El otro «himno nacional» que fue concebido en Tulyehualco

Noviembre 23, 2018.- La popular canción de «Cielito lindo» fue interpretada por primera vez el 10 de mayo de 1882, cuando su autor, Quirino Mendoza, tenía tan sólo 20 años de edad

Por Andrea Ilhuicatzi | NosotrosMSR

¡Ay, ay, ay, ay!, canta y no llores, porque cantando se alegran, cielito lindo, los corazones… ¿Lo leíste cantando? Seguramente sí, porque todos, al menos una vez en nuestras vidas, hemos cantado o, mínimo, tarareado esta estrofa.

Muchos conocemos el ritmo de la melodía que ha sido interpretada por varios músicos; canción que, sin duda, le ha dado y sigue dando vueltas al mundo, ya que es conocida como uno de los más grandes himnos musicales de México.

Sin embargo, pocos, muy pocos conocen y escasos son los que recuerdan quién es el autor de tan grande obra musical.

Multi instrumentista de gran inspiración y creador de la canción Cielito lindo, Quirino F. Mendoza y Cortés nació el 10 de mayo de 1862 en el pueblo de Santiago Tulyehualco, Xochimilco, de la Ciudad de México, dando su último aliento en noviembre de 1957, a la edad de 95 años.

¿Cómo fue su inicio en el mundo de la música?

El maestro Mendoza comenzó en la música desde muy temprana edad. Su padre, Poilicarpo Fidelino Mendoza Ocampo, fue su primer maestro y quien le enseñó, cuando Quirino era sólo un niño, a tocar el piano, la flauta, el violín, la guitarra y el órgano.

Su padre era agricultor y organista, y su madre, Juana Cortés de la Rosa, fue a su vez la hija del maestro de música Hilario Cortés, natural de Jerez, Zacatecas, quien fuera director de la Banda de Zapadores y ostentaba el grado de capitán.

Así fue como Quirino Mendoza, por ambas vertientes sanguíneas, traía la música en sus venas. Siendo adolescente, siguió los pasos de su padre y trabajó como organista por muchos años, en lo que ahora son las alcaldías de Milpa Alta y Xochimilco, lugares donde dio a conocer sus primeras composiciones, siendo su primera obra Mi bendito Dios, en 1880.

El compositor, a pesar de dedicar la mayor parte de su tiempo a la música, fue un niño muy aplicado y jamás descuidó sus estudios, terminó su carrera de maestro en la Escuela Normal y ejerció su profesión en pequeñas poblaciones, como Los Reyes, San Marco Jalpa, Santiago Acahualtepec y San Juan Izcapotan.

Luego de un tiempo ausente de su pueblo natal volvió a Tulyehualco, donde también ejerció su profesión de maestro de primaria y música.

¿Cómo nació la obra de Cielito lindo?

Entre rumores se cuenta que a Quirino Mendoza le gustaba caminar, y en sus ratos libres disfrutaba de largos paseos, entre ellos se encontraba uno de los que más visitaba: el cerro del Teuhtli en Milpa Alta, siendo el lugar y fuente de inspiración para componer su más grande tema, Cielito lindo; pieza ejecutada por primera vez el 10 de mayo de 1882, cuando él tenía tan sólo 20 años de edad.

Cielito lindo es considerado uno de los himnos mexicanos más representativos de la historia, y ha sido interpretado por varios cantantes alrededor del mundo con la complacencia de escuchar: Ese lunar que tienes | Cielito lindo | junto a la boca | no se lo des a nadie | que a mí me toca.

Quirino Mendoza tenía alma y corazón de poeta. Se cuenta que la letra de esta canción se originó en uno de aquellos paseos al cerro del Teuhtli.

Asimismo, como menciona el profesor Manuel Garcés en uno de sus textos en la Revista Nosotros, «la belleza de este volcán, no pasó desapercibida para el compositor, cuando éste lo cita en la letra original de la canción Cielito lindo. Lo podemos confirmar en un documento con fecha de 10 de mayo de 1882, en donde aparece la auténtica letra: ‘Vamos al Teuhtli hermosa niña, | para admirar el campo | y allí los dos unidos, cielito lindo, | nos amaremos’… Pero debido al mercantilismo o a la mercadotecnia, aunado al correr del tiempo, la letra que actualmente conocemos fue cambiada, porque en la actual se omite entre otras palabras la del ‘Teutli’».

Pero en realidad, Quirino F. Mendoza y Cortés no es únicamente autor de una sola canción, tiene un sin fin de número de composiciones.

Al morir, la suma de su obras musicales corresponden a un total de 73 himnos, 102 canciones populares, 57 cantos para jardín de niños, 50 huapangos (entre ellos Cielito lindo) y otras polcas, mazurcas, chotis y obras religiosas.

Otros de sus temas más exitosos son: Jesusita en Chihuahua, Rosalía, Joaquinita, Xochimilco, La noche tiende su manto, Honor, Gloria, Las espuelas de Amozoc y Alegría de vivir.

En este sentido, Quirino Mendoza y Cortés siempre ha estado vivo y muy presente, pues más que recordado por su nombre, su historia ha trascendido por la letra y las notas de su composición inmortal Cielito lindo. ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: