Tláhuac, antes Cuitláhuac

Octubre 7, 2017.- Como era costumbre en aquellos tiempos, los mexicas enviaron varias veces embajadores al enemigo, en este caso Cuitláhuac, pidiendo el pago de tributo, la rendición y acatamiento, pero Xuchitl Olinqui respondió enojado a los embajadores

Por Luis Córdoba Barrandas* | Revista Nosotros Núm. 16 | Mayo de 1999

El tema de la historia prehispánica presenta algunos problemas como son la escasez y contradicción de los datos. El sitio de Tláhuac, antes llamado Cuitláhuac, no está exento de esos problemas. Para hablar de su pasado, primero tenemos que considerar algunos aspectos relacionados con las fuentes de información.

Existen varios documentos coloniales que aportan infinidad de datos, como son fechas, nombres de personajes, de sitios, hechos de armas, tradiciones y leyendas. Esos documentos se pueden clasificar, atendiendo al autor en fuentes de autores conquistadores (Hernán Cortés, Bernal Díaz del Castillo, Andrés de Tapia), autores religiosos (Motolinía, Sahagún, Durán, Torquemada) y autores indígenas (Chimalpahin, Tezozomoc, Ixtlilxochitl). En este tercer grupo de fuentes históricas entra el manuscrito conocido con el nombre de Anales de Cuauhtitlan. Fue escrito alrededor del año 1570, por los indígenas de Cuauhtitlan llamados Pedro de San Buenaventura y Alonso Vejarano.

Al leer el texto del documento al que nos referimos, se nota claramente que los indígenas de Cuauhtitlan tuvieron a la mano diferentes escritos o informantes, pues se encuentran variantes de un mismo hecho histórico o aclaraciones sobre quién es el informante. Un ejemplo de esto es el texto en el que se dice: …10 tochtli, dicen los cuitlahuacas que nació Tezozomoctli en Azcapotzalco [1], y en otro párrafo más adelante: …9 tecpatl, dicen los cuitlahuacas que entonces empezó la monarquía mexicana [2].

Los dos textos citados son prueba de que en el siglo XVI existía una tradición histórica muy antigua, entre los habitantes de Cuitláhuac y parte de esa historia se conservó formando parte del documento de Cuauhtitlan.

Ahora para hablar en concreto sobre Cuitláhuac, tenemos que por algunos documentos del siglo XVI sabemos que el sitio estaba dividido en cuatro barrios grandes, llamados Atenchicalcan, Tecpancalco, Teopancalcan y Tizic. El origen de estos barrios se remonta al año 1222, cuando fueron fundados por Quetzaltzin [3]. La narración de los sucesos es como sigue:

…3 tochtli. En este año murió Mazatzin, rey de Colhuacan, luego se entronó Quetzaltzin en Colhuacan. Los beneméritos fundadores tlahuacas, Cuauhtlotlinteuctli, Ilhuitzin, Tlilcoatzin, Chalchiuhtzin y Chahuaquetzin, fueron todos chichimecas de los que se repartieron en Xico, en Chalco y en Tlahuacan; por lo cual se dicen señores Cuitlahuacas de Tizic… [4]. Este es aquel Quetzalteuctli que después estableció en cuatro lugares a los caballeros nigromantes: fundó a Tizic, a Teopancalcan, a Tecpan y Atenchicalcan [5].

Otro importante documento para conocer el tema que tratamos es el llamado Títulos de las tierras de Cuitláhuac, en el año 1561. En este documento se dice que Cuitláhuac tenía los siguientes ocho barrios: Tecpan, Teopancalco, Atenchicalcan, Atecpan, Capilco, Cihuatecpan, Cueyotlan y Nepohualoyan, y se dice además que le pertenecían los pueblos de Santa Catarina Cuauhtlitlacuayan, San Francisco Tetlalpan, Santiago Tzapotitlan y, como cabecera, San Pedro Tláhuac [6].

En la historia prehispánica de México se encuentran innumerables narraciones de guerras. Unas iniciadas por grupos que querían ampiar su territorio, ya sea por fines políticos o económicos, y otras más, como las llamadas guerras floridas, prisioneros para obtener y sacrificarlos ante los dioses; el pueblo de Cuitláhuac no se escapó de ser conquistado en dos ocasiones. La primera vez en el año 1392, a causa del afán expansionista de Tezozomoc de Azcapotzalco y Acamapichtli de Tenochtitlan [7].

La segunda vez que fue conquistada Cuitláhuac ocurrió en el año 1434. De esta guerra tenemos algunos detalles en las diferentes fuentes históricas; en esta ocasión se aliaron los mexicas y texcocanos [8], y se dice que los cuitlahuacas confiaban en que, como su pueblo estaba en medio del agua, no serían conquistados [9], además de que eran diestros guerreros utilizando las canoas [10]; sin duda la mayor defensa de Cuitláhuac era que se encontraba en una isla, por esta razón los españoles la llamaron Venezuela [11], es decir, la pequeña Venecia. Pero recordemos que la ciudad de los mexica, Tenochtitlan, también era isla, por lo que de igual forma estos debieron ser diestros en el manejo de las canoas.

Fray Diego Durán narra los acontecimientos inmediatamente anteriores a la guerra, diciendo:

…Luego que los xochimilcas fueron sujetos a los mexicanos, parecioles a los del pueblo de Cuitlahuac que era menoscabo de sus personas no mostrar ni probar sus fuerzas contra los mexicanos, pareciéndoles que era caso vergonzoso estarse quietos en libertad. Teniéndolos los mexicanos por particulares amigos. Pero ellos, bulliciosos y enemigos de toda quietud, pareciéndoles que el agua de que estaban cercados les era muro y defensa de su ciudad y la hacían inexpugnable, también confiando (en) que la destreza que tenían en revolver las canoas a una parte y a otra les era gran ayuda –y en ello no se engañaban– porque lo que más temor puso a los mexicanos fue el no haber campo raso para poder entrar y salir, como ellos suelen, sino todo laguna.

Era en aquel tiempo señor de Cuitlahuac un valeroso indio que llamaban Xuchitl Olinqui, de corazón belicoso y amigo de emprender alguna hazaña notable… [12]

Como era costumbre en aquellos tiempos, los mexicas enviaron varias veces embajadores al enemigo, en este caso Cuitláhuac, pidiendo el pago de tributo, la rendición y acatamiento, pero Xuchitl Olinqui respondió enojado a los embajadores:

«…Mexicanos, ¿sabéis lo que decís? ¿Son por ventura, mis hijas, hermanas y parientas y de los demás señores de Cuitlahuac, juguetes o trúhanes de vuestro Dios, que han de cantar y bailar delante de Él? Decidle a vuestro señor de Itzcoatl que no tengo yo en tan poco a las doncellas de mi pueblo, aún a las de muy baja suerte, que las he yo de enviar por sólo su mandado, a que sirvan de trúhanes a su Dios. Que doncellas tienen en su pueblo, que se sirva de ellas; que ni en este caso ni en otro espere ser obedecido por mí. Que si lo hace por inquietarnos o hacer más guerra, que aparejados estamos para lo que él quiere. Y con esto os podéis volver». El cual mandó que no les diesen ningún refrigerio de comida, ni otra cosa… [13]

La respuesta de Xuchitl Olinqui a los mensajeros mexicas significó la declaración de guerra, por lo que los cuitlahuacas sabiendo esto, se prepararon para próximamente recibir al enemigo; en Tenochtitlan se formó un gran ejército, que se dirigió hasta Yaualiucan.

…Y llegados a un lugar que llaman Tecuitlatenco, hicieron alto y esperaron la armada de México, que venía por la laguna, que era mil canoas, muy bien aderezadas de gentes y paveses, con gran número de fisgas y varas arrojadizas, flechas y rodelas, y de hombres para defensa de los flecheros. Y así, pasando el ejército mexicano y saltando en tierra de Cuitláhuac, salieron los del pueblo a ellos, todos en sus canoas, muy aderezados con sus armas muy galanas y ricas… [14]

En fin, la batalla debió ser muy dura y sangrienta para ambos bandos, y Cuitláhuac fue conquistada por segunda vez.

En época de Axayacatl, en el año 1473, hubo una guerra entre Tenochtitlan y Tlatelolco. Los mexica-tenochcas decían que los tlatelolca se estaban revelando y que no daban obediencia y tributo al tlatoani Axayacatl. Como en otros casos, se formaron grupos de aliados que apoyaban a uno u otro contendiente. Una vez más Tenochtitlan resultó vencedor y el gobernante de Tlatelolco, Moquihuix, fue sacrificado junto con sus aliados. Entre estos se encontraban los señores de Cuitlahuac, Zoanemitl y Tlatoalatl [15].

Un último hecho de armas relacionado con el pueblo de Cuitláhuac es la conquista española. Como mencionamos, esta población estaba formada por cuatro barrios y sus gobernantes en el año 1519 eran: Moyehuatzin en Atenchicalcan, Acyochitzin en Tecpancalco, Ixtotomahuatzin en Teopancalcan y Atlpopocatzin en Tizic.  Estos señores les tocó, en esta ocasión, ser aliados de los mexicas, mismos que los habían conquistado en dos ocasiones. En la conquista de México se libraron algunas de las más sangrientas batallas de las cuales tenga memoria la humanidad, no sólo por el número de muertos, sino por la saña con que fueron tratados los vencidos, la historia si de algo nos sirve, es para de ella tomar ejemplo de lo bueno y no repetir errores. Parte de ese ejemplo lo podemos tomar de los antiguos cuitlahuacas. Fray Juan de Torquemada narra la conquista y en uno de sus párrafos, que citamos para terminar, dice:

Lleváronlos todos al rey Cuauhtemoc, que estaba en sus casas, en el barrio de Yacacolco… A esta sazón estaba con el rey Mayehualtzin, señor de Cuitlahuac, que habían venido con su gente a la defensa de la ciudad [16] de México Tenochtitlan.

_____

*Cronista e investigador, miembro de la Asociación de Cronistas del Distrito Federal y Zonas Conurbadas. Ponencia presentada en el ciclo de conferencias del Comité de Historia, Costumbres y Tradiciones de Tláhuac, celebrado en 1991.

  1. Anales de Cuauhtitlan, 1975, párrafo 107.
  2. Ibíd., párrafo 131.
  3. Ibíd., párrafo 84, 218 y 222. Origen de Cuitláhuac y otros documentos.
  4. Ibíd., párrafo 84.
  5. Anales de Cuauhtitlan, 1985, párrafo 218.
  6. Origen de Cuitlahuac y otros documentos.
  7. Anales de Cuauhtitlan, 1985, párrafo 134; Barlow, 1989, volumen 2, pp. 18-19; en los Anales de Tlatelolco, 1980, párrafo 248 se da la fecha 5 tecpatl, 1380, para la primera conquista de Cuitláhuac.
  8. Ibíd., 1975, párrafo 180.
  9. Torquemada, 1975, I, p. 207.
  10. Acosta, 1979, p. 346. Códice Ramírez, 1980, p. 60.
  11. Motolinía, 1984, p. 79.
  12. Durán, 1967, II, p. 117.
  13. Ibíd., p. 118.
  14. Ibíd., p. 120.
  15. Ibíd., I, p. 249, Ixtlilxochitl, 1977, II, p. 141. Durán lo llama Cihuanemitl.

16. Torquemada, 1975, II, p. 284.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: