Sacrificio y muerte entre los mexicas

Octubre 12, 2017.- A decir de Alfredo López Austin, investigador del IIA de la UNAM, existe una relación muy vinculada en la concepción actual de Moctezuma, «Montezuma», «Moctizon» o «Santozoma»

Revista Nosotros, Núm. 86 | Noviembre de 2005

Cuando escuchamos hablar del tema de la muerte y del nombre de Moctezuma, podemos creer que se habla del debatido problema del fallecimiento del tlatoani de México–Tenochtitlan, pero no. Sin embargo, en opinión de Alfredo López Austin, investigador del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, existe una relación muy vinculada en la concepción actual de Moctezuma, «Montezuma», «Moctizon» o «Santozoma».

Mencionó que Hanz Lems encontró entre los otomíes de San Papito la creencia en el dios «Montezuma» (mal aire de Dios causante de accidentes y enfermedades), personificado en muñecos de papel negro que se confeccionaban con corteza de chalama.

Extrañado Lems por el nombre del dios, lo atribuyó al aborrecimiento de los otomíes hacia los mexicas y su tlatoani Moctezuma, pero la puntual explicación de Lems no responde a que el personaje divino aparezca con el mismo nombre entre otros pueblos y a que reciba culto con otros nombres, entre ellos, el de Juan Tutulxiu, y a que sus aventuras se hayan atribuido a otros personajes divinos como el rey Kondoi, el rey Fanikansini y el virrey chinanteco de Xocotepec.

Entonces, dijo, los restos arqueológicos, sus supuestos dominios, han provocado que se conozcan como «montezumas», cuando son precisamente obras de sus súbditos que son seres del tiempo de la creación.

Los apuntes de Lems no fueron novedosos, mucho antes se reportaron creencias, cultos y aventuras de este señor del inframundo, y actualmente siguen apareciendo informes y estudios sobre su culto, atributo y hazañas, los cuales se han registrado al menos entre zapotecas, tepehuas, nahuas, mayas peninsulares, lacandones, mixes, chontales de Oaxaca, popolocas poblanos y chinantecos, y el nombre de Moctezuma, aplicado tanto al personaje divino como a restos arqueológicos, llega al norte de México y al suroeste de los Estados Unidos.

Para dar una idea de la personalidad del tan terrible dios, añadió, puede afirmarse que es el señor que se alimenta devorando los cuerpos de los muertos, y como dios de la tierra recibe culto a cambio de buenas cosechas. Además, protege con buena salud a quienes le hacen ofrendas.

En cuanto al origen de Montezuma como ser primigenio, no es fácil determinar cuáles de sus características pasaron al personaje mesiánico. Tampoco es claro si los dos tlatoque mexicas recibieron el nombre de un dios del Inframundo, o si el dios fue llamado así a partir de la fama y la suerte del último de los tlatoani mexica. No se sabe si el mito de este dios del Inframundo era común en distintas partes de Mesoamérica, ni de dónde vino la aceptación de su nombre náhuatl en pueblos hablantes de diversas lenguas. No es clara la relación del personaje con otros dioses con quienes comparte aventuras, ni lo es todavía cómo y cuándo pasó el personaje al norte de México y al suroeste de los Estados Unidos. ◊

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: