Opositores a su obra cumbre sacan de quicio al alcalde de Tláhuac

Abril 21, 2020.- Jamás se consultó al «pueblo sabio» que, además, es pueblo originario

Vecinos de la alcaldía Tláhuac clausuraron el martes una obra del alcalde Raymundo Martínez Vite, la cual se lleva a cabo desde septiembre de 2019 sobre un espacio público, por lo que trabajadores de la empresa constructora a la que se le asignó la misma derribaron varios árboles, con el pretexto de que ahí se construiría un «corredor cultural» para los jóvenes de la zona.

En septiembre de 2019 empezó la tala de árboles

Pero poco después, en octubre del año pasado, Roberto Lozano, vocero del alcalde, aseguró que en el tramo del camellón de Montes de las Cordilleras (Eje 10), autoridades de la alcaldía realizaban «obras de adecuación y rehabilitación del camellón».

Lo que era un andador arbolado acabó en esto

Sin embargo, los vecinos están convencidos que lo que Martínez Vite pretende construir ahí es una plaza comercial, por lo que luego de que aquellos se organizaron y le pararon la obra el miércoles de la semana pasada, y un día después el alcalde les envió a policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) con el objetivo de intimidarlos, este lunes aceptó recibirlos en sus oficinas para platicar con ellos.

Alcalde asegura que aún así él va a continuar con la obra

Con respecto a la agresión de elementos policíacos contra vecinos de Tláhuac, los medios de difusión capitalinos guardaron silencio. Asimismo, la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT) no se ha pronunciado al respecto, aun cuando vecinos han ingresado a través de su portal, al menos seis denuncias por la tala de árboles en un espacio que le pertenece a la comunidad de uno de los llamados pueblos originarios de la Ciudad de México.

Vecinos le clausuraron la obra al alcalde de Tláhuac

Sin embargo, durante la reunión con los vecinos el morenista se mostró inflexible y les advirtió que nada ni nadie podrán hacerlo desistir de continuar con su obra, «ni siquiera la jefa de gobierno», Claudia Sheinbaum.

La que será plaza comercial

Al respecto, la señora Socorro Román, una de las dirigentes del movimiento opositor al despojo que les ha hecho el alcalde de un espacio público, aseguró:

«Contundentemente el alcalde dijo que aquí nadie se puede meter, ni siquiera la jefatura de gobierno, nadie tiene injerencia en esto más que él, él pide, él manda, él ordena, y esta obra se hace porque él lo decidió».

Vecinos escuchan lo que el alcalde dijo con quienes se reunió

Ahora, dijo, «tenemos que enseñarle un poquito qué es lo que se hace en los pueblos donde no manda él, aquí los pobladores son los que decidimos qué es bueno y qué es malo para nosotros, cuáles son nuestras prioridades porque éstas no son las mismas para él, pero aquí le vamos a demostrar que podemos decidir qué nos sirve y qué no».

Una lucha entre vecinos y el autoritarismo de un ambicioso alcalde

Apenas el martes de la semana pasada los vecinos de San Francisco Tlaltenco, el pueblo con mayor población de los siete tradicionales que integran la ahora alcaldía, habían comenzado una lucha por impedir que el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) perfore un cuarto pozo en la zona para extraer agua del subsuelo, aun cuando ahí los problemas de hundimientos y fallas geológicas son graves –como lo evidenció el terremoto de septiembre de 2017–.

La escasez de agua en Tláhuac se ha agudizado de unos años a la fecha, siendo que es un territorio pródigo en cuanto al vital líquido se refiere, pero los gobiernos de seudo izquierda han optado por llevarla a los suburbios de Iztapalapa (con más de millón y medio de habitantes), a fin de mantener contenta a su base electoral, en detrimento de los pobladores de una demarcación poco atractiva para el leviatán partidista.

Sin embargo, luego de que los vecinos han sido inflexibles con su movimiento, como si el agua hubiese provenido de una especie de acción divina, sorpresivamente comenzó a llegar a sus domicilios en abundancia y con presión suficiente, tanta que ha alcanzó a llenar los tinacos que se encuentran en segundos niveles y que tenían un año de estar vacíos.

Por eso a los vecinos no les queda la menor duda de que los políticos de la llamada cuarta transformación son igual que los de anteriores administraciones porque sencillamente son los mismos, nada más brincaron de partido para no perder sus canonjías, así como la oportunidad de seguir disponiendo de los presupuestos oficiales sin necesidad de tener que rendirle cuentas a nadie.

Mientras tanto, el alcalde Martínez Vite analiza la manera de deshacerse de los vecinos para poder reanudar la obra que para él tiene mucho significado. Vaya o no a ser utilizada como corredor cultural o plaza comercial. Su objetivo es que la casa, como sucede en los centros de apuestas, no pierda un solo peso. ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: