Pastorelas, tradición mexicana que perdura

Diciembre 15, 2017.- Son de origen español y su nombre proviene de los cantos de los pastores. El tema casi siempre es el mismo: el mal, representado por Luzbel y el bien caracterizado por el Arcángel Miguel

Asociadas a las fiestas navideñas, estas representaciones tradicionales son de origen español y su nombre proviene de los cantos de los pastores. Su inicio formal fue en el año 1527, en Cuernavaca, con la pastorela denominada La comedia de los reyes. Durante la evangelización de la Nueva España el teatro ocupó lugar importante, por lo que los misioneros tuvieron que aprender la lengua indígena y utilizaron las representaciones pastorales como medio de instrucción, por lo que todas las obras fueron escritas en nahuatl. En 1541 fray Toribio de Motolinía montó la pastorela de La vida de Adán y Eva. En 1543 el obispo fray Juan de Zumárraga ordenó que fuera representada la farsa de la Navidad gozosa del Señor realizada por los indígenas (los primeros cristianos mexicanos).

Más tarde, otro fraile, Andrés de Olmos, escribió en nahuatl La adoración de los Reyes Magos. En 1553 fue representada El fin del mundo, en Santiago Tlatelolco. Tales fiestas eran organizadas en los atrios de los templos, debido a que en ellos cabía todo el pueblo.

El tema de las pastorelas casi siempre es el mismo: el mal, representado por Luzbel quien preocupado por la llegada del Mesías decide salir al mundo para poner tentaciones a los pastores con el fin de que no lleguen al portal de Belén, y el bien, caracterizado por el Arcángel Miguel quien desafía y vence a Luzbel y, posteriormente, el Ángel Gabriel anuncia el nacimiento del Redentor y todos acuden con sus ofrendas al pesebre para bailar y cantar villancicos.

A pesar de que las pastorelas fueron prohibidas por la Santa Inquisición, la tradición pudo continuar y en el siglo XVII se dividieron en tres tipos: las casas de comedia (teatros), la de los indígenas (de gran valor religioso y ritual) y la de los sacerdotes (como apoyo a la evangelización).

Uno de los lugares con mayor tradición en la representación de pastorelas es Michoacán, quizá a que fue evangelizado en su mayor parte por los franciscanos, por lo que son famosos los poblados de Ocumicho, Aranza y Pátzcuaro.

En la Ciudad de México son numerosos los sitios en donde son presentadas diversas pastorelas, bien sea en teatros o plazas públicas de las 16 delegaciones. ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: