Pregunta | ¿Manipulan en la Sedena las licitaciones?

Enero 16, 2020.- El fallo de la licitación pública LA-007000999-E704-2019 estaba programado para el 27 de diciembre pasado, pero fue curiosamente diferido para este jueves 16 de enero

Por Luis Armando Ramírez Rodríguez

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se ha destacado por su alta capacidad y confiabilidad en las diversas actividades que le corresponden y ahora en las nuevas responsabilidades que el Presidente les ha conferido, tales como la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, hospitales en la Ciudad de México, obras para la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y mil 350 sucursales del Banco del Bienestar, además del equipamiento de la Guardia Nacional y Policía Militar.

No obstante que la Sedena es considerada una de las instituciones más confiables del país, existen áreas que buscan obtener beneficios aprovechando sus posiciones. Tal es el caso del área de Planeación Administrativa y Logística, que junto con el área de Investigación Estratégica de Mercados (cuya única responsabilidad es buscar a las empresas que cumplan con el perfil de las necesidades de los servicios o productos que se comprarán a través de una licitación o cualquier otro mecanismo contemplado en la ley), ahora bloquean y entorpecen los procedimientos, asumiendo atribuciones que no les corresponden.

Un claro ejemplo es la licitación pública LA-007000999-E704-2019, para el equipamiento de 2,234 camionetas pick-up de Roll-Bar, tumbaburros, banca y torretas. Los eventos de dicho proceso han sido diferidos sin ningún argumento técnico.

Estos vehículos forman parte del equipamiento de Guardia Nacional (Proyecto Emblema de la 4T), y el fallo estaba programado para el día 27 de diciembre de 2019; sin embargo, fue diferido para el próximo jueves 16 de enero de 2020.

La estrategia de diferimiento del fallo obedece a la intención de cancelar el procedimiento y probablemente asignarlo directamente a un proveedor «amigo», lo cual evidentemente afecta los principios de economía, eficiencia, honradez y transparencia, contemplados en el artículo 134 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como también la Ley de Adquisiciones, llevando a cabo actos irregulares que no son acordes con los principios de honradez y transparencia de la Sedena. Este jueves 16 de enero de 2020 sabremos si se confirma lo que aquí estamos denunciando o, bien, si se opta por llevar el procedimiento bajo las reglas que fija la ley, que gane la opción que cumpla técnicamente y que a su vez convenga más a la Sedena. ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: