Rituales de origen prehispánico siguen vivos en Xochimilco

Marzo 8, 2018.- El «Lunes de Amapolas» se vincula a lo que hoy es la fiesta más grande de Xochimilco, el de La Flor más Bella del Ejido, cuando se elegía a la mujer más hermosa en Santa Anita

A pesar de la modernidad, los pobladores de Xochimilco continúan con sus fiestas, tradiciones y costumbres, mismas que forman parte de su patrimonio intangible, el cual da color e identidad a ese territorio ubicado al sur de la Ciudad de México.

Al respecto, José Carlos Acosta, promotor cultural de esa demarcación, refirió que en Xochimilco existen 14 pueblos originarios y 17 barrios que se caracterizan por su antigüedad, algunos de ellos fueron fundados desde la época prehispánica o en la época colonial.

De acuerdo con fuentes históricas, Santa Cruz Acalpixca es el pueblo de mayor antigüedad, debido a que ahí llegaron las primeras tribus nahuatlacas, específicamente lo hicieron en la zona de Cuahilama.

IMG_3833

La modernidad vista como extintora de culturas aún no pasa por Xochimilco

Por ello, el 21 de marzo los pobladores suben a la cima del cerro en donde se ubica la zona arqueológica de Cuahilama, a fin de observar el equinoccio de primavera y realizar algunos rituales asociados a la tradición prehispánica.

En cuanto a los barrios de mayor arraigo, se encuentra el barrio San Cristóbal, donde año con año se celebra el Lunes de Amapolas, flor que hace mucho tiempo se sembraba en este lugar para adornar los Altares de Dolores, que los devotos católicos realizan con motivo de la Semana Santa.

Además, el Lunes de Amapolas se vincula a lo que hoy es la fiesta más grande de Xochimilco, La Flor más Bella del Ejido, debido a que justamente en esa celebración se elegía a la mujer más hermosa en Santa Anita, donde se realizaba antiguamente dicho certamen.

IMG_0721

Lunes de Amapolas, tras del Domingo de Resurrección

En la actualidad, en el Lunes de Amapolas –el lunes posterior al Domingo de Resurrección– se lleva a cabo un baile en la plazuela de San Cristóbal, donde se dan cita los habitantes y pobladores de los barrios vecinos, situación que fortalece los lazos entre las familias y conserva esa tradición de antaño.

Sin lugar a dudas, Xochimilco continúa siendo una delegación con fuerte arraigo. Con usos y costumbres muy peculiares. «En la tierra de las flores siempre hay fiesta; en este sitio existen más fiestas que días del año, más de 400 para ser más preciso», aseguró José Carlos Acosta. ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: