Los secretos de la Isla Guadalupe

Por la importancia de su biodiversidad cuenta con una protección como Reserva de la Biosfera Isla Guadalupe

Dos especies de invertebrados —endémicas de Isla Guadalupe— que no habían sido observadas en décadas, fueron detectadas durante una exploración encabezada por el doctor Francisco Correa Sandoval, investigador del Instituto de Investigaciones Oceanológicas de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

El quitón (Lepidozona guadalupensis) y el cangrejo (Pugettia hubbsi) son las especies registradas como parte del trabajo de campo del proyecto Biodiversidad y biogeografía de la flora y fauna asociada al intermareal rocoso de la Isla de Guadalupe, Baja California, México.

De acuerdo con Correa Sandoval, uno de los objetivos principales del proyecto es elaborar un inventario de especies de Isla Guadalupe, lugar que por la importancia de su biodiversidad cuenta con una protección como Reserva de la Biosfera Isla Guadalupe.

El proyecto consiste en hacer un inventario de los invertebrados que hay en Baja California, por el lado del Pacífico, junto con las islas.

«Lo que hemos estado haciendo es monitoreo, ya son 12 años trabajando con estas localidades; es compilar toda la información que hay sobre macroinvertebrados de la zona de intermareas», dijo.

Hasta el momento tienen actualizadas las listas de 126 especies aproximadamente de diferentes islas y localidades, como las islas Coronado, Todos Santos, San Martín, San Jerónimo, Guadalupe, Cedros y San Benito.

«La única que mantiene especies endémicas es Isla Guadalupe, en caso de macroinvertebrados, y hay otros grupos taxonómicos que son especies endémicas, de plantas y animales», dijo.

La identificación de las especies que no habían sido observadas desde hace 50 años, luego de cuatro visitas a la isla en un periodo de dos años en que no encontraron ninguna especie endémicas, fue posible en la última visita de 35 días a la isla. «Encontramos ejemplares de al menos dos especies (Pugettia hubbsi y Lepidozona guadalupensis), en el área donde se ubica Campo Oeste, no en toda la isla».

Según dijo, existen descripciones morfológicas de estas especies; sin embargo, estudios sobre la biología y ecología no existen, por lo que habrá que determinar si son neoendémicas o paleoendémicas.

«Desde el punto de vista evolutivo, en el caso de que fueran neoendémicas, serían entonces de origen reciente y la tendencia de las especies es a expandir o ampliar su área de distribución; si se tratase de especies paleoendémicas o relictas, entonces la tendencia es reducir gradualmente su área de distribución geográfica y eventualmente tienden a extinguirse», explicó.

Además de hacer un inventario de especies, lo que también se está analizando es la aplicación de los principios de la teoría de islas MacArthur y Wilson, considerando la pendiente y el ancho de cada estrato de la zona intermareal.

«Aparte de tener actualizada la lista de especies, es ver si la inclinación de la pendiente en la isla confiere propiedades que tienen que ver con las densidades de individuos por especie y el número de especies, es decir, que afecte la biodiversidad en la isla con respecto a otras islas y con respecto a la distancia que guardan las islas con la parte peninsular, que sería la parte continental», explicó.

«Si hay una inclinación muy alta, entonces el número de especies se reduce, pero hay una competencia muy intensa; si es una pendiente muy suave, entonces hay más posibilidades de que las poblaciones de las especies sean más abundantes», expresó. ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: