamente un eje de articulación para los «muchos nortes» que existen en lo que hoy son México y Estados Unidos.

Lo anterior fue señalado por Diego Prieto, subdirector general del Instituto Nacional de Antropología e Historia, a 10 años de la inscripción en la Lista de Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), del Camino Real de Tierra Adentro.

Desde la época virreinal, dijo, dicho Camino se volvió «la columna vertebral» de la Nueva España, al convertirse en «más que una ruta histórica» debido a que representa «un motivo de identidad» para dos naciones e innumerables comunidades.

Al partir de la Ciudad de México y llegar a localidades como Santa Fe y Chimayó, hoy localizadas en Estados Unidos, el Camino Real de Tierra Adentro significa «un elemento de unión entre 11 entidades federativas de nuestro país y dos (Nuevo México y Texas) de nuestra nación vecina», manifestó Prieto Hernández.

El Camino Real también se relaciona con la próxima conmemoración, en 2021, de los 500 años de la Conquista de México-Tenochtitlan, indicó.

A decir de Ignacio Gómez, del Centro INAH Jalisco, el Camino Real de Tierra Adentro fue la primera nominación conformada bajo el concepto de «itinerario cultural», porque aludía a 60 sitios que conforman dicho recorrido.

Detalló que de los 60 puntos inscritos estos fueron jerarquizados en siete ciudades capitales, cuatro ciudades medias, nueve pueblos, un hospital en poblado, un cementerio en poblado, tres conventos y colegios religiosos; nueve templos; dos conjuntos de haciendas; siete capillas de hacienda; nueve puentes; cuatro tramos de caminería rural; un sitio minero rural; dos sitios con arte rupestre y un paisaje natural. Como apunte final, Antonio Reyes, director del Centro INAH Durango, dijo que el reto a lograr es que la administración del Camino Real se traduzca en mejoras para la calidad de vida de las comunidades aledañas a los sitios históricos, a través de modelos sustentables en los ámbitos patrimonial y ambiental. ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: