Sensibilidad artística del dueto milpaltense de Las Florecitas

Agosto 20, 2019.- Las Florecitas se dieron a conocer en 1969, cuando Evangelina tenía 11 años y Martha ocho, y participaron en el programa «Estrellas Infantiles» del Canal 5 de televisión

Por Manuel Garcés Jiménez | Nosotros Núm. 121 | Febrero de 2009

En amena charla con la familia Flores Ortega, padres del dueto o trío (según el caso) llamado «Las Florecitas», nos narran la historia del medio artístico de sus hijas: Evangelina, Martha Gloria y Juana Angélica Flores, conocidas en el medio artístico como Las Florecitas, supimos de un caudal de anécdotas, experiencias y vivencias del trío (o dueto según sea el caso) durante sus presentaciones en diversos escenarios del país durante poco más de 10 años, al interpretar música ranchera, boleros y baladas que nunca pasarán de moda.

La vida artística de Las Florecitas dio inicio en 1969, cuando Evangelina tenía 11 años y Martha ocho, y participaron en un concurso organizado por el Canal 5 de televisión en el programa «Estrellas Infantiles», donde obtuvieron el Primer Lugar. El premio principal consistió en un bono del Ahorro Nacional por la cantidad de cien pesos, y una canasta de dulces.

Al año siguiente, el dueto infantil incursionó en el medio artístico al ser incluidas en la Caravana Artística que integraban connotadas celebridades de la época.

Las Florecitas alternaron nada menos que con Johny Laboriel, Conchita Solís, Trío los Mexicanos, Valentina Leyva, América Martín, trío Los Montejo, el Mariachi Oro de América, el trío Los Ases, Marisela Rubiales, el grupo Los Xochimilcas, Ángel Infante, la orquesta de don Pedro Ramírez, el Mariachi Vargas de Tecatitlán. Así como de los cómicos: Javier López «Chabelo», Gaspar Henaine «Capulina», Pomponio y Kíkaro, Niké Santini y el «Chino Herrera».

En el hogar de la familia Flores Ortega se observa sobre la cubierta de la mesa diversos recuerdos que don Bernardino y su esposa muestran con orgullo, como testimonio de la trayectoria artística de Las Florecitas. Se trata de fotografías, recortes de periódicos, programas, carteles, discos, casetes, contratos, diplomas, reconocimientos y premios y demás logros artísticos de las hermanas Flores cuyas voces se llegaron a escuchar en Costa Rica.

Fueron varios años de presentaciones en diversos escenarios como integrantes de la Caravana Artística, en los que Las Florecitas adquirieron experiencia y madurez artística, y sobre todo la popularidad. Algunos de los gratos recuerdos fue su presentación en el Teatro Francisco Villa de la estación Radio Cadena Nacional (RCN), que más tarde sería Radio Red, ante un repleto auditorio donde el público les tributó sonoros y prolongados aplausos.

Las Florecitas como dueto

Bajo la dirección de don Bernardino Flores, nativo de San Antonio Tecómitl y quien se dedica a tocar la guitarra desde joven y a componer canciones, inspirado por las bellezas de su tierra natal, así como de la mujer campirana, fue el arreglista de más de 30 canciones, de las que tiene posesión de los derechos de autor de 20, y que incluye temas como «No hay fijón», interpretado por los Algodoneros de Torreón, y por el maestro del danzón Pedro Ramírez, así como por el grupo Los Chinacos del Valle y, claro está, por el dueto Las Florecitas.

Otro de los éxitos fue «Desesperación», tanto para el dueto como para el conjunto La Constelación del Ritmo, grupo de Tecómitl que también dejara huella en la música popular.

Asimismo, el señor Flores es autor de un tema que fue muy conocido en varios estados del país: «Mi pueblito», en el que describe poéticamente su tierra natal: San Antonio Tecómitl.

En el año de 1972 Las Florecitas se presentaron en la estación de radio XEB, donde sus voces y sentimiento fueron escuchadas en el programa «Amanecer Ranchero».

A pesar de su precaria economía, el dueto fue cada día en ascenso, a tal grado que en el año de 1979 obtuvieron uno de sus mejores triunfos en el Lienzo Charro de Naucalpan, estado de México, donde también se presentó Vicente Fernández. Al año siguiente actuaron en el Teatro del Ferrocarrilero al lado de Las Venaditas del Norte, El Charro del Misterio y el cómico Flavio, entre otras celebridades de la farándula.

En la década de los años 80 alcanzaron alto nivel de popularidad al presentarse en diversos escenarios la República, así como en varias delegaciones del Distrito Federal, por lo que integran a la hermana menor, Juanita Angélica, para sumar tres voces.

En 1981 debutaron en la Sala Juventino Rosas de León, Guanajuato, donde sostuvieron un mano a mano con artistas de renombre como Los Broncos de Reynosa y los Gavilanes del Norte. También participaron en los estudios de Radio Manantial, de Tehuacán, Puebla, con motivo del Primer Festival de intérpretes de la Canción Ranchera, y se presentaron en Radio Amistad XEZM, de Zamora, Michoacán.

Al año siguiente, la disquera Fono-Mex les entregó el codiciado Disco de Plata 1982, por el record en ventas del acetato de larga duración grabado un año antes con el grupo Los Algodoneros de Torreón. Ese mismo año se presentaron en varias ocasiones en la Dirección del Reclusorio Sur del DF, pero para cantar ante los reclusos su amplio repertorio, haciéndose acreedoras a merecidos premios y reconocimientos.

El 29 de octubre de 1983 recibieron una lluvia de aplausos en la ciudad de Valparaíso, Zacatecas, a lado de Cepillín, entre otros artistas.

En 1984 participaron en el Segundo Encuentro Nacional Cultural organizado por el Consejo Nacional de Recursos para la Atención de la Juventud (Crea).

En repetidas ocasiones estuvieron en radiodifusoras como Radio Sinfonola, Radio Manantial, Radio Chapultepec, Radio Educación y la XEB, la B grande de México.

En 1984, nuevamente Las Florecitas volvieron a las caravanas artísticas, presentándose en ferias y palenques de diversas ciudades de la República, como en la Feria Nacional de San Marcos en Aguascalientes y la Feria de La Fresa en Irapuato, así como en fiestas patronales de la región sureste del Distrito Federal, como en San Pablo Atlazalpan, la Feria de la Nieve en Tulyehualco, y su tierra natal, Tecómitl, en la fiesta del 13 de junio en honor al santo patrono, San Antonio de Padua.

Abril de 1985 marcó un hito en su vida profesional al actuar triunfalmente en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México, con un lleno total a lado del pionero del rock de los años 70, Johnny Laboriel, Conchita Solís, Sergio Ramos «El Comanche». Las Florecitas se llevaron los aplausos al interpretar canciones de su propio repertorio, incluyendo las interpretaciones de su padre, el señor Bernardino Flores, y esa presentación les abrió las puertas para grabar una cinta de carrete, misma que sería regrabada en los ya desaparecidos discos duros de acetato negro, conocidos como de larga duración y denominados long play (LP).

Al año siguiente nuevamente fueron invitadas a participar en el majestuoso Auditorio Nacional en un festival sin precedentes a lado del trío Los Mexicanos, los cómicos Pomponio y Kíkaro, Valentina Leyva, América Martín, trío Los Montejo y el Mariachi Oro de América.

En repetidas ocasiones se presentaron en diferentes canales de televisión de Pachuca, Hidalgo; Tehuacán, Puebla; Zamora, Michoacán; el Canal 13 capitalino, en el programa «Historia del Corrido Mexicano», que conducía en esa época Jorge Saldaña, donde también participó el trío Los Morales, y en el Canal 2 de Televisa, en el programa «Proyección 2000».

El 15 de abril de 1988 es una fecha inolvidable para Las Florecitas, pues por tercera ocasión se presentaron en el espectacular Auditorio Nacional, al lado de Rosa Gloria Chagollán («Lola la trailera»), América Martín (imitadora de Carmen Salinas) y el trío Los Ases.

Ese mismo año la Sección 6 del Sindicato de Parques y Jardines del DF, en su celebración del LIII aniversario, organizó un magno festival en el que participaron Las Florecitas, al lado de Marcela Rubiales, Conchita Solís, Los Capitanes de Anáhuac, el sui generis  grupo Los Xochimilcas y el trío Los Ases.

A medida que pasaron los años Las Florecitas fueron contrayendo matrimonio y, por tanto, el ritmo de vida cambió para ellas, ya solamente se presentaban de vez en cuando en diversos escenarios, como fue en el Rancho Grande de la Villa con Aída Cuevas y Federico Villa, así como en palenques y fiestas patronales de pueblos de provincia como de por los rumbos del sureste del Valle de México.

Las disqueras en las que grabaron su amplio repertorio Las Florecitas fueron las de Orfeón, México-Musical, Fono-Mex y Brambilia, bajo el siguiente orden:

•        1972. Primer long play con el conjunto Los Chiquilines y el Mariachi Azteca.

•        1973. Disco long play dirigido por el profesor Nicanor Aragón.

•        1981. Disco long play acompañado por Los Algodoneros de Torreón (obtuvo disco de plata por el record de ventas).

•        1982. Disco long play con canciones contestadas: Las Florecitas contra Los Gavilanes del Norte.

•        1984. Disco long play que incluyó dos temas con el galán del danzón oriundo de San Andrés Míxquic, Pedro Ramírez y su danzonera.

•        1986. Grabaron cinco discos sencillos promociónales para la República de Costa Rica y cinta grabada. Tiempo después Discos Lira de Costa Rica los pone a la venta en su país.

•        1988. Graban el disco long play titulado Buscando una estrella, acompañado con varios artistas del momento.

•        1989. Disco long play bajo la dirección del maestro Federico Sánchez, acompañado de piano y guitarra.

•        1990. El primer casete a tres voces con los Trovadores Sureño y el órgano de Andy Esteban.

Finalmente, la actividad artística de Las Florecitas fue menguando por el matrimonio de cada una de ellas, pero a pesar de esto se daban tiempo de combinar el trabajo hogareño con su profesión: Evangelina (enfermera titulada), Martha Gloria (contadora) y Juana Angélica (secretaria). Ya como amas de casa ocasionalmente se presentaron en eventos culturales, ferias, fiestas anuales y particulares.

Su recuerdo más significativo fue la participación en el programa «Mi Barrio», que se transmitió en directo por el Canal 9 de Televisa el 24 de marzo de 1993, desde la tierra que las vio nacer, San Antonio Tecómitl. ♦

_____

*Presidente del Consejo de la Crónica de Milpa Alta

Los datos y fotografías fueron proporcionados por los padres de Las Florecitas, la señora Esther Ortega Ramos y su esposo el señor Bernardino Flores Blancas.

Inicialmente el dueto estuvo integrado por Evangelina y Martha, después por Juanita y Evangelina, o bien, por Juanita y Martha. Por consiguiente, en determinadas ocasiones se convertía en trío. Cabe señalar que como dueto el público no notaba el cambio de una persona a otra, ya que el acoplamiento era casi perfecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: