Beakman y Simone Giertz, inusuales promotores de ciencia

Abril 8, 2018.- Son dos personajes que desafían la manera tradicional de fomentar la innovación y la ciencia, y compartieron su poco convencional método ante cientos de jóvenes en Jalisco Talent Land

Una construye y diseña con robots que no siempre funcionan, el otro es un científico que te invita a experimentar de una manera sencilla. Son Simone Giertz y Beakman, dos personajes que desafían la manera tradicional de fomentar la innovación y la ciencia, y compartieron su poco convencional método ante cientos de jóvenes en Jalisco Talent Land.

Simone Giertz es una inventora sueca famosa por los videos donde sus curiosos inventos no siempre funcionan como deberían; sin embargo, confesó que eso era lo que la movía, y que aunque no es ingeniera empezó por acercarse al hardware para conocer un poco más sobre tecnología, la clave para ella siempre fue la curiosidad: «Ideas primero, herramientas después».

«La manera en que aprendí era porque tenía una idea que realmente me gustaba, y buscaba las herramientas que me ayudaran a aprender cómo hacer esa idea realidad», dijo.

Giertz señaló que los sistemas tradicionales de educación enseñan conocimientos generales que no siempre son aplicados y no se enfocan en desarrollar las ideas, algo que ayuda a mantener el entusiasmo y la creatividad.

Entre los inventos de Simone se encuentran un dron que carga bebés, una máquina que sirve cereal para el desayuno, un casco con cepillo de dientes integrado, un brazo mecánico que aplica lápiz labial, e incluso un auto que se puede utilizar como mouse de computadora; sin embargo, los resultados de las invenciones no siempre son fructíferos, y aun así no se desmotiva.

Para Simone, la ignorancia es una bendición ya que te da las oportunidades para aprender sobre mucho y así aplicar ese conocimiento a lo que uno desea y motiva: «Mucho de lo que hago es celebrar los errores, pero más que eso, se trata de atreverse a ser malo haciendo cosas».

Comentó que solía ser una estudiante destacada obsesionada con las calificaciones; sin embargo, cambió su manera de ser para enfocarse en aprender sin importar los errores, algo que, además de ciencia, le enseñó humildad y compasión, así como las habilidades prácticas, como evitar que su cabello se enredara en sus invenciones.

«A veces no sabes qué tan buena es tu idea, las buenas ideas pueden salir mal y las malas ideas pueden resultar bien, pero no lo sabrás hasta que no lo construyas», indicó.

Señaló que compartir en YouTube sus creaciones le ha traído risas de su audiencia, pero también comentarios que explican que gracias a ellas se han atrevido a construir sus ideas.

«Bada bing, bada bang»

_DSC0166alcccc

Con un soplador de aire y papel Beakman enseñó principios básicos de ciencia

Hace más de 15 años dio inicio con un programa de televisión que presentaba a los niños que la ciencia se encontraba más cerca de lo que pensaban y que no era necesario un laboratorio para aprender. Hoy en día, la emoción de aprender sigue y Paul Zaloom, en zapatos del científico Beakman, dejó claro que es sencillo experimentar y adquirir conocimientos.

Ante un auditorio lleno en el Jalisco Talent Land, Beakman compartió conocimientos entre el público en un espectáculo que simulaba las actividades que hacía en su show. Las bromas y las muestras de aprecio hacia el científico de bata verde fueron la constante en su presentación, donde respondió diciendo que México era un país lleno de talento.

¿Cómo funciona un vórtex y las corrientes de aire o por qué completamos palabras escritas si están incompletas? Con una sopladora de aire y papel higiénico, dijo Beakman, a veces con su confuso español, pero ayudó a explicar los principios con sencillos ejercicios sin dejar de hacer reír a los asistentes.

En sus actividades interactuó con los asistentes, niños y adultos, realizando, además de experimentos, concursos de trivia sobre ciencia.

Durante el evento, los participantes dejaron claro más de una vez la influencia que Paul Zaloom y Beakman habían ejercido sobre ellos en su futuro profesional.

«Cuando me preguntan si estoy harto de escuchar a la gente diciendo ‘soy científico por ti, soy doctor, soy maestro, amo la ciencia’, déjenme decirles, mis amigos mexicanos, que nunca, nunca me cansaré de escucharlos decirme que son científicos hoy gracias a Beakman», subrayó. ♦

Fuente: Conacyt

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: