El Teuhtli, símbolo de unidad de milpaltenses

Julio 9, 2020.- Hasta el siglo XVII el Palo del Volador era una ceremonia relacionada con la naturaleza

Por Manuel Garcés Jiménez*

A la llegada de los españoles se empezó a fabricar pólvora durante el período del virrey don Luis de Velasco (1590-1595), quien estableció en Chapultepec la primera «fábrica de pólvora, haciendo para su molienda, un ingenio de mulas. Lo asentó todo en un corral como patio con agua y almacenes a la redonda, que todo ello fue obra importante». Para esta fecha, Hernán Cortes ya había mandado a sus soldados a extraer el azufre que se encontraría en el recóndito de las cuevas del Teuhtli, de tal forma que este dato lo corroboramos cuando fray Agustín de Vetancurt dice lo siguiente:

«Piedra azufre ay tanta que abunda, quatro leguas de Mexico en el cerro que llaman el Teuhtli, juridicion de Suchimilco ay una mina de azufre comun para el que quiere sacarlo, y aprobecharse del Volcan que esta sercano a Mexico, sacaron en la Conquista por mandato de Hernán Cortes a tres soldados el azufre en cantidad para la polbora».

Y precisamente fue hasta el siglo XVII cuando se buscan nuevos sitios de «raspa de salitre» o salitreras señalándose a: Cuitlahuac, Mixquic, Mexicaltzingo y otras comunidades como Chalco y Xochimilco los lugares idóneos para encontrar esta materia prima para la elaboración de la pólvora.

Documento del año de 1766

Sobre esta ceremonia prehispánica del Palo del Volador se realizaba entre 1733, 1734 y parte de 1735. De acuerdo a la  afirmación que se encuentra en los documentos de la Biblioteca Nacional en Ciudad Universitaria donde fray Francisco Antonio de la Rosa y Figueroa, notario Apostólico y del Santo Oficio de Xochimilco manda un informe el 14 de junio de 1766 a España aduciendo la realización del Palo del Volador en el Teuhtli.

Esta ceremonia fue confirmada en los documentos localizados en el Archivo de la UNAM, quienes dan fe que en este lugar se realizaban hasta los inicios del siglo XVII una de las ceremonias prehispánicas más importantes relacionadas con la naturaleza.

De acuerdo al relato del fraile Francisco Antonio de la Rosa y Figueroa, notario Apostólico y del Santo Oficio de Xochimilco, él es quien manda un informe el 14 de junio de 1766 a España aduciendo la realización de la ceremonia en el cráter del Teuhtli.

Delimitación del señorío de Malachtepec Momochco

Como hemos visto, el Teuhtli ha sido y es a la actualidad un símbolo de unidad desde los antiguos habitantes del señorío de Malachtepec Momoxco, desde la llegada de los españoles cuando la nombran simplemente como Milpa.

Durante la delimitación, durante los inicios del siglo XVI, da inicio la citación a las Tres Divinas Personas para la conquista espiritual: «Por aquí comienzo con el amado y maravilloso nombre de Dios Padre, Dios su amado hijo y Dios Espíritu Santo», demostrando que después de la toma de la Ciudad de Tenochtitlan en 1521, a los 16 años de esa masacre llega un enviado español, por lo que los nativos le llamaron Cuauhpilzintli (buen noble señor) para establecer los linderos y las colindancias, iniciado en un día 29 de julio cuando se celebra la fiesta en honor de Santa Martha Xocotepetlalpan, a quien le otorgan sus tierras y vestuario, así como la construcción de un templo rústico muy cercano al volcán Teuhtli Xohueyacatzin. Con estas acciones vemos claramente cómo llega la conquista espiritual por estos lares en el año de 1557 obedeciendo las órdenes de don Luis de Velazco.

De acuerdo a estos documentos, fue el año de 1535 cuando llegó a estas tierras de Nueva España el virrey don Antonio de Mendoza y el arzobispo don Juan de Zumárraga (personaje citado por la leyenda de la aparición de la Virgen de Guadalupe), quienes defendieron las tierras otorgadas a la virgen Santa Martha Xocotepetlalpan.   

Recordemos que los frailes franciscanos llegaron a estas tierras de Nueva España un día 13 de mayo del año de 1524, luego entonces tuvieron que pasar 33 años para que nuestra creencia cosmogónica prehispánica iniciara poco a poco su olvido ante la imposición de la nueva religión, inclusive en el transcurso del texto se menciona a Jesús, María y José; asimismo, al Santísimo Sacramento.

Ahora bien, siguiendo la cronología, durante los años de 1520 y 1521 vemos que después de 90 días de la toma de la Gran Tenochtitlan la gente sale huyendo de la ciudad. Al tomarla los peninsulares establecen una relativa tranquilidad, recorriendo los poblados de los alrededores de la zona lacustre, llegando el 15 de agosto de 1521. Ese día se da el establecimiento definitivo de la religión católica en la Milpa con la imposición de la virgen de la Asunción de María, durante el reinado en España de Carlos V, quien establece definitivamente el virreinato en la Nueva España.       

Bajo el poder del reinado de don Luis de Velasco se colocaron los linderos a todo el territorio Momozca o de la Milpa entre música de flautas, iniciando en la cúspide del Teuhtli y recorriendo los lugares en los nombres prehispánicos en rocas y peñas a la vista de los representativos de los pueblos con calificativos reverenciales, tal es el caso de Chiconteuhtli Xocohueycatzin, y así sucesivamente en cada lugar donde se marcaba el lindero y se tocaban las flautas de gusto y de alegría.

Culmina el recorrido en el Teuhtli, en lo que hoy conocemos como las cuevas de Mexcalco, donde habían iniciado el recorrido tocando las flautas en lo alto del Teuhtli: «Ya los esperaban allá, los recibieron con flores, se abrazaban unos a otros  de alegría; rogaron mucho a Dios  nuestro señor; suspiraron , lloraron, dijeron: ‘Hijos nuestros, sépanlo muy bien que aquí se vino a cerrar nuestro lindero y también donde aparece (inicia); así lo señalamos  aquí en estos papeles, acá lo verán nuestros hijos que aquí estamos nosotros los viejos que verificamos  ante Dios. Con nuestros nombres que están arriba, que somos diez los que merecimos las tierras. Amados hijos, ya hemos realizado la colocación de linderos alrededor que nos dejó cansados. Ante dios nuestro señor, de esta manera los hemos hecho merecedores de tierras a nuestros hijos’».

Las leyendas     

Entre las leyendas que se cuentan existen diversas que datan del México posrevolucionario donde se menciona que en aquellos años las personas dedicadas al robo de ganado lo introducían en una de las cuevas, era el escondite idóneo, pues entraban en las cuevas de Mexcalco y salían en otro lugar muy lejano de la entrada, por lo tanto nunca los encontraban.

Otras tantas leyendas como las que brotaban de los labios de la señora Conchita Jiménez Meza, mi madre, las narraba con tal emoción que se sentía como si lo estuviera viviendo sentada en cuclillas sobre un petate frente al tlecuil1, platicaba interesantes narraciones mientras rítmicamente palmeaba la masa de maíz sobre el metate con las redondas y esponjosas tortillas cocidas en el comal.

Narraba a mis hermanos que en plena revolución las cuevas del Teuhtli fueron el refugio por excelencia de los zapatistas, quienes se adentraban en ellas cuando los carrancistas los amedrentaban, y corrían a esconderse en las cuevas para salir muy lejos de ahí, posiblemente en algún lugar del estado de Morelos.

La inigualable belleza del Teuhtli no pasó desapercibida para el compositor Quirino Mendoza y Cortés, oriundo de Santiago Tulyehualco, Xochimilco, quien lo menciona en la letra original del Cielito Lindo, compuesta del 10 de mayo de 1882, donde dice en uno de sus párrafos:

«Vamos al Teuhtli hermosa niña, | para admirar el campo…| y allí los dos unidos, Cielito Lindo,| nos amaremos…»2. Posiblemente por el mercantilismo, aunado al paso del tiempo, la letra fue cambiada omitiendo al Teuhtli.

Otra leyenda es la de «El Teuhtli y el Iztaccíhuatl», escrita por doña Luz Jiménez y publicada por Fernando Horcasitas, investigador del Instituto de Investigaciones antropológicas de la UNAM.

En su libro Horcasitas retoma el comienzo de un relato de Luz Jiménez:

«Se cuentan cosas sobre el cerro del Teuhtli y sobre todos los cerros que nos rodean allá en el pueblo de Milpa Alta. Nos contaban nuestros abuelos que el Tehutli, era el más importante. Allí se formaban los grandes hombres, maravillosos: los curanderos, que se dicen, que se dicen, que se llaman sabios. Cuando alguien se enferma, se dice: ‘Vamos a limpiarnos con yerbas o con huevos’. Allí van a arrojar los huevos o yerbas, con la piedra que se llama jade; allá donde está el Teuhtli’. Y todos estos cerros se comunican unos con otros hasta Cuernavaca. Hay un camino debajo del Teuhtli y va a llegar hasta Cuernavaca. Allí hay otro gran sabio: el gran señor Tepozteco»3.

Otra más, La Leyenda emocionante del Teuhtli, Popocatépetl e Iztaccíhuatl, escrita por el profesor emérito Carlos Villanueva Yescas:

En uno de los fragmentos de la leyenda dice: «Popocatépetl y Teuhtli, se aprestaron a esa lucha: fue un combate de titanes; el suelo se estremecía y el espacio se llenaba de lúgubres sonidos que espantaban hasta los corazones más valientes. Los macahuitles al chocar con los chimallis hacían brotar cascadas de brillantes que chispeaban con múltiples colores a los rayos del sol. Las figuras grandiosas de nuestros héroes con rítmicos y certeros movimientos, alfombraban de cadáveres el campo, pero la superioridad numérica de los guerreros enemigos al fin se impuso y quedaron solos en el campo de batalla protegiendo a Ixtaccíhuatl…, y haciendo caso omiso de la herida mortal que una flecha, al atravesar su cuerpo, le había ocasionado».

«Sin darse cuenta de lo que acontecía a su amada, preocupados por ella, sin dejar de combatir, Popocatepetl y Teuhtli tuvieron una breve plática: uno de ellos debía poner a salvo a Ixtaccíhuatl, pero ninguno quería abandonar al otro en tan crítica circunstancia. ¿Cómo Teutli convenció a Popocatepetl? Sólo los dioses lo saben, pero el hecho fue que éste, tomándola de la mano la obligó a seguirlo atribuyendo al cansancio o quizá a las emociones, la palidez del rostro de Ixtaccíhuatl. Así caminaron por montes y valles bajo una lluvia de flechas que ocultaba los rayos del sol, hasta que una de ellas atravesó el cuerpo de Popocatépetl, en el preciso instante que se daba cuenta que la blanca túnica de Ixtaccíhuatl, se teñía de púrpura y su cuerpo desfallecido casi sin vida».

El Teuhtli fue el sitio idóneo para los naturales del Sureste del Valle de Anáhuac, la altura lo consideraban estar más cerca de sus dioses y de las nubes, las que propician la lluvia donde se encuentra Tláloc. Por si fuera poco a la llegada de los españoles, citado por Cortés donde creía que existía azufre para la fabricación de pólvora para los arcabuces. De este sitio los abuelos cuentan una serie de leyendas, narradas a la actualidad.

Es en las faldas del Teuhtli, hacia el este, partiendo del centro de Tecómitl, encontramos un lugar singular sobre la lava donde se encuentra una oquedad.  Los habitantes de Tecómitl le hallan la forma de «olla». Es aquí donde surge la leyenda de la aparición del actual patrono San Antonio de Padua, «personaje bienhechor que creó la leyenda de su aparición dentro de una burbuja volcánica que lleva por nombre Tecómitl, la Olla de Piedra, localizada por las ceremonias católicas que se hacen los días 13 de junio, al este del Teuhtli…»

Notario Apostólico y del santo Oficio. ♦

_____

* Presidente del Consejo de la Crónica de la alcaldía de Milpa Alta. Secretario del Consejo de la Crónica de los Cabildos de la Ciudad de México.

_____

1 Fogón rudimentario construido a ras de tierra con tres o cuatro piedras para sostener la olla o comal donde se preparan los alimentos.

2 Material mecanografiado que a la letra dice: «Auténtica letra de esta canción por el maestro Quirino F. Mendoza y Cortes». Tulyehualco, Xochimilco, D.F., a 10 de mayo de 1882.

3 De Porfirio Díaz a Zapata. Memoria náhuatl de Milpa Alta. Fernando Horcasitas, UNAM.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: