Paisaje tallado en piedra de San Pedro Atocpan

Enero 5, 2018.- Son rocas que representan a diminutos mundos idealizados, relieves utilizados como altares, cual culto a los cerros y terrazas agrícolas

Por Juan Rafael Zimbrón Romero* | Nosotros Núm. 121 | Febrero de 2009

Al caminar con los guías Angélica Palma y Héctor Celedón, integrantes del Calpulli Tecalco de San Pedro, observamos que cerca de los límites con San Gregorio Atlapulco y San Pedro Atocpan, en la cañada del Centro Cempoaltepetl, en la falda sur oriental, la que sube hacia el pueblo de Xicomulco, se encuentra totalmente terraceada para aprovechar el agua de temporal que desciende hacia el intermitente antiguo río.

En la falda oriental de la formación montañosa, en la cima, el terreno se acondicionó en épocas prehispánicas para construir una terraza. En su barda que la limita del acantilado se encuentran unas piedras con pocitas de origen natural, es decir, no están talladas y son poco profundas y sin canalitos.

Siguiendo por el camino que bordea el voladero, encontramos otra piedra de regular tamaño, la cual tiene tres escalones poco definidos, y en su cima una gran pocita, de forma circular. Esta roca sí está trabajada y alrededor de la gran poza se localizan unas 10 pocitas más pequeñas con sus canalitos, que al verterles agua, empiezan a escurrir en la piedra y todos estos hilitos de agua llegan o confluyen a la gran pocita principal (la cual es irregular y mide de 27 a 28 centímetros de diámetro y 12 centímetros de profundidad. N 19° 13’ 16.0’’; W 009° 03’ 39.4’’. Altura 2,519 m.

A unos cuantos metros también sobre el voladero, al oriente del derrame lávico, se encuentra otra piedra con una piletita rectangular y profunda, aproximadamente de 59 centímetros de ancho por 63 centímetros de largo, y entre 20 a 28 centímetros de profundidad; posiblemente en ella se hacían baños rituales a niños pequeños de acuerdo con David Díaz Gómez [1]. N 19° 13’ 20.9’’; W 099’’ 03’ 38.6’’. Altura 2,507 m.

A pocos metros al norte se localiza una banda que forma la pared de otra terraza más alta, con parte interna al poniente y al acantilado al oriente, y hacia su parte interna, no hacia el acantilado, hay una gran peña que, en su parte baja, le labraron unas pocitas que simulan cuevas; arriba ocupando casi toda la superficie de la piedra, están labradas un conjunto de sistemas de terracitas, cada una con sus pocitas (entre 6, 10 y 15 centímetros de diámetro) que simulan sistemas de riego, que al echarles agua escurre por sus escaleritas y pequeños diseños, tallados en aproximadamente una superficie de 3 metros de largo por 1.40 metros de ancho. Atrás, en otra piedra del conjunto se encuentra otra pocita rectangular, la cual mide 40 centímetros de largo por 23 centímetros de ancho, y entre 16 y 17 centímetros de profundidad. N 19° 13’ 23.3’’; W 099° 03’ 38.5’’. Altura 2,507 m.

Estas rocas representan a diminutos mundos idealizados, réplicas en miniatura del paisaje, relieves utilizados como altares, quizás en un culto a los cerros y a las terrazas agrícolas, ya que son las formas de estas obras agrícolas las que dominan todo el ángulo de visión de la región, que se ve desde aquí, incluyendo sus montañas sagradas, incluyendo el Teuhtli, el Ayaqueme y el Tlaloc; el Popocatepetl y el Iztaccihuatl.

Es importante decir que el ofrendador, al estar enfrente del tallado, podía ver las salidas del Sol y en ese momento pudo haber ocupado a este monolito labrado como altar, donde ofrendaba su sangre de autosacrificio, como lo documenta el Cronista Br. Hernando Ruiz de Alarcón [2], en su Tratado de las superticiones y costumbres gentilicias, que oy viven entre los indios naturales desta Nueva España, escrito en México, 1629, en donde relata que «Había en cada pueblo ciertos ancianos… Tlamacazque… Estos sacerdotes… mandaban a los penitentes a ciertos lugares que ellos señalaban, en su mayoría a lugares en los montes… En llegando al lugar del ídolo o al montón de piedras, postrábanse donde había de poner su ofrenda, y puesta, se sacrifica él derramando su sangre, para lo cual llevaba un punzón hecho de una rajita de caña agudo, y con él se picaba las orejas en las partes donde las mujeres se ponen los zarcillos, hasta derramar mucha sangre, y echábala en unos vasitos que hacían en las piedras de modo de saleros, y así se rompían las orejas de manera que venían a quedar cuando ya viejos, como grandes anillos, lo que ellos dicen  nacaztecoyacpol… y dicen que algunos llegaban a desmayarse o adormecerse, y en este éxtasis, o oían, o se les antojaban, voces de su ídolo que les hablaba, de que quedarían muy ufanos y como seguros de que se les otorgaba lo que pedían, que de ordinario era hijos, hacienda, larga vida, familia o salud» [3]. (Alarcón’ 1952; 37-40). (Énfasis y resumen nuestro.) ♦

_____

*Urbanista y etnohistoriador

_____

  1. Revista México Desconocido. «La otra cara de Chinameca». David Díaz Gómez. Organización Editorial Novaro. Número 90, mayo, pp. 16-19. México, 1984.
  2. Nota biobibliográfica: Alarcón (D. Hernando Ruiz de). Natural de Taxco en el Arzobispado de México. Bachiller teólogo y cura, párroco de Atenango, Guerrero. Escribió: Tratado de las superticiones y costumbres gentilitas que aún se encuentran entre los indios de la Nueva España. M.S. Original que hallé en la Librería del Colegio de San Gregorio de México, que fue de los P.P. Jesuitas (Hermano del famoso literato don Juan Ruiz de Alarcón). Cronista del siglo XVII, de los nahuas de Guerrero.
  3. Hernando Ruiz de Alarcón 1629. Tratado de las supersticiones y costumbres gentilicias que hoy viven entre los indios naturales desta Nueva España, en Tratado de las supersticiones, dioses, ritos, hechicerías y otras costumbres gentilitas de las razas aborígenes de México. Ediciones Fuente Cultural, editado bajo la dirección de Mario Navarro Zimbrón. México, 1952.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: