Opinión | Cómo hacerse poeta en México

Abril 22, 2019.- El autor del artículo se refiere al caso de una poeta coahuilense que con una misma obra ganó dos certámenes literarios, lo que «agravia a todos los demás participantes que enviaron obras y firmaron con seudónimo»

Por Adán Echeverría García *

Ha sido extenuante la documentación del tipo de fraudes y trampas de varios de los integrantes y fundadores del portal Círculo de Poesía. Pues bien, ellos no son los únicos. La prensa mexicana vuelve a documentar un caso más. Ahora desde las letras de Esther M García (Chihuahua, 1987).

El portal de noticias terceravia.mx titula su nota: «Otra poeta mexicana es premiada en dos concursos». Y da cuenta de cómo Esther sometió su obra La destrucción del Padre al X Certamen Sor Juana Inés de la Cruz, convocado por el Fondo Editorial del Estado de México (que otorga 400 mil pesos de dinero público), resultando ganador en la categoría de poesía, en marzo de 2019.

Pero se trata de una obra que había sido premiada con antelación por la Secretaría de Cultura de Coahuila (donde Esther M García radica),  en el certamen Canto Rodado 2018, en el mes de agosto pasado. Esa premiación consta de la publicación de los ejemplares. Y aunque se señala que el libro no fue publicado, sí lo fue el título del mismo (La destrucción del padre), que asocia el nombre de la obra con la autoría de Esther. Y si el certamen de poesía se concursaba con seudónimo, los jurados solo tenían que poner el nombre del libro en cualquier plataforma de búsqueda para saber quién era el autor.

El portal señala que en las bases del (certamen) Sor Juana que se pueden encontrar en escritores.org, dice lo siguiente en el punto número 8: «Quedan excluidos trabajos que hayan sido premiados en algún otro concurso, que se encuentren participando en otros certámenes nacionales o internacionales, que hayan sido contratados por alguna otra empresa o institución o que estén en proceso de edición. De igual modo, no podrán participar en esta convocatoria los autores que hayan obtenido este premio anteriormente, así como ningún miembro del Consejo Editorial de la Administración Pública Estatal».

Lo cual de inicio descalifica a la obra presentada por Esther, debido a que su libro ya contaba con un reconocimiento y con un sitio editorial que aseguraba su difusión. Era conocida la autora de la obra a quien se le otorga el premio, lo cual agravia a todos los demás participantes que enviaron obras y firmaron con seudónimo.

En el portal de terceravía.mx igual se menciona que «este tipo de casos se ha presentado con anterioridad, uno de los más sonados fue el de la poeta Carla Xel-Ha López Méndez», a quien por ganar con la misma obra dos premios «le fue revocado el premio Elías Nandino 2014, por su libro Cartas de amor para mi amigo cerdo».

Esther M García ha sido acusada de plagio en agravio de la escritora María Auxiliadora Álvarez. Ha sido presumiblemente señalada de defender a hombres, amigos o parejas de ella, que habían acosado a mujeres –aun cuando es la primera en acusar y azuzar a otras mujeres para que acusen de acoso y abuso sexual a otros hombres–. Al parecer ha sido acusada de que una de sus ex parejas le dio la beca del Fonca, apoyados por un amigo mutuo, y ahora es señalada de ganar dinero público haciendo trampa en premios de poesía y cuento, aprovechándose de su amistad con jurados a modo. ¿Hasta dónde le permitirán llegar a esta joya de la poesía mexicana?

¿Cómo hacerse poeta en México? Bien, hay que buscar un hombre desde muy joven, hacerlo tu «nuevo amor», ya entrado en años, dejarlo que te haga muchos tatuajes, te tome muchas fotos, y que las publique para que te conozcan, casarte con él, luego –cuando ya no lo necesitas– acusarlo de golpeador e intentar meterlo a la cárcel.

Todo eso documentarlo en redes sociales, con todo y videos y llantos; así ya hay miles que miraron hacia ti. Jugar bien el papel de víctima. Que las amigas del gremio te pidan columnas, entrevistas, para estar en el flechero. «Pobre mujer, lo que ha sufrido; dale una beca estatal, dale un premio municipal, para que tenga dinero y mantenga a sus hijos porque el animal de su marido la ha maltratado tanto»…

Y poco a poco ir adquiriendo más contactos, desnudarse-acusar-desnudarse, a conveniencia, y saber con quién (genial plan, eso no se critica, pues cada quien hace de su cuerpo lo que quiere y lo tasa en el precio que desea, lo que no se vale es luego, cuando esas parejas ya no te sirven, entonces intentar denostarlas públicamente sin pruebas), siempre con personajes que tienen cierto coto de poder, de esos que aparecen en antologías, en revistas, que son jurados, que son tutores de becas, y entonces comenzar a ganar los premios grandes.

¡Qué importa escribir! Puedes plagiar a conocidas, apropiarte de sus versos para titular tus libros, puedes meter los mismos libros, una, dos, tres veces a editoriales, premios municipales, premios nacionales. Luego hacerte de nuevo la víctima, tener seguidores, que te busquen las autoridades culturales, que te den la voz, los carteles, los viáticos para viajar.

Una joya el mundo literario de México. ♦

* Doctor en Ciencias Marinas. Docente Investigador en el Centro de Investigación en Sustentabilidad Energética y Ambiental del Noreste.

Ilustración tomada de http://www.elextrarradio.com/

@Adanhombreave

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: