«In nahui calpoltin»… Los cuatro barrios de Cuitlahuac Ticic

Junio 5, 2018.- Cuitlahuac Ticic comenzó su vida como población formada por cuatro «calpoltin», normalmente denominados barrios: Ticic, Tecpan, Teopancalcan y Atenchicalcan, apunta el historiador Baruc Martínez

Por Baruc Martínez Díaz | Nosotros, Núm. 115 | Junio de 2008

In nahui calpoltin [1]

Cuitlahuac Ticic comenzó su vida como población formada por cuatro calpoltin, normalmente denominados barrios. Antes de proseguir es menester especificar, lo más que se pueda, qué es un calpulli, porque, desde luego, no corresponde a la idea de barrio que tanto han usado.

La primera definición la realizó Alonso de Zorita, quien nos dice que el calpulli: «quiere decir barrio de gente conocida o linaje antiguo, que tiene de muy antiguo sus tierras y términos conocidos…» [2] Con estas palabras podemos precisar lo que se puede entender como calpulli. Aquí Zorita adjetiva la palabra barrio, diciendo que es «de gente conocida», lo cual ya marca, de entrada, una mayor exactitud en la definición. Por lo tanto se infiere que el calpulli es un conjunto de gente emparentada toda ella, y, además, posee su tierra en común desde tiempo muy antiguo.

00 Formato pequeño

Los cuatro barrios de Cuitláhuac Ticic. Copia de Faustino Chimalpopoca Galicia (1857)

Asimismo, Zorita refiere que la tierra que ellos poseían no la podían enajenar y ésta no pertenecía a cada uno de los del calpulli sino al común de éste [3]. Todas las tierras se repartían entre los miembros del calpulli y no para otras personas. También podían perder las tierras aquellos que no las trabajasen por espacio de dos años sin justificación alguna.

Así, el calpulli viene a ser una unidad de producción, en la sociedad prehispánica, de carácter agrícola, que posee tierra en común, que todos son conocidos o parientes en ese grupo. Además de dedicarse a trabajar la tierra existían algunos calpoltin que se especializaban en alguna tarea en específico. Hay que recalcar que se es miembro del calpulli por nacimiento o, en casos muy raros, cuando se casa con una persona de otro calpulli. Sin embargo, en estos grupos existía una inclinación muy fuerte hacia la endogamia [4].

Con esta breve definición de calpulli podemos empezar a citar los cuatro calpoltin que existieron en Cuitlahuac Ticic. Estos son: Ticic, Tecpan, Teopancalcan, Atenchicalcan. Cada uno de ellos, además de cultivar sus propias tierras, se dedicaba a una actividad en específico.

Molde fotos 1Ticic: «lugar de gente de conocimiento», sus pobladores se dedicaban a la observación de las estrellas, a través del lago, llamado Gran espejo de agua, que más adelante veremos. Con base en la observación de las estrellas podían saber qué pasaría. También estudiaban el conocimiento profundo de la medicina, al tonalpohualli, «calendario» de 260 días. Al manejar la sabiduría suprema (Teotlamatiliztli) eran considerados nahualteuctin (hombres nahuales), sabían los secretos mensajes del cosmos. Eran verdaderos tetzauhmatqueh, porque leían los mensajes que nos prodiga la naturaleza (tetzahuitl).

Tecpan: «lugar de los tecpan o casas de administración», aquí era cuidado el arte de gobernar la sociedad de Cuitlahuac Ticic. Es muy probable que todos los asuntos sobre el «gobierno central» (tlahtocayotl) [5] fueran tratados dentro de este calpulli; es decir: éste era el centro de poder político de nuestro pueblo. Ahí mismo debieron existir los tribunales donde se impartía la justicia y tener su residencia los funcionarios que desempeñaran estos menesteres. Éste fue el penúltimo calpulli que fundaron los primeros habitantes de Tláhuac.

Teopancalcan: «donde están los teopan, recintos sagrados», dedicado a la cuestión cosmogónica, del culto a lo sagrado. Aquí debían realizarse las principales ceremonias en las diversas festividades a través de todo el año. Ahí se veneraban a los teteoh (fuerzas naturales sacralizadas); se realizaban las principales ofrendas y las peticiones para que se llevara a cabo la forma de vida armónica a la que se aspiraba. La mayor parte de las construcciones sagradas debieron estar en este lugar y, prácticamente, tuvo que ser considerado un lugar de culto más que una unidad habitacional.

Molde fotos 1Atenchicalcan: «recinto en dirección al agua», su mismo nombre indica el elemento más importante de este calpulli. Precisamente ahí se manejaba el acceso y paso de las aguas dentro de la isla. Asimismo se evitaban las inundaciones y se prodigaba de agua a los diferentes calpoltin para que realizaran las tareas agrícolas con éxito.

Como hemos visto hasta este momento los cuatro calpoltin constituyen un sistema bien coordinado y autosuficiente, porque además hay que agregar que cada calpulli tenía sus propias autoridades sin que dependieran exclusivamente del órgano central, es decir, cada calpulli es autogestivo. Entre estas autoridades hay que citar a las siguientes: el calpulec, quien debía ser una persona madura, pero joven, que se encargaba  de  repartir las tierras.  A este personaje Zorita le llama el pariente mayor (teachcauh) [6]. También se dice que nada hacía él sin el consejo de los viejos, al parecer gozaba de ciertos privilegios, por ejemplo, todo el calpulli estaba obligado a trabajarle sus tierras [7]. A cambio de esto él tenía ciertas obligaciones: «Este principal tiene cuidado de mirar por las tierras del calpulli y defenderlas, y tiene pintadas las suertes que son, y las lindes, y a dónde y con quién las labra, y las que tiene cada uno…» [8]

También sabemos que el calpulec tenía un amoxtli (libro, códice) donde verificaba los linderos del calpulli [9] y lo iba cambiando según los sucesos, sólo póngase atención en la cita anterior para comprobar esto que estamos afirmando.

Existía otro funcionario llamado telpochtlahto, quien se encargaba de la administración y cuidado del Telpochcalli (casa de los jóvenes), así como de los miembros del calpulli que estuvieran en esa institución. Cada uno de los calpoltin debió tener su Telpochcalli, pero sólo en el calpulli de Ticic se encontró el Huey Calmecac o Gran Casa de Estudios Superiores. Asimismo, cada uno de ellos tenía un Teocalli («templo»); sólo en Ticic estaba el Teocalli principal en honor al padre primordial de los cuitlahuacah: Mixcoatl [10].

Otro de los elementos más importantes lo constituían los calpulhuehuetqueh, a quien Zorita sólo llama ancianos. Pero se dice que nadie hacía nada sin consentimiento de este grupo de ancianos, inclusive el calpulec estaba sujeto a la decisión de los calpulhuehuetqueh.

Como punto importante, en nuestro trabajo sobre los cuatro calpoltin de Cuitlahuac Ticic, hay que señalar que, debido al poderío del señor de Azcapotzalco, Tezozomoctli, el tributo de los calpoltin fue repartido a las  ciudades gemelas de Tlatelolco y Tenochtitlan; tres de estos calpoltin permanecieron sujetos a la ciudad de Mexihco Tenochtitlan, es decir, el tributo (tequitl) que debían dar los cuitlahuacah llegaba a la citada ciudad. Estos tres calpoltin eran: Atenchicalcan, Teopancalcan y Tecpan, los cuales, como ya se dijo, permanecieron sujetos a Tenochtitlan y el tributo que daban se dirigía a esta ciudad. Por su parte el calpulli de Ticic se encontró sojuzgado bajo la hegemonía tlaltelolcatl, lo cual significa que el tributo proveniente del calpulli Ticic estaba destinado a la ciudad de Mexihco Tlatelolco.

Los Anales de Cuauhtitlan registran el año en que estos calpoltin fueron sometidos ante las dos ciudades gemelas, éste corresponde, según el cómputo europeo, a 1425 y, de acuerdo con nuestro cómputo autóctono, al mahtlactli once calli xihuitl (año once casa) [11]. Al respecto leemos en Origen de Cuitlahuac que Tezozomoctli, tlahtoani de Azcapotzalco, repartió los cuatro calpoltin de la siguiente manera:

[11 calli…] Auh in cuitlahuacah ticicah quimontemacac Tlatilolco, auh in cuitlahuacah teopancalcah, atenchicalcah ihuan Tecpan, yyexcanixti, in quimontemacac Tenochtitlan… 

[11 casa…] Y los cuitlahuacah ticicah fueron asignados a Tlatilolco, y los cuitlahuacah de Teopancalcan, Atenchicalcan y Tecpan, los tres lugares juntos, fueron dados a Tenochtitlan…[12]

Es de notarse la gran importancia que tenía el calpulli de Ticic pues, mientras los otros tres, Atenchicalcan, Teopancalcan y Tecpan daban tributo a Tenochtitlan, los de Ticic solos otorgaban este tributo a Tlatelolco. Esto significa que el poder económico del primero era comparable y, tal vez, sobrepasaba a la de los otros tres calpoltin juntos.  Como sea, sabemos de buena fuente que los cuatro calpoltin de Cuitlahuac Ticic tenían un rango importante en la Cuenca de Anahuac a pesar del espacio, en extremo pequeño, que ellos ocupaban territorialmente. Aún más, el rango que alcanzaban los calpoltin cuitlahuacah sobrepasaba, en algunos casos, a ciertos altepetl (pueblo).

Para que se entienda mejor lo que acabamos de afirmar en el párrafo anterior, diremos que la estructura política en el mundo nahuatl se manejaba de la siguiente forma: la célula básica, sin lugar a dudas, era el calpulli, el cual más o menos tratamos de definir en líneas anteriores; varios calpoltin podían formar un altepetl, que regularmente se ha traducido como pueblo o ciudad. Así, el altepetl formado adquiría un rango superior al de los calpoltin que lo habían constituido. De esta manera, al hablar nosotros de que los calpoltin del altepetl (ciudad) Cuitlahuac Ticic tenían un rango más alto que algunos otros altepetl, resulta interesante pues le confiere a nuestro pueblo una importancia que no ha sido tomada en cuenta y mucho menos estudiada por investigador alguno. Para no hacer gratuitas las afirmaciones que venimos sosteniendo citamos al doctor Rudolf van Zantwijk; con respecto a esta relación jerárquica entre calpulli y altepetl nos comenta:

Entre calpollis (calpoltin) y entre altepemeh o altetepeh (dos formas del plural de altepetl) también había una enorme diferencia de rangos sociales, económicos, ceremoniales y políticos. De esta manera podía producirse la circunstancia especial que cierto calpolli, como por ejemplo cualquiera [sic] de los cuatro calpollis de la ciudad de Cuitlahuac, tenía un rango superior a los de varios altepemeh que por su categoría, naturalmente tenía una posición más alta que los calpultin con los cuales se integraron [13].

En esta tesitura hay que repensar la importancia del tributo aportado por Cuitlahuac Ticic a las ciudades gemelas de Tenochtitlan y Tlatelolco, pues al estar constituida por cuatro unidades de gobierno (calpoltin) era sobremanera importante el tributo dado. Con relación a este tema el doctor Pedro Carrasco señala al analizar la lámina del Códice Mendocino donde aparece el tributo de Cuitlahuac Ticic: «Sabemos que Cuitlahuac comprendía cuatro cabeceras; resultaría un lugar de desmesurada importancia en relación con todos los demás de la lámina si pensamos que toda ella estaba incluida» [14]

Posteriormente, ya durante el dominio de los mexihcah tenochcah, dos de los principales calpoltin de Cuitlahuac Ticic tuvieron problemas e, inclusive, trabaron combate entre ellos mismos. Los dos calpoltin que contendieron fueron el de Ticic y el de Atenchicalcan. Cuando los de Ticic fueron a combatir a Chalco, el tlahtoani de Atenchicalcan, Ahcolmiztli, aprovechó la ausencia de los guerreros y mató a las mujeres, niños y ancianos de aquel calpulli. Así, según el Origen de Cuitlahuac, se declaraba: «[…] quitocayaotito in Chalco in ticicatl in huallaz ocompoloh in cihuatl in piltontli; niman quipehualtih in iyaoyouh Ahcolmiztli… [… fue a combatir a Chalco el ticicatl, cuando vuelva habrá destruido (Ahcolmiztli) a la mujer, al niño; enseguida empezó su guerra Ahcolmiztli…]» [15]

Al regresar de la guerra los ticicah se encontraron con todo destruido, enseguida Tezozomoctli, tlahtoani de Ticic, alistó sus guerreros y combatieron a los atenchicalcah hasta correrlos del pueblo; estos últimos se refugiaron en Itztapalapan.

Más tarde los atenchicalcah se quejaron con Motecuhzoma Ilhuicamina, señor de Mexihco, y él castigó a los de Ticic. Les hizo la guerra y en un solo día regresó al atenchicalcatl a su casa. Quemaron el recinto principal de los cuitlahuacah, en donde se encontraba Mixcoatl, pero no lo encontraron allí; cuatro principales, Citlalcoatzin, Quehuacatzin, Axicyotzin y Tenamaztzin, le exigieron al tlahtoani de Ticic, Tezozomoctli, que les entregara la figura de Mixcoatl y éste pensó para sí mismo: «[…] auh ye nictemaca in Mixcoatl ¿quenin quinchihuazqueh in nopilhuan in huehcauh yez? [… y si entrego a Mixcoatl ¿cómo vencerán a mis hijos cuando lejos esté?]» [16]. Así pues, Tezozomoctli entregó la figura de Teuhcatl, quien era un teotl 17] de Ticic, y quien además se parecía en sus atavíos a Mixcoatl; los mexihcah lo tomaron y siempre vivieron engañados creyendo que en verdad era Mixcoatl. A este Teuhcatl lo tenían guardado en lugar llamado Tepixtoco del mismo calpulli de Ticic según se dice en el Origen de Cuitlahuac:

[…] Teuhcatl Ticic teotl catca, ompa pialoyan in itocayohcan Tepixtoco. O yehuatlin quihualhuicahqueh Mexihco, yehuatl in onoca Tenochtitlan in oncan mihtoaya Mixcoatepec. Ahmo nelli yehuatl ixiptla in mihtoaya Camaxtle Mixcoatl ca zan yehuatl in itocah Teohcatl, zan no yuhqui in inechichihual in Mixcoatl…

[…] Teuhcatl era teotl de Ticic, se guardaba en donde se llama Tepixtoco. Éste fue al que trajeron a Mexihco, estaba en Tenochtitlan en donde llamaban Mixcoatepec (cerro de Mixcoatl). No es verdad que éste sea la imagen del que nombraban Camaxtle Mixcoatl pues éste se llama Teohcatl [18], sólo era su vestimenta como la de Mixcoatl…[19]

De esta forma el poderío mexihcatl se impuso y, a partir de este momento, Ticic va perdiendo su fuerza original mientras los otros tres calpoltin van sobresaliendo. Prueba de ello es que se empiezan a mencionar a los gobernantes de los citados calpoltin cuando, tiempo atrás, sólo eran referidos los de Ticic. Asimismo, hay qué notar que en el sitio de Tenochtitlan el tlahtoani que va ayudar a Cuauhtemoc es el del calpulli Atenchicalcan: Mayehuatzin [20], lo anterior también nos da a entender que el control de la ciudad de Cuitlahuac Ticic se encontraba, principalmente, en el último de éstos.

Esto es lo que podríamos señalar acerca de los cuatro calpoltin que existieron en Tláhuac; en la actualidad se encuentran ubicados de la siguiente manera: los barrios de los Reyes, San Miguel y la Magdalena conforman Ticic, los de la Guadalupe, Santa Ana y San Juan son Tecpan, el barrio de San Mateo representa a Teopancalcan y el de la Asunción a Atenchicalcan [21]. ♦

_____

Notas:

1 Capítulo dos del libro histórico sobre Tláhuac titulado Cuitlahuac iyuhcatiliz. Memoria histórica de Tláhuac.

2 Alonso de Zorita. Breve relación de los señores de la Nueva España. Joaquín Ramírez Cabañas (pról.), 3ª. Edición. (Biblioteca del Estudiante Universitario no. 32), p. 30. México, Universidad Nacional Autónoma de México, 1993. 205 p. El subrayado es nuestro.

3 Ídem.

4 La endogamia se entiende como la inclinación por contraer matrimonio entre individuos de ascendencia común o nativos de un poblado o lugar pequeño.

5 Tlahtocayotl literalmente significa «lo que le es propio al tlahtoani», esto es la guía, la dirección, el mando. En español no hay palabra alguna equivalente para traducir este término; sin embargo, muchos investigadores lo han traducido como «señorío» sin corresponder realmente al sentido de ésta.

6 Alonso de Zorita. Op. cit., p. 32.

7 Friedrich Katz. Situación social de los aztecas durante los siglos XV y XVI. María Luisa Rodríguez Sala y Elsa Bühler (tr.). Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. México, 1994, 250 p.,  p. 158.

8 Alonso de Zorita. Op. cit., p. 34.

9 Friedrich Katz. Op. cit. p. 180.

10 Códice Chimalpopoca. Anales de Cuauhtitlán… p. 51.

11 Ibíd. p.37.

12 «Origen de Cuitlahuac», en Origen de Cuitlahuac y otros documentos. Biblioteca Nacional de México. Fondo Reservado, manuscrito 1735, 1-5 f., f. 2v. La traducción y modernización de la escritura nahuatl son nuestras.

13 Rudolf van Zantwijk, «El concepto del ‘Imperio Azteca’ en las fuentes históricas indígenas», en Estudios de Cultura Náhuatl, México, Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Históricas, No. 20, 1990, 201-211 p., p. 202. El subrayado es del autor.

14 Pedro Carrasco. Estructura político–territorial del imperio tenochca. La Triple Alianza de Tenochtitlan, Tetzcoco y Tlacopan. Alicia Hernández Chávez (presentación). El Colegio de México, Fideicomiso Historia de las Américas, Fondo de Cultura Económica. México, 1996. 670 p., p. 160.

15 Ibíd. f. 3r. La traducción es nuestra.

16 Ibíd. f. 4r. La traducción es nuestra.

17 Para entender el concepto de teotl véase el capítulo sobre la Teotlamatiliztli en este mismo libro.

18 Con frecuencia en el idioma nahuatl el sonido que anotamos con «o» cambia a «u»; lo anterior nos habla de que, los más probable, es que hubiera sido un fonema entre «o» y «u».

19 Origen de Cuitlahuac… f. 4r.

20 Bernardino de Sahagún., Op. cit. p. 796.

21 La ubicación de los cuatro calpoltin en la actualidad me fue referida por parte de mis abuelos: doña Carmelita Osorno Galicia y don Domingo Martínez Chavarría, nativos de Tláhuac. Además, el lector puede consultar: Alicia Olivera Sedano, «Cuitlahuac», en Revista Mexicana de Estudios Antropológicos, VI Mesa Redonda de la Sociedad Mexicana de Antropología. México, 19541955, Volumen XIV, 299302 p., p. 299.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: