Cuando los 70 años de la Secundaria Diurna Teutli de Tecómitl

Mayo 28, 2018.- Con motivo de dicho aniversario, el autor del artículo hizo un recuento histórico de la escuela desde que fue inaugurada por el general Lázaro Cárdenas del Río el tres de marzo de 1938

Por Manuel Garcés Jiménez* | Nosotros Núm. 11 | Febrero de 2008

 

El presente año (2008) es de acontecimientos relevantes para la vida de los habitantes de San Antonio Tecómitl, uno de ellos son los festejos por el 70 aniversario de la fundación de la escuela Secundaria Diurna Número 9. Otro acontecimiento son los 30 años de vida del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos Número 15 «Diódoro Antúnez Echegaray».

Antecedentes de la educación secundaria en el país

Hasta el primer cuarto del siglo antepasado la enseñanza secundaria, siguiendo la tradición medieval de las Facultas artíum [1], se impartía en los centros de educación superior estatales y de la Ciudad de México durante cinco años, a cuyo término el estudiante ingresaba a la carrera requerida.

En la década de los años veinte, se profundizan los proyectos educativos porfirianos y comienza a configurarse el gobierno post revolucionario, donde la educación es un pivote para redefinir, de alguna manera, los caracteres del estado mexicano y sus relaciones con los poderes regionales y locales emergentes, o bien, acomodados a la nueva situación revolucionaria.

Recordemos que ningún gobierno de la República ha desplegado tan profunda vocación transformadora en el aspecto educativo rural y urbano como el que encabezó el general Álvaro Obregón (1921-1924), teniendo en su cartera de Educación Pública al licenciado José Vasconcelos (1881-1959). Periodo trascendental, pues las escuelas primarias pasaron de ocho mil 171 en 1920 a 13 mil 487 en 1923 [2].

La explosión demográfica nacional en las escuelas primarias –de 679 mil 897 alumnos en 1920, a un millón 044 mil 539 en 1924– hizo pensar al gobierno en modificaciones que sirvieran a la vez para extender las oportunidades de estudio y disminuir un ingreso directo a los centros de educación superior.

Mientras tanto, en la década de los años 20, hay que recordar que la Escuela Nacional Preparatoria, fundada por Gabino Barreda en 1867, por ese entonces había en la República 50 escuelas sujetas a esa reforma con 12 mil 435 alumnos [3].

Creación de la enseñanza secundaria

b628386c9b1525706510

Plutarco Elías Calles y Lázaro Cárdenas en fotografía de agosto de 1927 en Michoacán

En pleno movimiento cristero, Plutarco Elías Calles (1924–1928) da inicio a la educación secundaria. «En efecto, los decretos presidenciales, uno de fecha 29 de agosto de 1925 y el otro de fecha  del 22 de diciembre de ese mismo año, inicia la organización del sistema de escuelas secundarias federales, al crear, primero, dos planteles educativos de esta índole, y al dar vida independiente y personalidad privada, el segundo, al llamado ciclo secundario, o sea los tres primeros años de estudios de la antigua Escuela Nacional Preparatoria» [4].

«Con estas autorizaciones, la Dirección de Enseñanza Secundaria contó, desde luego, con cuatro secundarias: dos de nueva creación y las dos ya existentes, constituidas estas últimas por los ciclos secundarios de la antigua Escuela Nacional Preparatoria y de la Escuela Nacional de Maestros. En las dos primeras sólo se inscribieron alumnos de primer curso, en tanto que las otras admitieron en sus aulas alumnos de los tres grados» [5].

La crisis que atravesaba la nación asomaría siete años después al emitirse un decreto estando como presidente de la República Pascual Ortiz Rubio (1930–1932), quien el 26 de diciembre de 1931 decretó que la enseñanza en las escuelas secundarias particulares pasaban a ser obligatoriamente laica, lo que trajo la reacción inmediata del arzobispo de México, Pascual Díaz (1876–1936), quien se apresuró a reprobar el laicismo en las escuelas secundarias y a pedir a los padres de familia que no enviaran a sus hijos a los centros educativos oficiales.

La educación socialista

Durante el periodo del presidente Lázaro Cárdenas del Río (1934–1940) se reforma el artículo tercero de la Constitución de la República, a fin de brindar educación impartida por el estado a todos los mexicanos, hasta el lugar más recóndito. La idea fundamental fue la de socializar la educación, cuyo impulso dado a la cultura popular y a la educación técnica fue definitivamente meritorio [6].

Diversas fueron las repercusiones de esta reforma, y de toda la política del presidente Cárdenas, en una sociedad polarizada. Por un lado, la organización de una clase popular combativa y, por otro, el surgimiento de grupos de derecha inspirados, sobre todo, en el triunfo de esta corriente en la guerra civil española con Francisco Franco.

Respecto al papel que jugó en la vida política el grupo de derecha que surgió a la luz pública en el último sexenio cardenista, desencadenó con el surgimiento del Partido Acción Nacional (PAN) [7], el cual nació en la vida política en septiembre de 1939 como una organización política militante cien por ciento de derecha, en cuyo seno albergó a personas procedentes de grupos católicos, capas medias, empresarios y profesionistas conservadores, por el cual uno de sus objetivos fue exterminar la educación cardenista, entre otros aspectos [8].

«El factor aglutinante del PAN fue su oposición a la administración presidencial de Lázaro Cárdenas, ‘y su temor al socialismo’. Sus principios doctrinarios –inspirados en conceptos cristianos y de ascendencia liberal– privilegiaban al hombre como ente individual; se lanzaban contra el derecho de huelga y, por supuesto, hacían una defensa acérrima de la propiedad privada, al pronunciarse en contra de la reforma agraria» [9].

Bajo este panorama histórico que atravesaba nuestro país, se fue gestando la construcción de una escuela en San Antonio Tecómitl, delegación Milpa Alta, con un inicial sentido, una escuela agropecuaria donde sus egresados se incorporarían a la producción agrícola y ganadera. Al no prosperar tal objetivo, en la escuela que había sido inaugurada por el presidente Lázaro Cárdenas el tres de marzo de 1938, decide el profesor Quintil Villanueva Ramos en 1940, conjuntamente con un grupo de profesionistas de la región, convertirla en una escuela secundaria, pues no existía un plantel de este tipo desde Iztacalco hasta estos lugares.

Como vemos, el sexenio cardenista marcó un hito trascendental en el poblado de San Antonio Tecómitl, además de la citada Escuela, 40 años más tarde, el 18 de agosto de 1978 se suma nuevamente el poblado a la historia cardenista cuando se coloca la primera piedra de las aulas provisionales de una escuela media superior del Instituto Politécnico Nacional. «Cien alumnos recibieron sus primeras clases el 17 de septiembre de ese mismo año en el marco de un plan de estudios innovador para esa época, al que se le llamó ‘módulo piloto Tecómitl’. Fue hasta el mes de diciembre en que se logró que la Secretaría de Educación Pública (SEP) otorgara el reconocimiento para lo que hoy es el Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos Número 15 ‘Diódoro Antúnez Echegaray’ del IPN» [10].

Antecedentes del Instituto Politécnico Nacional

b628386c9b1525706510La génesis del Politécnico podría considerarse que con el retorno del doctor José Manuel Puig Cassauranc, quien fuera ministro de la Secretaría de Educación Pública en 1930 (había ocupado tal cargo casi todo el periodo en el gabinete presidencial del general Plutarco Elías Calles), se dio nuevo y eficaz impulso a la enseñanza técnica en la República, «que supo entender y llevar adelante el licenciado Narciso Bassols durante los dos períodos en que tuvo, asimismo, el cargo de Ministro de Educación» [11].

En efecto, en 1932 se pensó seriamente en reorganizar la enseñanza técnica dándole la estructura de una institución politécnica. Ello significaba un nuevo modo de entender esta clase de enseñanzas, como quiera que, por una parte, se ordenaban los estudios a base de ciclos que, aunque diferenciados, obedecían a una idea de conjunto, y por otra, se venía a intensificar y multiplicar los planteles superiores de enseñanza técnica [12].

La creación de la Politécnica constituyó un acierto. Durante los años de 1933 y 1934, las instituciones de ella dependientes no sólo se afirmaron como planteles educativos de significación nacional, sino que se fueron creando otros nuevos, a temor de las nuevas necesidades económicas de la industria y de la agricultura.

Con bombos y platillos se daba a conocer el primero de enero de 1936 en el periódico El Universal, el anunció de la creación del Instituto Politécnico Nacional, contenido en el informe a la nación que dio el general Lázaro Cárdenas del Río en su primer año de gobierno. El Excélsior, del cinco de enero de 1936, informó que el 16 de enero iniciaban las inscripciones en el IPN [13].

Al siguiente año quedaba oficialmente establecido el Instituto Politécnico Nacional14, un año después, en 1938 el general Lázaro Cárdenas inauguraba la Escuela de Tecómitl; dos años después orgullosamente sería reconocida oficialmente como Secundaria Diurna Número 9 «Teutli». ♦

_____

*Presidente del Consejo de la Crónica de Milpa Alta.

_____

Pies de página:

1 En aquellos años aglutinaban los estudios medios y superiores.
2 Tiempo Universitario. Gaceta histórica de la BUAP. Tomo 3, 2000.
3 Ibíd. Pág. 2.
4 LARROYO, Francisco. Historia Comparada de la Educación en México. Pág. 402.
5 Ibíd. Pág. 402
6 Ibíd. Pág. 342.
7 Los Hombres del Poder en Michoacán 1924-1962. El Colegio de Michoacán. Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, pág. 263.
8 «El grupo fundador panista era heterogéneo y se componía de católicos militantes provenientes de la Unión Nacional de Estudiantes Católicos (UNEC), de la Asociación Católica de la Juventud Mexicana (ACJM) y elementos distanciados del sinarquismo. En el fondo, ideológicamente coincidían todos sus miembros con el inspirador del nuevo partido, Manuel Gómez Morín». Pág. 264.
9 Ibíd. Pág. 264.
10 Palabras del Ing. Raymundo Polanco Solis, exdirector del CECyT «Miguel Othón de Mendizábal», y uno de los principales promotores del CECyT Número 15.
11 Ibíd. Pág. 371.
12 Ibíd. Pág. 371.
13 Revista El Cronista Politécnico, número 28, página 3.
14 «Hacia 1940 ya no aparece dentro del Instituto Politécnico Nacional la sección de enseñanzas especiales (corte y confección, taquigrafía y mecanografía), ni las escuelas elementales ‘Hijos del Ejército’. La estructura del Instituto Politécnico ofrece tres ciclos de estudios en sucesión progresiva: enseñanza prevocacional, enseñanza vocacional y enseñanza profesional». Ibíd. Pág. 375.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: