El burro, especie en extinción en México

Marzo 15, 2020.- Noble y fiel acompañante de la humanidad como incansable trabajador, podría desaparecer

Aun cuando en Latinoamérica el burro no es considerado una especie de importancia, razón por la que los conservacionistas no le han prestado atención al rescate de esta especie, de acuerdo con un reporte del sitio Investigación y Desarrollo, en 1991 la población de burros en México era de 1.5 millones.

Sin embargo, en la actualidad sólo queda medio millón de ejemplares, debido a la modernización de las labores agrícolas, la explotación y el desinterés por su conservación.

Aún así, según estimaciones de especialistas en otros países hay alrededor de 44 millones de burros, los cuales están distribuidos en China, Pakistán, India y Etiopía.

La diferencia de cantidades radica en los santuarios dedicados a la protección de este animal y a la procuración de su reproducción

Preservar a la especie

La Universidad Nacional Autónoma de México y la Asociación Donkey Sanctuary de Inglaterra crearon «Burrolandia», lugar que busca concientizar sobre la preservación de la especie.

Es el único santuario que existe dedicado a la preservación del burro, se localiza en Otumba, estado de México, el cual rescata a los animales que han sufrido deformaciones en la columna y cadera a causa del pesado trabajo de carga al que son sometidos.

¿Cuánto peso puede cargar un burro?

El burro mexicano puede cargar, según su edad, hasta dos toneladas, por esa razón es utilizado para las labores pesadas de labrar campos agrícolas, lo cual se debe a que su estructura ósea lo dota de una capacidad de arrastre de hasta cuatro veces su propio peso.

La mejor especie adaptada al desierto

Los burros son la especie de equinos mejor adaptada para vivir en el desierto. Sus grandes orejas, que por mucho tiempo han sido un símbolo de ignorancia en las escuelas alrededor del mundo, en realidad le permiten detectar frecuencias de audio imperceptibles para el oído humano y disipar su calor corporal.

Posee poderoso olfato

Otro de los sentidos más desarrollados de estos equinos es el olfato, su nariz les permite detectar olores a 10 kilómetros de distancia y su aparato digestivo es más resistente que el de los caballos, permitiéndole consumir más variedades de plantas y extraer de forma más eficiente el agua de los alimentos.

A diferencia de sus parientes las cebras y los caballos, que viven en manadas, los burros salvajes son solitarios y pueden llegar a vivir hasta 40 años.

Anécdota

Varias anécdotas se cuentan sobre los viajes que realizaba el Coahuilita. Dicen que era el único tren que se detenía cuando un burro se atravesaba, algo que ahora resultaría imposible, considerando las altas velocidades a las que viajan, pero como el Coahuila y Zacatecas viajaba muy lento, era fácil detenerse para ahuyentar al despistado animal. ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: