La vida de la vaquita marina se extingue

Febrero 19, 2018.- Según la UNAM, el comité internacional para la recupe-ración de esta especie contabilizó en 2017, 60 ejemplares, 40 por ciento me-nos que en diciembre de 2015 cuando se encontraron 97. En los últimos 20 años, su población cayó 92 por ciento y desde hace un lustro se considera en peligro de extinción.

Tras de que en 2008 la población de la vaquita marina se estimó en 245, en 2015 disminuyó a alrededor de 60 ejemplares, y para 2016 sólo se tiene el cálculo de 30, situación alarmante debido a que su hábitat en la parte norte del Golfo de California o Alto Golfo es considerada reserva protegida.

Por lo anterior, el fin de semana se llevó a cabo una procesión silente para concientizar a la población acerca de la situación precaria que enfrenta este mamífero, conocido científicamente como Phocoena sinus, la cual partió de la explanada del Museo Tamayo y concluyó en el Museo Nacional de Antropología, en el Bosque de Chapultepec, donde participaron organizaciones de la sociedad civil, representantes de instituciones gubernamentales y académicas.

_DSC0166ald

A decir del artista Patricio Robles Gil, impulsor de la iniciativa, la procesión es un llamado a la sociedad para concientizarla en la conservación de la flora y la fauna en peligro de desaparecer a causa de la actividad del hombre.

Tras de firmar un  manifiesto en favor de la protección de la vaquita marina, los participantes transportaron de mano en mano un cráneo natural de este animal, mismo que estuvo escoltado por largas vallas de niñas y niños que portaban carteles alusivos a distintas especies animales del mundo que también están consideradas en peligro de extinción.

Al respecto, Diego Prieto Hernández, director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), recordó que la vaquita marina es una especie mexicana que ha vivido desde hace millones de años en el mar del Alto Golfo de California, México, y se espera que continúe ahí por mucho tiempo.

La vaquita marina está considerada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés) en peligro crítico. A su vez, la Norma Oficial Mexicana 059 de la Semarnat incluye 49 especies extintas, 475 especies en peligro de extinción y 896 especies amenazadas.

_DSC0166ald

El costo por proteger a la vaquita marina

La protección de la vaquita marina (Phocoena sinus), especie en peligro de extinción y endémica del Alto Golfo de California, tiene como eje rector la restricción de las actividades pesqueras en la zona que desde 1993 fue decretada como área natural protegida (ANP) bajo el nombre Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado.

Desde entonces, las comunidades de pesca ribereña de Santa Clara y San Felipe, en Baja California, así como Puerto Peñasco, en Sonora, se han visto obligadas a minimizar la captura de curvina, sierra, chano y camarón.

Investigadores de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef) han documentado el impacto de las políticas ambientales para la protección de la vaquita marina sobre las actividades pesqueras del Alto Golfo de California.

Los estudios se sitúan en el campo de la economía ambiental, una línea de investigación emergente dentro de El Colef.

Evaluar políticas públicas

Por medio de una recopilación histórica de los diferentes lineamientos legales que han sido implementados para proteger a la vaquita marina y su hábitat, el doctor Carlos Israel Vázquez León, investigador del Departamento de Estudios Urbanos y del Medio Ambiente de El Colef, realiza una evaluación de la efectividad de las políticas públicas y sus repercusiones económicas en las actividades pesqueras.

La evaluación se realiza desde dos puntos de vista: los usuarios de la política pública, es decir, los pescadores, y los responsables de la toma de decisiones, entre los que se contempla instituciones como la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca).

Comparativo económico

Vázquez León analiza en forma comparativa la actividad pesquera antes y después del decreto de ANP en el Alto Golfo de California, a través de registros de arribo de embarcaciones, los ingresos de las comunidades, las especies que pescaban y las áreas en que estaba permitida la pesca.

El análisis comparativo lo realiza con datos de 1994 y 2004, a 10 años de que se decretara la ANP; con esta herramienta los investigadores evidencian que no hay una mejora en el ingreso de los pescadores, por el contrario, hay un deterioro.

Documenta la existencia de hasta cuatro generaciones de pescadores, la falta de inversión en infraestructura y la ausencia de mecanismos que permitan a los pescadores agrupados en cooperativas y federaciones incidir en los precios de mercado de sus productos.

«No existen cadenas de frigoríficos, no existen formas de que el producto salga con valor agregado desde la comunidad, se vende como producto de materia prima para que sea vendido y procesado en mercados internacionales donde el ingreso se queda en los intermediarios y no realmente en el pescador, entonces tenemos un ciclo vicioso que va generando pobreza y deterioro ambiental», afirmó.

La vaquita, una especie en peligro de extinción

La vaquita es el único mamífero marino originario de México y el más pequeño de los cetáceos. Es robusta, con las aletas pectorales largas y cóncavas.

Es una especie endémica del Alto Golfo de California en México y no hay indicio de su presencia al sur, por lo que se plantea que esta ha sido su distribución original. Sólo vive en una región pequeña, al norte de una línea imaginaria que conecta Puertecitos en Baja California y Puerto Peñasco en Sonora.

De acuerdo con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), la pesquería industrial y comunitaria del golfo de California afecta la sobrevivencia de la vaquita debido a que es capturada incidentalmente en las redes de pesca.

La prohibición de la pesca en la Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado ha provocado conflictos serios entre comunidades y autoridades, ya que de ahí depende la subsistencia de grupos indígenas como los cucapá, cuya economía se basa en la pesca de la curvina golfina.

Según la UNAM, el comité internacional para la recuperación de esta especie contabilizó en 2017, 60 ejemplares, 40 por ciento menos que en diciembre de 2015 cuando se encontraron 97. En los últimos 20 años, su población cayó 92 por ciento y desde hace un lustro se considera en peligro de extinción. ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: