Huauhzontle, todo un manjar prehispánico

Junio 13, 2020.- Es uno de los alimentos más importantes que México ha aportado al mundo

Comer huauzontles es como participar en un ritual a la mesa, se vale meter las manos porque lo importante de esta planta nutritiva es quitar con los dientes las semillas de las baritas que no se comen. Junto con el maíz, el huauzontle es uno de los alimentos más importantes que México ha aportado al mundo.

Su nombre viene del náhuatl huautzontli y es considerado un pseudocereal. Pertenece a la familia del amaranto. La mejor época del año para consumirlo es entre julio y octubre, pues florece de forma natural en esa temporada. Contiene muchísimas propiedades.

En la época del emperador Moctezuma el huauzontle era, junto con el amaranto, el cuarto cultivo en importancia, después del maíz, el frijol y la chía? Al igual que el cacao y el jitomate, el huauzontle es una planta comestible nativa de México que forma parte de la dieta básica prehispánica. Se pueden comer tanto sus hojas y sus flores como sus raíces y semillas. Como platillo, es más común encontrarlo en los estados de México, Tlaxcala, Guerrero, Morelos y en la Ciudad de México.

Nueve propiedades saludables

  • Tiene antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres.
  • Contribuye a disminuir los niveles de colesterol en la sangre.
  • Tiene vitaminas E, A y C, además de que es alto en complejo B.
  • Es rico en calcio, hierro y fósforo.
  • Ayuda a reducir el estrés.
  • Es benéfico para el cerebro y la memoria.
  • Mejora las funciones digestivas.
  • Es una excelente opción de cereal para celíacos o personas alérgicas al gluten.
  • Contiene saponinas, una sustancia que estimula el sistema inmunológico y mejora los mecanismos de defensa del cuerpo.

Su preparación es versátil. Se puede consumir en sopas, ensaladas y guisados, aunque lo más común es hallarlo en tortitas capeadas combinadas con leguminosas como frijoles, lentejas o habas, juntos forman una proteína bastante nutritiva.

Receta                      

Ingredientes (para 4 personas)

1 kilo de huauzontles

½ kilo de queso de hebra

Harina de trigo

5 huevos (ocuparás las claras de todos y dos yemas)

Aceite de maíz para freír

Sal al gusto

Para la salsa

¼ de cebolla

2 jitomates

1 diente de ajo

6 chiles guajillo

Sal al gusto

Preparación

Lava muy bien los huauzontles, corta los tallos gruesos y el resto, las baritas pequeñas, ponlas a cocer durante 10 minutos con agua y sal al gusto, tápalas hasta que estén suaves.

Sácalas, enjuágalas con agua fría y comienza a deshojar de modo que queden sólo las florecitas pequeñas, desecha lo más posible las varas grandes.

Elabora las tortitas, apretándolas bien con las manos para que queden compactas, y en el centro ponles el queso deshebrado. Después pasa las tortitas por harina, sacude el exceso.

Prepara los huevos batidos para capear (bate primero las claras a punto de nieve, luego las yemas con sal, y luego mezcla las dos).

Fríe las tortitas en el aceite caliente hasta que estén doraditas. Escúrrelas sobre papel absorbente y mételas a la salsa hirviendo durante cinco minutos. Sírvelas bien calientes.

Salsa

Quítale las semillas a los chiles guajillo.

Pon a asar el ajo, los chiles y los jitomates.

Hierve todos los ingredientes y después licúalos, agrega la cebolla y sal al gusto.

Antes de poner al fuego la salsa para sazonarla, cuélala para quitar los grumos. ♦

_____                   

Fuente: El Clarín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: