Uno de los reductos de la vivienda obrera en la Ciudad de México en libro

Agosto 26, 2019.- Establece un diálogo entre la arquitectura, la antropología social y la historia, el cual evidencia el valor patrimonial del conjunto habitacional de principios del siglo veinte

Considerada como uno de los últimos reductos de la tipología de la vivienda obrera construida durante el siglo XX, la antigua fábrica de Papel Loreto, al sur de la Ciudad de México, ha sido objeto de una investigación que establece un diálogo entre la arquitectura, la antropología social y la historia.

En el libro La vivienda obrera de la antigua fábrica de Papel Loreto. Patrimonio de la Ciudad de México, de María Muñoz Gómez, su autora hace un reconocimiento de ese conjunto habitacional obrero, parte del patrimonio industrial edificado tangible e intangible, puesto que el barrio sigue vivo y dinámico, amén que en la memoria de sus moradores –o en parte de ellos– todavía está presente ese pasado que les dio identidad.

A decir de Guadalupe de la Torre Villalpando, el primer capítulo del libro rescata los antecedentes de este tipo de vivienda en Europa, particularmente en Alemania, país de origen de Albert Lenz, propietario de la fábrica de Loreto.

«Expone las influencias arquitectónicas y hace una comparación con la concepción de zona habitacional de Loreto –dijo–, que comenzaría a construirse a principios del siglo XX, tomando como base lo que se llamaba los ‘cuartos viejos’, los cuales habían quedado como herencia de las edificaciones productivas coloniales: la antigua fábrica de papel de Nuestra Señora de Loreto y el Molino de Miraflores».

Recordó que en 1921 comenzó la conformación del barrio obrero, y coincidió con el momento en que la fábrica de Loreto se convirtió en una de las industrias papeleras más importantes del país, al adquirir la fábrica de Peña Pobre y ampliar y diversificar su producción de tipos de papel.

«Esta historia –precisó– terminó con el cierre de la fábrica en 1992. Los edificios que conformaban la fábrica se convirtieron en el centro comercial Loreto. El conjunto habitacional tuvo menos suerte, fue desmembrado y destruido en parte, ya que una sección de las viviendas se anexó a la plaza comercial y la otra se destruyó para construir un fraccionamiento residencial».

El profesor comentó que, no obstante, las transformaciones y cambios del lugar, durante esta investigación la autora encontró todavía suficientes ejemplos de viviendas originales que le permitieron estudiar la tipología de las mismas.

Por su parte, María Muñoz Gómez aseguró que su estudio, el cual derivó en el libro, surgió de manera accidental, ya que al pasar por el lugar donde estaba el conjunto habitacional, se dio cuenta de que no eran construcciones comunes dentro de ese género arquitectónico.

La investigación se llevó a cabo en dos periodos, de 1992 a 1993, con el levantamiento fotográfico y arquitectónico de los diferentes tipos de vivienda del asentamiento, y de 2008 a 2011, cuando constató el estado de conservación de las construcciones, el ritmo de transformación y las causas de ésta.

Asimismo, la investigación ha tenido entre sus objetivos motivar a los habitantes de la Ciudad de México y de otras latitudes, para que conozcan y valoren el entorno social y cultural formado por la arquitectura domestica desarrollada en el ámbito de la industria.      

«Sobre la apreciación de la arquitectura más allá de los muros –comentó–, invito a empaparse de las experiencias de las gentes que las habitan, las cuales enriquecen, pues es ahí donde está la identidad e historia de los habitantes de un barrio, por lo que hay que protegerlo para evitar su destrucción».

El libro, editado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, consta con ocho capítulos: «La vivienda obrera europea: prototipos ejemplares»; «Las primeras soluciones habitacionales para trabajadores del Molino de Miraflores y la Fábrica de Papel de Nuestra Señora de Loreto. De la colonia a los albores del siglo XX»; «La refundación del asentamiento obrero de Loreto: el modelo establecido por la Fábrica de Papel San Rafael (1906-1930) », y «La construcción de un patrimonio intangible: la conformación del barrio».

Asimismo, «La conformación de un patrimonio tangible: tipología de la vivienda obrera de Loreto (1921-1965)»; «La ruptura del vínculo fábrica-asentamiento obrero. Entre la preservación y la demolición (1970-1982)», «El estado de conservación de las viviendas (1992-2010)» y «La supervivencia de una identidad». ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: