La pintura figurativa más antigua de la humanidad fue hallada en Borneo

Noviembre 7, 2018.- El hallazgo pone fecha a un hito en la evolución de la cognición humana: el momento en que se pasó a representar el mundo exterior en las paredes de las cuevas

La pintura rupestre de un gran herbívoro descubierta en una cueva de Borneo tiene unos 40,000 años de antigüedad, lo que la convierte en la obra de arte figurativo más antigua de la humanidad.

La datación, presentada hoy online en la revista Nature, pone fecha a un hito en la evolución de la cognición humana: el momento en que se pasó a representar el mundo exterior en las paredes de las cuevas.

«El origen del arte figurativo supone un salto cognitivo. Implica la síntesis del motivo original en tu cerebro y la producción posterior de la forma en la pared de la cueva», explica Marcos García Díez, especialista en arte rupestre en la Universidad Isabel I en Burgos.

Es «cualitativamente distinto» de las pinturas más antiguas encontradas en Europa y en África, que consisten en trazos geométricos o improntas de manos y que no representan el entorno natural ni las vivencias de los humanos prehistóricos.

El descubrimiento de que este salto cualitativo apareció con poco tiempo de diferencia en los dos extremos de Eurasia –en Borneo y en la zona del mar Cantábrico– sugiere que se desarrolló de manera independiente en ambos lugares. Lo cual indica que la capacidad para el simbolismo visual es inherente al cerebro humano como lo es la capacidad para el lenguaje verbal, que permite que niños de cualquier origen aprendan a hablar.

La investigación se ha basado en datar pinturas rupestres en seis cuevas de una zona montañosa de Borneo Oriental. Aunque estas pinturas se conocen desde los años 90, se encuentran en una región selvática de acceso difícil y no se habían datado con precisión hasta ahora.

Los resultados muestran que las cuevas contienen pinturas de distintas épocas. Las más antiguas representan grandes animales coloreados con pigmentos naranjas y rojizos, así como manos también rojizas pintadas con la técnica del estarcido –que se basa en poner una mano sobre una pared, coger el pigmento en la boca y soplar, de modo que en la pared quede la silueta de la mano–.

Algunos animales representan bantengs –un bóvido del sureste asiático– y otros, especies no identificadas. Destaca especialmente un gran ungulado que parece tener clavada el asta de una lanza. Con una datación de 40,000 años, es la representación de un animal más antigua hasta la fecha. En la región del Cantábrico, donde no todas las pinturas han sido datadas y algunas podrían ser anteriores, los registros más antiguos hasta ahora para figuras de animales se sitúan en torno a los 30,000 años.

Posteriormente, hace alrededor de 20,000 años, aparece en las cuevas de Borneo un nuevo estilo pictórico que utiliza pigmentos más oscuros, de tonos morados. Este nuevo estilo contiene las primeras figuras humanas, además de representaciones de otros animales y estampados de manos. Curiosamente, muchas de las manos están unidas por líneas, como si formaran parte de un mismo colectivo.  ♦

Fuente: La Vanguardia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: