Semana Santa en deshabitada y sombría casa de San Juan

Agosto 4, 2020.- La anécdota sucedió en marzo de 1973, en San Juan de Guadalupe, Durango

Por Sergio Rojas

Un día de marzo de 1973 mi amigo Toño Calvillo dijo que había una lúgubre casa deshabitada, que no abandonada, la cual podíamos visitar con la condición de que si aceptábamos ir esto debía ser en Semana Santa. Cursábamos el último año de preparatoria, así que nadie se negó a participar en la aventura de pasar la noche en un lugar donde se decía que ahí espantaban.

En compañía de otros amigos nos subimos al tren en la estación de Torreón y nos fuimos dispuestos a correr la aventura de pasar tres noches rodeados de posibles hechos y cosas misteriosas, en una población en medio del semidesierto duranguense.

Era la moda, la edad, la necesidad de adrenalina inundando nuestro cuerpo tal vez, lo que nos hacía ir de un lugar a otro, aunque no siempre en busca de fantasmas y casas de mala nota, pero por las tétricas historias que sobre ellas se contaban y comprobar de primera mano si todo lo que se decía era cierto o sólo resultaban ser puras supercherías.

He aquí el relato:

Semana Santa en una casona deshabitada de San Juan de Guadalupe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: