San Pedro Amimitl y el tularco de los pueblos lacustres de México

Julio 4, 2018.- El tularco es un adorno de tule trenzado que se coloca en ocasiones especiales en recintos donde se llevará a cabo una celebración (civil o religiosa)

Desde hace cuatro años el Grupo Autónomo Cultural Cuitláhuac Ticic ha promovido el rescate del tularco durante la fiesta patronal de San Pedro, por lo que sus integrantes se han dedicado a cortar y tejer el tule para que, de nueva cuenta, adorne la entrada de la iglesia de Tláhuac.

El tularco es un adorno de tule trenzado que se coloca en ocasiones especiales en recintos donde se llevará a cabo una celebración (civil o religiosa), y es que todos los pueblos lacustres de la Cuenca de México se especializaban en la elaboración de estos ornamentos de origen acuático.

36405115_454739994997011_2278731036747628544_n

El tularco de este año que se puede apreciar a la entrada de la iglesia de San Pedro Apóstol

En la exposición fotográfica dedicada a San Pedro Tláhuac, la cual se exhibe en el claustro de la iglesia de San Pedro Apóstol, se explica al visitante que a partir de la invasión española y con el posterior proceso de evangelización, los santos católicos se hicieron presentes en la vida cotidiana de los pueblos mesoamericanos.

Sin embargo, a pesar de lo que regularmente se ha pensado, las comunidades tuvieron un papel muy activo en la adopción de su nuevo santo patrono y en la manera en la que los cultos público y privado se realizarían.

En el caso específico de Tláhuac, resulta notorio que como sitio con gran y antigua tradición pesquera, se eligiera a San Pedro, egregio pescador en la historia judeo-cristiana. Así pues, el primigenio culto a Amimitl (deidad nahua de la caza acuática) se reconfiguró para darle cabida al príncipe de los apóstoles.

IMG_2369[1]

Listos para sacar los rollos de tule y tejer el tularco que adornará la entrada al atrio

Desde entonces, la imagen de San Pedro se asoció al culto agrícola de origen mesoamericano, enfocándose principalmente en la siembra del maíz. Asimismo, al ser una isla Tláhuac, la tradición lacustre se relacionó fuertemente con el nuevo patrono del pueblo. Por estas razones, al apóstol se le pide la lluvia si ésta ha sido escasa en el período del temporal: la finalidad de los actos propiciatorios es que el vital líquido riegue las milpas que se han sembrado con la semilla sagrada. San Pedro, como antes Amimitl, tiene como labor cuidar y prodigar a los habitantes de su comunidad.

Por todas estas razones, el culto que recibe San Pedro, en Tláhuac, está fuertemente está influenciado por lo agrícola y lo lacustre. Por ello, anteriormente se acompañaban sus procesiones con cañas de maíz, y hasta la década de 1960, su fiesta era aderezada con un gran tularco que se colocaba en la entrada de la iglesia.

La muestra integrada por fotografías de principios del siglo pasado, está abierta al público en el claustro hasta el próximo domingo, cuando concluye la feria de San Pedro Tláhuac. ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: