Nazas, Durango, visto por Luis Maeda

Febrero 9, 2018.- El explorador Luis Maeda Villalobos refiere en un artículo de 1980 cuando se formó un pueblo de indios zacatecos «a siete kilómetros de la actual ciudad de Nasas, que después se transformó en misión»

Por Sergio Rojas

«Hablar de Nasas –así escrito en el artículo original– actual es mencionar nombres de personas que han sido testigos presenciales de una historia interesante de este pueblo duranguense, como el emérito profesor Ciriaco Ríos García, de 97 años de edad, de su hija la maestra Ignacia Ríos, don Medardo Castro, José Gallegos Nájera, don Leonides Reynoso (qepd), los Franco, la familia Valdez, Bori, Jacquez, los Díaz Couder, Deras, Flores, Mejía, Gutiérrez o Quiñones», escribió el doctor Luis Maeda Villalobos (18 de enero de 1925–4 de octubre de 2016) en su artículo «Laguna insólita: Nazas, Dgo.», publicado en El Siglo de Torreón el 20 de septiembre de 1980.

Contumaz explorador de pueblos, sierras y valles de la Comarca Lagunera, el médico oncólogo de profesión y autor de varios libros y numerosos artículos periodísticos, Maeda Villalobos fue miembro del Instituto de Investigaciones Históricas y Geográficas de Coahuila Unidad Laguna.

_DSC0166alccc

Calle Hidalgo, donde se localiza la Presidencia Municipal

En su texto se refiere a Nasas como un «pueblo de antaño» donde vivían «familias de gran cultura», como lo manifestaba el hecho de que a fines de del siglo pasado (XIX) existió la casa de estudios de los jesuitas en la cual «se daban estudios de nivel superior».

Tras de precisar que en el nombre del pueblo utilizaba la «s» en lugar de la «z» porque «así se encontró escrita originalmente y no se sabe desde cuándo y por qué fue cambiada», relató que en 1827 fue fundada la actual parroquia, enfrente de la plaza, con su patrona Santa Anita

En una época en que la población de Nazas sumaba los 9,000 habitantes –hoy cuenta con alrededor de 3,500 de acuerdo con el señalamiento de la entrada del pueblo–, el caminante de calles de pueblos de la geografía lagunera apunta que una vez establecida la misión de Cuencamé en 1569, de ahí partirían posteriormente los misioneros que fundaron las demás misiones del centro del Norte de México.

«Fue así como por el año de 1595, cuando Jerónimo Ramírez, padre de la Compañía de Jesús, hizo los primeros contactos con indios que habitaban en las márgenes del río Nasas, que así bautizaron por el hecho de observar cómo los naturales se dedicaban a la pesca, con unas cestas que se conocen como nassas (con mayúsculas en el original».

_DSC0166alcc

Festividad del 26 de julio, día de la Señora Santa Ana

Dice Maeda Villalobos que el padre Ramírez siguió las vegas que se forman en todo el trayecto del río, hasta que llegó a las Lagunas, y que como lo había hecho fray Pedro de Espinareda en el año de 1567, «dio datos muy someros de la situación de los habitantes primitivos de La Laguna».

Sin pretensiones de antropólogo e historiador, el autor del artículo apunta que fue entonces cuando se formó un pueblo de indios zacatecos «en el punto de contacto a la orilla del río, a siete kilómetros de la actual ciudad de Nasas, en el vado de San Antonio, que después se transformó en misión, y que fue cambiada posteriormente a su lugar definitivo donde es hoy Nasas».

Expone que al principio y «durante muchos años» el pueblo de indios zacatecos fue uno inestable, debido al ataque incesante «de los indios bárbaros de los cocoyomes y tobosos», debido a que «sus tierras feraces y pródigas fueron adquiridas por el año de 1695 por el capitán Juan B. Escorza del Presidio de Pasaje, expedidas en su mayor parte a favor de Pedro Morcillo, que después de su muerte fueron rematadas en favor de Pedro Sánchez de Tagle en el año de 1702».

_DSC0166alcccc

Así se cruzaba el Río Nazas antes de que comenzaran a ser construidos varios puentes

Añade que en 1715 el gobernador de la Nueva Vizcaya, Manuel de San Juan y Santa Cruz, «fundó oficialmente el pueblo con indios Babosorigames y Coahuilas, con el nombre de Pueblo Nuevo del Río de las Nasas, que se cambió después por el de Misión de Cinco Señores del Río de las Nasas, constituido al principio por 200 familias».

A decir del doctor Maeda Villalobos, «del sitio original se cambió al sitio actual» y «la capilla misional estuvo en lo que hoy es el Centro Escolar Guadalupe Victoria». Explica que de acuerdo a investigaciones avaladas por el Instituto de Investigaciones Históricas y Geográficas, dicha misión obtuvo su nombre de Cinco Señores «por el hecho que consta en una pintura al óleo de Santa Ana, la Virgen María, el Niño Jesús, San José y San Joaquín formando un grupo de cinco personas, que se encuentra en la parroquia del lugar».

Tras de revisar los libros de la iglesia, constató «que desde 1694 se encuentran las primeras actas de defunción que son de aborígenes y las firma el presbítero Manuel Sánchez, y la primera fe de bautismo data del 22 de octubre de 1726 que corresponde al indígena Carlos Martín, siendo sus padres Marcos Temoras y Beatriz de Luna, indios de este pueblo, y sus padrinos fueron Manuel Isidoro y María Lorenza de Silva, vecinos del lugar, firmando el acta el presbítero Felipe Ruanova».

Expresa en su artículo que la fundación del pueblo de Nazas fue apoyada por el gobernador de la Nueva Vizcaya, «ordenando el 7 de diciembre de 1719 que a todos los pobladores indígenas de este lugar se les diera facilidades y se les asignara las tierras necesarias para su manutención, habiéndose efectuado la medición de ellas el 27 de junio de 1727».

Asimismo, refiere que «por el año de 1727 hubo una repuebla de la misión de los Santos Cinco Señores –a cargo del padre Juan Ramírez–, por don José Barroterán, quien trajo 120 familias del Presidio de Pasaje, que recibieron también las prestaciones ordenadas por el gobernador de la Nueva Vizcaya, Capitán General José López de Carvajal, habiendo quedado delimitados los linderos definitivamente el 21 de agosto de 1745, después de transacciones y convenios» con propietarios de tierras circunvecinas.

Tras de que los naturales vendieron «fracciones importantes de sus tierras a propietarios colindantes» como Francisco de Valdivieso, de San Pedro del Álamo, quien se aprovechó de la «nula preparación, pobreza y falta de verdaderos representantes», aunado a los despojos, la extensión de las tierras otorgadas por el gobernador de la Nueva Vizcaya se redujo de manera considerable la extensión de estas.

Por ello se fueron «formando grandes latifundios», algunos de grandes extensiones territoriales, «de labor y agostadero, desde el año de 1888 hasta 1915, con concesiones, adjudicaciones y compras».

Tras de que en 1915 Venustiano Carranza expidió un decreto para restituir a los pueblos sus tierras primordiales de las que habían sido despojados, en Nazas «principiaron también los trámites por el Ayuntamiento encabezado por el C. Apolinar Flores y Munícipes, solicitando la restitución de ejidos» al gobernador de Durango, por lo que en 1918 «se pidieron las firmas de los peticionarios, y después de largo trámite formaron el primer Comité Ejecutivo Agrario Local».

Maeda Villalobos reseña que el ocho de mayo de 1920 fue enviada a la Comisión Agraria del estado la solicitud de localización de los terrenos señalados, por lo que el 21 de mayo el gobernador expidió el decreto para que se diera posesión provisional de ejidos, dentro de los que estuvo incluido el de Nazas.

A partir de ese momento surgieron los problemas, algunos propietarios se ampararon, por lo que el gobernador, general Jesús Agustín Castro apoyó la posición ejidal, por lo que la Comisión Agraria pidió a los ejidatarios que por ningún motivo abandonara sus tierras.

Fueron devueltas las tierras que «desde el año de 1727 fueron otorgadas con títulos de propiedad, a sus legítimos dueños y que les fueron arrebatadas poco a poco», el tres de octubre de 1923, de acuerdo con la ley de División Territorial de 1915.

Nazas fue elevada al rango de ciudad el 12 de diciembre de 1923, registra el doctor Maeda Villalobos, «por comunicación de la Secretaría General del Gobierno del Estado».

En el artículo, se refiere a la petición de la ampliación del ejido, lo cual fue aprobado en 1929 por el gobernador Alberto Terrones Benítez por dictamen de la Comisión Agraria, cuyo acto entrega definitiva se llevó a cabo en la Plaza Hidalgo de Nazas, a las cinco de la tarde del 20 de noviembre de 1931, con la presencia del presidente municipal, Medardo Castro Lozano, representantes de la Comisión y ejidatarios.

Años después, en 1935 fue concedida una nueva ampliación del ejido por el presidente de la República, general Lázaro Cárdenas del Río.

Al caminar por las calles de ese «pueblo de antaño», don Andrés del Río Arreola le comentó que en 1833 «hubo una gran mortandad por el cólera morbus», y que en la Reforma, Nazas «dio tres grandes liberales que fueron Andrés Rocha, Amalio Soto y Silvano Flores.

Asimismo, entre los sitios de interés menciona la casa en donde estuvo el Presidente Benito Juárez en 1864 y 1866.

Padre Nazas

Panorámica del Padre Nazas en la zona metropolitana de la Comarca Lagunera

Y concluye:

«Su cabecera cuenta con más de 9,000 habitantes y tiene dos primarias, dos jardines de niños, una preparatoria y una escuela secundaria, lo que habla de su desarrollo. El municipio en su totalidad tiene 22,000 habitantes en 29 ejidos, casi todos con agua, energía eléctrica, comunicados y con servicios de salubridad, cuyo progreso se debe fundamentalmente al esfuerzo de sus hombres, que han sabido luchar para conservar la tierra, que les dará lo indispensable para satisfacer sus necesidades primarias, pueblo que principió como un asentamiento indígena, después como la Misión de Cinco Señores y ahora ciudad del estado de Durango, a donde llegamos por la carretera a la capital, por la Presidencia». ♦

_____

* Fuente: El Siglo de Torreón. Sección C. «Laguna Insólita: Nazas, Dgo.», por Luis Maeda Villalobos. Sábado 20 de septiembre de 1980.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: