Gorditas laguneras en el pueblo de Tlaltenco

Junio 29, 2020.- En tiempos de pandemia el local de doña Graciela permite a los laguneros restañar la nostalgia de no poder ir a su tierra

Por Sergio Rojas

Un rincón gastronómico de la Comarca Lagunera abrió sus puertas en San Francisco Tlaltenco, en la alcaldía Tláhuac de la Ciudad de México, con la elaboración de las tradicionales gorditas rellenas de los guisos típicos de aquella región comprendida entre los estados de Durango y Coahuila, llamada así en memoria de la Laguna de Mayrán, actualmente ya extinta, donde llegaban las aguas del Río Nazas.

El local de la señora Graciela se encuentra ubicado en Calle Carlos A. Vidal casi esquina con Everardo González, el cual abrió sus puertas hace poco más de un mes, y de manera paulatina ha ido conquistando paladares con sus gorditas de harina, blanca o de maíz, cocidas al comal y sin grasa, a diferencia de las que aquí son freídas en aceite.

La dueña del establecimiento es lagunera, vivió en Gómez Palacio, Durango, toda su vida, pero debido a diversas circunstancias tuvo que emigrar con su esposo e hijas a la Ciudad de México, asentándose específicamente en la alcaldía Tláhuac.

Con motivo de la crisis sanitaria debido a la pandemia del Covid-19, la señora decidió abrir su local para vender gorditas laguneras, aún a sabiendas de que en Tláhuac la gente tiene gustos específicos sobre la gastronomía de su región.

Sin embargo, el singular letrero con que anuncia su vendimia llama la atención de algunos de quienes por ahí caminan al leer «gorditas laguneras», por lo que se detienen a preguntar qué significa eso y ella amablemente comienza por explicarles dónde queda la Comarca Lagunera.

Yuri de Gortari muestra cómo se preparan las gorditas duranguenses en el Canal 11 del Politécnico

Lo cierto es que las gorditas de Durango contribuyen a enriquecer la gastronomía nacional con sus guisos de la región, como son las de asado rojo, chile rojo, chile verde, discada, requesón, chicharrón prensado, huevo, queso, frijoles, barbacoa (estilo norteño como es de suponer), picadillo y muchos otros guisos más.

La gordita fue elaborada para proteger el guiso que cocinaban las mujeres a sus maridos para que las comieran en la labor, por lo que se convirtió en alimento práctico y delicioso en la región lagunera y el estado de Durango. 

Las gorditas de la señora Goyita García en el local de su propiedad en el pueblo de Pedriceña, Durango, tienen fama en la entidad y es común ver estacionados ahí, vehículos con placas de Chihuahua, Coahuila y Zacatecas, e incluso de la Unión Americana, de visitantes que llegan a probar sus gorditas con los exquisitos guisos.

Dichas gorditas tienen tal demanda que a las once de la mañana los comensales agotaron la producción del día de doña Goyita.

Otras gorditas famosas en Durango son las elaboradas en el municipio de Nombre de Dios por doña Leja, y como esos dos puntos hay locales por toda la entidad especializados en la elaboración de gorditas tanto de harina blanca como de maíz. Por ello, el que doña Graciela haya abierto un rincón de gorditas laguneras en la alcaldía Tláhuac es, sobre todo para los pocos laguneros que ahí tienen afincado su lugar de residencia, un lugar muy especial porque en estos tiempos de pandemia les permite restañar la nostalgia de no poder viajar a su tierra. ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: