El templo de San Juan Bautista, en Tezompa

Mayo 16, 2019.- Este lugar ubicado en la municipalidad de Chalco, surgió en una isla rodeada de agua dentro de la zona lacustre perteneciente al señorío tlahuica, donde el suelo estaba conformado por bloques de tezontle

Por Manuel Garcés Jiménez* | Revista Nosotros, Núm. 104 | Julio de 2007

Al oriente de las delegaciones de Milpa y Tláhuac se encuentra el poblado de San Juan Tezompa, perteneciente a la municipalidad de Chalco, vecino de San Nicolás Tetelco y de San Andrés Mxiquic, ambos de la delegación Tláhuac. El pueblo de Tetelco está bien delimitado con Tezompa través de una mojonera denominada «La Nieves». A escasos metros vemos una cancha deportiva donde se localizaba, hasta la década de los años 60, un enorme ojo de agua llamado «Nahualapa». Es el límite del Distrito Federal y el estado de México, localidades separadas, hasta hace varios años, por una enorme zona chinampera con la zona lacustre de  San Andrés Mixquic. Un poco más al oriente, rumbo a los volcanes, aparece el legendario pueblo de Santa Catarina Ayotzingo.

San Juan Tezompa es un lugar de profundas raíces ancestrales, su nombre en náhuatl nos confirma que es pueblo originario, pues su nombre se deriva de la palabra «tzontli» o tezontle, y de «pa», en o sobre, lo que vendría a significar: «sobre el tezontle». Entendiéndose como tezontle a la piedra porosa de color rojo oscuro que se utilizó en las construcciones prehispánicas e hispánicas por dura, resistente, así como ligera, cualidades intrínsecas en este género de piedra, considerado el material indispensable en las construcciones coloniales para levantar paredes, columnas, arcadas y bóvedas dirigidas por alarifes [1].

De acuerdo con las crónicas de este lugar, se cree que el origen de Tezompa dio inicio en un terromote, es decir, una isla rodeada de agua dentro de la zona lacustre perteneciente al señorío tlahuica, donde el suelo estaba conformado por bloques de tezontle y ante el inminente peligro de inundarse (como así sucedió) los pobladores optaron por abandonarlo establecerse en la parte sólida donde actualmente se encuentra el poblado.

De acuerdo con el fragmento de un códice recuperado, vemos que el poblado fue legalmente reconocido en el año de 1614, autorizado por el excelentísimo señor don Diego Fernández de Córdoba, Marqués de Guadalcazar, virrey de la Nueva España, y evangelizado por justicia y por sus mayores de este pueblo con don Pedro Itzcoatl, estando al frente el señor Macuilcalli [2].

En este documento aparecen los parajes que colindaban con los pueblos vecinos, como fueron las tierras de Axolocalco y, claro está, con la pequeña laguna de Nahualapan del vecino pueblo de Tetelco.

En lo que hoy se considera el centro del pueblo observamos la iglesia pequeña, una de las más reducidas del rumbo; podría compararse con una capilla, erigida en honor a Juan el Bautista, santo que se relaciona con el agua e impuesto por los frailes por haber sido en antaño el lugar donde brotaba el agua a borbotones que alimentaba a la extensa zona chinampera. Así lo confirman los abuelos mayores de 80 años.

Les queda en la memoria a los oriundos que el 24 de junio, día de San Juan Bautista, en pleno auge de la chinampería era la fiesta en honor a su santo patrón, pues se organizaba la «sanjuaneada», por lo que los vecinos se zambullían en las frescas y cristalinas aguas de la laguna de Pintalco. El regocijo popular daba inicio a partir de la cuatro de la madrugada, cuando los bañistas (por lo general jóvenes) culminaban en regocijo acompañados de una suculenta pitanza que se disfrutaba hasta entrada la tarde para terminar con un baile popular entre trajineras, teniendo como espectador en un rústico altar a San Juan Bautista acompañado de frescas y perfumadas flore del rumbo.

El poblado de San Juan Tezompa empezó a sufrir los estragos del crecimiento  de la gran  ciudad, con cambios severamente negativos, cuando en el año  de 1960 fueron perforados algunos pozos con cierto grado de profundidad para extraer el agua  potable que sería llevada a la capital, perjudicando a este poblado como a otros tantos de la zona  lacustre, al bajar el nivel de los canales y aguas de los manantiales, haciendo de estos lugares unos verdaderos páramos, como lo podemos constatar en Tezompa, que se está poblando acelerada y desordenadamente.

Co la llegada de los primeros doce franciscanos a estas tierras (13 de mayo de 1524), la evangelización, ya como sistema con métodos y reglas, da inicio de inmediato el trabajo religioso, pero antes tuvieron un retiro espiritual donde acordaron dividirse en tres grupos de cuatro elementos cada uno [3]. Uno de estos grupos fue encabezado por fray Martín de Valencia, quien queda como responsable en evangelizar este Valle de México, empezando a construir el convento de San Francisco de esta ciudad, al mismo tiempo que iniciaban los de Churubusco, Cuauhtitlan, Tlalmanalco, Xochimilco, Milpa Alta y seguramente los de la rivera de los lagos como Tláhuac y Chalco.

Los pueblos ribereños del sureste de este valle fueron visitados por los franciscanos donde fray Martin de Valencia, Francisco Soto y Francisco Jiménez, comenzaron la misión religiosa en 1525. En el caso de Tezompa podemos suponer que la construcción de la iglesia por estos lugares fue una de las últimas, al menos así lo consideramos por su tamaño, la arquitectura austera como consecuencia de la escasa población que habitaba en el terromote. Por lo anterior todo parece indicar que su construcción fue a mediados de siglo XVII.

Como todo inmueble, a través del tiempo sufre severos daños materiales, siendo más notoria su destrucción cuando la incuria de la población así lo permite. El caso de la iglesia de Tezompa el tiempo se ha encargado de agrietarla hasta filtrarse el agua de lluvia, considerando que el último restablecimiento que se tiene presente se efectuó el 22 de junio de 1975, cuando los señores encargados del cuidado el templo se dieron a la tarea de la restauración y decoración. Los  habitantes recuerdan con aprecio a los señores Aurelio Morales, Eulalio Ramírez, Serafín Torres G., Rómulo López, Damián Díaz y a otros destacados vecinos.

Luego de 32 años de no haber recibido mantenimiento alguno y gracias a la motivación del sacerdote Miguel Rosales Sandoval y del sacristán Fernando Pacheco, surge la organización de los vecinos quienes tienen a su cargo los trabajos de restauración bajo la supervisión del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

La reconstrucción está a cargo del arquitecto Pedro Elizalde Xolalpa, quien supervisa meticulosamente las abras y garantiza que el recinto   histórico no sufra alteraciones originales durante el proceso de restauración.

El pueblo de Tezompa tiene distintas festividades al año en donde priva la alegría y el gusto por compartir los alimentos con los visitantes. A principios de año  el pueblo nombra a tres mayordomos de los barrios, estos mayordomos son los encargados de ofrecer los alimentos a los integrantes de las bandas que alegran con su repertorio musical frente a la iglesia, además  de cubrir el pago de las misas de la víspera de la fiesta y en la coronación de los  nuevos  mayordomos, quienes por cierto reciben un cirio y 18 ceras adornadas que deberán  entregar también al año siguiente o el año cuando hayan cumplido con el  encargo conferido por el poblado.

Otra fiesta es la del jubileo efectuado el cinco de marzo. Esta festividad religiosa quizá sea un acontecimiento de los más interesantes, pues éste data de la Colonia, ya que se viene celebrando de generaciones inmemoriales. Este acontecimiento se desarrollaba cuando llevaban la imagen de San Juan Bautista en canoas al pueblo de Mixquic,  adornadas con una profusión de flores y olor a copal.

Esta tradición del Santo jubileo queda en la memoria de los abuelos, ya que recuerdan cuando recibían la invitación de los habitantes y párroco del pueblo de Mixquic para llevar al señor patrón San Juan Bautista en procesión el día que iniciaba «los jubileos», llegando a Mixquic por la mañana con banda musical y una ensarta de cohetes que alegraban el recorrido hasta este lugar.

El poblado de Tezompa aún conserva entre sus calles cierta originalidad ancestral, lo mismo que en sus construcciones, que bien hacen juego con su ex convento y sus manifestaciones tradicionales. Poblado que perteneció a  la Municipalidad de Ayotzingo  y actualmente al Municipio de Chalco, que  al igual que otras poblaciones  del estado de México, aún se respira un ambiente de nuestra  hermosa y apacible provincia  mexicana. ♦

_____

* Presidente del Consejo de la Crónica de Milpa Alta y vicepresidente de la Asociación de Cronistas de la Ciudad de México
Bibliografía:
Alemán Reyes, Oralia. Chalco, Monografía Municipal. Instituto Mexiquense de Cultura. México, 1999.
Escalante Plancarte, Salvador. Fray Martín de Valencia. Editorial Cossío. México, 1945.
Elizalde Xolalpa, Pedro. (Compilador) Ayotzingo, lugar de tortuguitas. Monografía. Más de 500 años de historia… (Se desconoce la editorial del libro y el año en que fue impreso debido a que el autor no proporcionó estos datos)
Maria y Campos, Armando de. La muerte equivocada de Gutierre de Cetina. Poeta sevillano del siglo XVI. Gobierno del Estado de Puebla. México, 1991.
_____
Notas al pie:
  1. Para tener una idea más real en la construcción de los primeros inmuebles en los inicios de la Colonia, don Armando de Maria y Campos en su libro La muerte equivocada de Gutierre de Cetina, nos explica detalladamente respecto a los materiales utilizados incluyendo la piedra de cal.
  2. En el libro Ayotzingo, lugar de tortuguitas, el arquitecto Pedro Elizalde lo reproduce en la página 69.
  3. Para adentrarse más a fondo de la labor que realizaron los «doce franciscanos» por estas tierras, podemos consultar el libro Fray Martín de Valencia, de Salvador Escalante Plancarte, párroco de Amecameca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: