Oficios caracterizados con calaveras en San Pedro Tláhuac

Noviembre 2, 2018.- El nevero, la vendedora de aguas frescas, la tamalera, el trovador y el panadero, son entre otras calaveras elaboradas con carrizo, algunas de las caracterizaciones presentadas

Una singular estampa de trabajos con motivo de Día de Muertos de tamaño natural fue montada por los integrantes del Grupo Autónomo Cultural Cuitlahuac Ticic en el jardín central de San Pedro Tláhuac, en la que se pueden observar diversas figuras que caracterizan sus oficios tan comunes en la región.

IMG_3117

Vendedora de aguas frescas

Los estudiosos y preservadores de las tradiciones en Tláhuac apuntan en la presentación de la escena cotidiana acorde con la tradición del culto a los muertos, que la comunidad, a pesar de los cambios políticos, económicos, culturales y ecológicos que ha sufrido en los últimos siglos, ha mantenido su vínculo con el paisaje lacustre.

IMG_3118

La tamalera

El nevero, la vendedora de aguas frescas, la tamalera, el trovador y el panadero, son entre otras calaveras elaboradas con carrizo, algunas de las caracterizaciones presentadas en el toldo que se localiza en el Jardín Cuitláhuac, incorporadas a la vida cotidiana de los tlahuenses que transitan por el lugar.

A decir de los promotores de las tradiciones en Tláhuac:

IMG_3119

El trovador

Al igual que muchas otras comunidades mesoamericanas, Tláhuac es portadora de un calendario ritual muy rico e intenso. Una de las festividades más llamativas, por el significado y la vistosidad que posee, es la fiesta de Todos los Santos y los Fieles Difuntos.

Cuatro son los puntos álgidos durante su festejo:

IMG_3121

El nevero

La colocación de estrellas de carrizo forradas con papel de china y alumbradas por medio de un foco. Se colocan nueve días antes, porque según la cosmovisión mesoamericana, los difuntos atraviesan nueve lugares que se interponen entre su destino final y el mundo de los vivos.

También por estos días en el pueblo los niños comienzan a pedir su calaverita, por lo que cargan en sus manos un chilacayote en forma de cráneo y alumbrado con una cera.

La alumbra

IMG_3125

El panadero

da comunitaria que se lleva a cabo el 1 y 2 de noviembre, los pobladores de Tláhuac se dirigen al panteón, en donde convivirán con ellos mientras permanecen acá en la Tierra. Con flores, inciensos, cirios, música, comida y bebida, se realiza el festejo. Los difuntos mayores, finalmente, se retiran del pueblo a las tres de la tarde.

La pixca o cosecha del maíz en las chinampas, ciénega y ejido de San Pedro Tláhuac, marca el final del ciclo agrícola y la muerte ritual del maíz, alimento sagrado para nuestros pueblos. Así, de esta manera, se simboliza que nuestra vida y nuestra muerte están unidas al elemento por el que vivimos y del que fue hecha nuestra carne: el maíz.  ♦

Fuente: Grupo Autónomo Cultural Cuitláhuac Ticic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: