Cuando la Secundaria Xólotl de Atocpan cumplió 30 años

Abril 10, 2020.- Actualmente tiene 40, por lo que recordamos el artículo de quien registra puntual la historia educativa de Milpa Alta

Por Manuel Garcés Jiménez* | Nosotros | Noviembre de 2010

En todo el territorio nacional existe diversidad de escuelas de distintos niveles educativos y al adentrarnos en su historia, llegamos a su construcción y posterior iniciación académica que nos permite valorar el trabajo educativo desarrollado por el personal docente, factor determinante en la formación educativa, social y cultural de los estudiantes.

La mayoría de los inmuebles fueron construidos precisamente para planteles educativos, pero existen algunas excepciones, es decir, surgen edificios creados para otros fines que al paso del tiempo son adaptados como centros escolares con la participación y organización social de hombres inquietos cuya única finalidad es elevar la educación del lugar. Ese fue el caso de la Escuela Secundaria número 81 «Xólotl», la cual se encuentra a un costado de la Plaza Juárez, en el centro del poblado de San Pedro Atocpan en Milpa Alta, y que en octubre pasado (2010) cumplió 30 años de intensa labor educativa con el propósito, inicialmente, de atender a trabajadores adultos que trabajan y quieren continuar o concluir sus estudios de nivel secundaria. Es por eso que inicialmente nació como Escuela Secundaria número 80 para Trabajadores con el turno vespertino, y que años después se convirtió en Escuela Secundaria 81, «Xolotl», turno matutino, como ahora la conocemos.

Conocer la historia de la Secundaria nos llena de recuerdos y de nostalgia al saber que surge entre sus paredes de una Maternidad de Salubridad. Fue lugar de alumbramiento durante varios años, pero al permanecer abandonado por otros tantos y crearse el hospital regional que inicialmente se encontraba frente al mercado «Benito Juárez» en Villa Milpa Alta, la Maternidad fue convertida en un nuevo alumbramiento, pero ahora de conocimientos universales y de formación social y cultural para muchas generaciones de jóvenes, quienes al terminar su ciclo escolar de secundaria han mantenido excelente nivel académico al encontrarse en un plantel reducido, lo que permite albergar actualmente a tres grupos de primer grado, tres de segundo y dos de tercero, dando oportunidad de mantener el orden, limpieza y  excelencia académica.

Por tal motivo, se celebraron tres décadas de actividad académica con diversas actividades culturales del 25 al 29 de octubre con la participación del alumnado, directivos y personal docente, así como invitados, como el grupo musical Los Xoconoxtles, de la Casa de Cultura del poblado; se tuvo el concierto de la soprano Carla Zetter, la participación del pianista Raymundo Cruz, así como la impartición de tres pláticas por parte de los cronistas de Milpa Alta, profesores Saúl Ríos Flores, Adán Caldiño Paz y quien esto escribe, entre otras actividades.

Precisamente, hablar de escuelas secundarias es interesante conocer su origen, por lo cual nos remontamos a dos fechas trascendentales: el 29 de agosto y el 22 de diciembre de 1925, cuando da inicio la organización del sistema de Escuelas Secundarias en el país, creándose inicialmente dos planteles educativos en la Ciudad de México.

A medida que existían más jóvenes inquietos en continuar sus estudios después de concluir su instrucción primaria la demanda crecía, de tal manera que para 1928 existían ya seis escuelas secundarias, y año con año se fueron multiplicando: la Escuela Secundaria Diurna número 9 que se encuentra en San Antonio Tecómitl, inaugurada el cuatro de marzo de 1938 por el presidente Lázaro Cárdenas, y que dio inicio con sus actividades hasta el año de 1940. 

Al promediar el año de 1947, existían 30 escuelas secundarias oficiales: 22 diurnas y ocho nocturnas, además de las foráneas y federales.

Al respecto, cabe señalar que el sexenio del general Lázaro Cárdenas (de 1934 a 1940) fue excepcional, ya que durante su periodo se impulsó la educación socialista con la creación de Escuelas Primarias y Secundarias Rurales, así como el impulso a planteles de nivel medio superior y de nivel superior, como fue la creación del Instituto Politécnico Nacional (IPN), siendo el dos de enero de 1936 cuando comenzó sus actividades. El 16 de enero de ese mismo año dieron inicio los cursos con el propósito de que los egresados se involucraran directamente en el proyecto tecnológico que el presidente se había trazado con la nacionalización del petróleo.

De tal manera que la educación cardenista trataba de involucrar a los trabajadores profesionistas, por lo cual «el 1° de enero de 1935, durante el gobierno de Lázaro Cárdenas, fue creado el Departamento de Educación Obrera. Las escuelas secundarias para obreros deberían capacitar a sus alumnos para dirigir las industrias, la agricultura, la minería… Así crearon las secundarias nocturnas para trabajadores; sus lineamientos eran diferentes de las secundarias para adolescentes, ya que beberían tomar en cuenta la edad y condiciones de los alumnos adultos y capacitarlos para la vida cotidiana».

«Según disposiciones oficiales, en estas escuelas se suprimiría el tiempo dedicado al taller o las actividades de campo, inútiles para estudiantes que llegaban a la escuela después de un día de labores. En cambio se impartieron cursos de perfeccionamiento de algunos oficios o cultivos agrícolas de acuerdo con las actividades del medio, no obstante que estas escuelas sólo se establecieron en las ciudades. En 1940 había cuatro escuelas más, que dieron cabida a 2,583 alumnos».

Ante este panorama nacional los habitantes de San Pedro Atocpan tuvieron la idea original de contar con una escuela secundaria, aprovechando el citado inmueble abandonado, por lo que el profesor Faustino Páez Arellano le planteó al señor Leonel Cordero, subdelegado del lugar (hoy coordinador territorial) la necesidad de crear una escuela secundaria. Acto seguido ambos se acercaron a los integrantes de la Junta de Vecinos del poblado, al frente de la cual estaban los señores Ismael Rivera y Pablo Morales.

El entusiasmo de todos los llevó a actuar con prontitud ante las autoridades de la Secretaría de Educación Pública (SEP), por lo cual: «La creación de la secundaria (de San Pedro Atocpan) fue rápida, los trabajos de remodelación se concluyeron en un lapso muy corto. Para adquirir el mobiliario, fue necesario acudir a diferentes escuelas, donde les obsequiaron los pupitres ya usados, a excepción del escritorio y el sillón para el director, que fueron donados nuevos por el señor Valentín Ruíz y su esposa Eustolia Aguilar. Asimismo una máquina de escribir».

Inicialmente la Escuela Secundaria para Trabajadores trabajó en el turno vespertino con el número 80 con la asistencia de alumnos del lugar y de poblados cercanos. Con la idea de favorecer el ingreso de más jóvenes y de lugares más lejanos, el profesor Faustino Pérez Arellano logra ante las autoridades de la SEP establecer el cambio de turno, logrando en 1980 el objetivo que la Secundaria número 80 sea matutina y cambie a número 81, y el citado profesor fuera designado director del plantel.

Cuatro años después de su creación, el mismo director con el apoyo del personal docente, realiza los trámites ante la SEP para que se le asignara el nombre de «Xólotl», petición que fue aceptada y aprobada por las autoridades educativas.

Durante el ciclo escolar 1984-1985, se implementó el uniforme que constaba de pantalón o falda azul marino, camisa blanca y suéter gris perla. Este uniforme permaneció por muchos años, hasta que se estandarizó con los alumnos que portan actualmente de todas las secundarias.

Los directivos que han tenido la oportunidad de estar frente del plantel han sido reconocidas personas en el ámbito profesional, por lo que después de cumplir con el cargo en la Dirección, han sido designados para ocupar otros cargos dentro de la misma docencia, como son los casos de los profesores Bertha Rosas Paredes –asignada después como inspectora de la zona XCII–, Virgilio Arce Jiménez –quien después fue jefe de Enseñanza de Biología– e Hilario Braulio Meza. Actualmente (2010) la dirección de le Escuela «Xolotl» está a cargo de los profesores Gustavo Arzate Flores –director– y Acela Molina Martínez –subdirectora–.

Existe en el lugar un testigo mudo de más de tres décadas que ha visto pasar a través del tiempo la transformación del edificio, se trata de una enorme palmera que se levanta en el patio, la que con sus ramas le da vida a la escuela y sombra a muchas generaciones que han pasado por sus aulas. ♦

_____

* Presidente del Consejo de la Crónica de Milpa Alta

_____

Bibliografía

Cerrillo Valdivia, Manuel. Semblanzas Politécnicas. IPN, México, 1988.

Larroyo, Francisco. Historia Comparada de la Educación en México. Editorial Porrúa, VII edición, México, 1964.

Gaceta 50 Años. «Creación del Instituto Politécnico Nacional». IPN, México, 1986.

Gaceta El Hijo del Xólotl. Octubre, 2005, Volumen 1, Núm. 1.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: