Opinión | En el borde del país

Enero 4, 2020.- «Hay que leer. Leer y mucho. Leer cada día un poco más», recomienda el autor a escritores jóvenes y no tanto

Por Adán Echeverría

Durante mi carrera literaria he tenido a bien combinar algunos esfuerzos más por las letras que el sólo hecho de escribir: impartir talleres literarios desde el año 2003 en el Instituto de la Juventud de Yucatán, seguir impartiéndolos en Campeche, en Morelia, Ensenada y ahora en Matamoros, Tamaulipas, y desarrollando mi labor como diseñador gráfico de algunas revistas escolares, hasta ser el diseñador y editor de la revista Navegaciones Zur, a partir de su número 31 y hasta que dejara de imprimirse en el año 2009; ser el diseñador y editor de los últimos números del suplemento cultural El Juglar de lo que entonces era el Diario del Sureste, y como editor de revistas (Esta humanidad tan llena de grietas, y luego Delatripa: narrativa y algo más, del 2013 al 2018), así como de cuadernillos de poesía (de 2005 a 2014) y de libros de ciencia…

Así mismo he desarrollado las compilaciones y antologías siguientes: Venturas, nubes y estridencias. Poetas jóvenes de Yucatán (Instituto de Cultura de Yucatán y el Instituto de la Juventud de Yucatán, 2003); autores ganadores del Primer Premio Estatal de Poesía Jorge Lara 2002; con Ivi May; Nuevas voces en el laberinto: novísimos escritores yucatecos nacidos a partir de 1975 (Instituto de Cultura de Yucatán, 2007); con Armando Pacheco; Del silencio hacia la luz: mapa poético de México: poetas nacidos en el período 1960-1989 (Ediciones Zur y Catarsis Literaria El Drenaje, 2008); con Mario Pineda, Karst. Escritores de la península yucateca en 2016. Antología. 21 autores nacidos entre 1971 y 1996. (Catarsis Literaria El Drenaje); y ahora Justo en el borde, compilación de textos de escritores nacidos o radicados en Matamoros, Tamaulipas en 2019 (Catarsis Literaria, 2019).

Este trabajo me ha permitido conocer la geografía literaria del México que me ha tocado vivir. Coincido con lo que señalara el crítico José Luis Martínez (1918-2007): «En las revistas hacen nuestros escritores sus primeras armas; allí se forman y de allí parten para más ambiciosas empresas». Y es que, de las revistas, ya sea de mi pasión por leerlas, como en los momentos que me ha tocado armarlas, editarlas, coordinarlas, dirigirlas, he estado en contacto con las obras y con los autores. He visto nacer los primeros poemas y cuentos de autores que con el tiempo se fueron consolidando, ganando presencia en medios literarios, obteniendo becas, o ganando premios literarios. Pero, sobre todo, y a lo que más aspiro, dando a conocer su trabajo literario cada vez a un número mayor de personas.

En octubre de 2018 fui levantado en la ciudad de Matamoros, por dos malandros. Chamacos que no cumplían siquiera los 22 años. Luego de que me pasearon en el vehículo y de que me iban golpeando para que no levantara la cara, se robaron mi celular, mi notebook y mis cédulas profesionales (me dejaron el dinero en la cartera, y también me dejaron mis tarjetas bancarias), me bajaron en un terreno alejado y me dieron una estropeada; el objetivo era claro: que yo me fuera de la ciudad. Gracias a la fuerza de voluntad de mi esposa nos quedamos en Matamoros. Conté con el apoyo de muchas personas (siempre somos más los buenos, aunque no tengamos armas). Continué con el taller de apreciación y creación literaria en el Instituto Regional de Bellas Artes de Matamoros, lo cual me permitió conocer a los jóvenes escritores de esta región (jóvenes escritores, cuyas edades van de los casi 20 a los casi 70 años). Pude constatar que muchos de ellos han leído poco, pero tienen mucha hambre de leer más. Tienen muchas cosas que escribir y comunicar, y lo han hecho, aún desde antes de mi llegada. Logré que nos pusiéramos exigentes con los textos. Que no fuéramos condescendientes con el trabajo de los compañeros, que miraran separada la obra que se presenta en la mesa, de la vida de los autores que las recrean. Que no entablaran diálogos a la hora de exponer sus comentarios críticos sobre la obra de los compañeros y, sobre todo: que los autores no tuvieran la necesidad de explicar el porqué de sus textos antes de leerlos.

He intentado que todo comentario crítico sea sobre los textos. Sobre nuestras creaciones literarias tenemos que ser implacables, pegarles duro, revisarlas hasta el cansancio. Pero, sobre todo, hay que leer. Leer y mucho. Leer cada día un poco más. Y son esas lecturas las que les han ido mostrando las diferentes técnicas narrativas, las diversas formas poéticas de la literatura universal. El resultado, a un año de comenzar a apretarnos el ojo crítico cada día un poco más, ha sido tener algunos textos listos para poder mostrarlos al público lector.

El resultado de este año de trabajo lleva por título «Justo en el borde, compilación», y en él se reúnen la obra de 15 autores: Alicia Leonor (1968), Ana Ayala (1969), Arturo Martínez (1971), Beatriz M. Mérida (1980), Brissa Ochoa (1990), Édgar A. Rivera (1989), Eva Rodríguez (1971), Félix Martínez (1962), Gabriela Escobar (1968), J.R. Spinoza (1990), Martín Hernández (1965), M.G. Olvera (1971), Mónica Robles (1969), Pedro Hernández (2000), Viviana Carvajal (1952). Se presentan poemas y relatos de temas variados que van del intimismo a la fantasía; temas de una fuerza sensorial que alienta tanto el amor, el desamor, la pasión, por la familia, por la sensación de redescubrir al otro, al que nos lee, al que está presente a nuestro alrededor. Lo curioso es notar que los autores no tienen una fijación respecto de la violencia ejecutada por los grupos del crimen organizado, que en el imaginario nacional tanto permea cuando se menciona el nombre de Tamaulipas. Insisto: en las ciudades fronterizas, en Matamoros, Tamaulipas, somos mucho más los buenos, los que quieren educarse cada día más, los que quieren compartir con el mundo sus pensamientos, sensaciones, emociones, planos sensoriales, ideas e imaginación; una limpia y clarificadora imaginación. ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: