Esclerosis múltiple es ya segunda causa de discapacidad en México

En México, este padecimiento neurológico de lenta progresión afecta entre 15 y 20 personas por cada 100 mil habitantes

A los 29 años de edad, Israel Rosas comenzó a presentar visión borrosa y adormecimiento en uno de sus brazos, síntomas a los que no dio importancia. Con el paso de los días, al ver que los malestares persistían decidió ir al médico. Tras de varios eventos neurológicos, exámenes médicos y una resonancia magnética que corroborara las sospechas de los doctores, el diagnóstico era irreversible: esclerosis múltiple, enfermedad crónica, degenerativa autoinmune y desmielinizante del sistema nervioso central, considerada la principal causa de discapacidad neurológica no traumática entre jóvenes económicamente activos.

Israel Rosas es uno de los más de dos millones de personas que viven con esclerosis múltiple en todo el mundo. En México, este padecimiento neurológico de lenta progresión afecta entre 15 y 20 personas por cada 100 mil habitantes. El desarrollo de este padecimiento comienza entre los 20 y 40 años de edad y aflige a dos mujeres por cada varón, aseguró Miguel Osorno Guerra, médico neurólogo y presidente de la Academia Mexicana de Neurología.

La esclerosis múltiple se caracteriza por episodios de disfunción neurológica que originan una gran variedad de síntomas y que se repiten cada cierto tiempo y, a medida que esto sucede, van dejando secuelas funcionales neurológicas.

En el marco del Día Mundial de la Esclerosis Múltiple, que se celebra el último miércoles de mayo, Verónica Rivas Alonso, coordinadora de la Clínica de Enfermedades Desmielinizantes del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, destacó que aun cuando se desconoce la causa exacta que la origina, el avance en el conocimiento de la enfermedad, aunado al desarrollo de tratamientos, es posible prevenir la discapacidad, reducir su frecuencia, la gravedad y la duración de las recaídas.

«Anteriormente se pensaba que un paciente con esclerosis múltiple estaría a corto tiempo en silla de ruedas, utilizaría bastón (…) Esto ha ido cambiando conforme se han ido introduciendo nuevas terapias. Los médicos vamos conociendo más la enfermedad y somos capaces de identificarla de la manera más temprana, poder diagnosticar en las primeras fases y hacer una maniobra que cambie el curso de la enfermedad», expresó.

Miguel Osorno Guerra consideró que el impacto de la enfermedad no se debe a su frecuencia sino a la alta discapacidad y afectación a la calidad de vida de las personas que aqueja. «La esclerosis múltiple tiene formas benignas y formas que discapacitan e incluso sus complicaciones pueden causar muerte al paciente», indicó.

Entre estas complicaciones se encuentran las infecciones y las enfermedades respiratorias, de acuerdo con el reporte Causes of death in critically ill multiple sclerosis patients publicado en la revista Acta Neurologica Scandinavica.

La edad en la que aparece este padecimiento oscila entre los 20 y 40 años de edad, por lo que es considerada la segunda causa de discapacidad en este grupo poblacional. Al ser una enfermedad frecuente en jóvenes, principalmente mujeres, el tema sexualidad y embarazo genera especial preocupación, y es que mujeres con esclerosis múltiple tienen tasas de abortos similares a la población general.

«El diagnóstico se hace, generalmente, cuando los pacientes están en edad fértil, es importante que las mujeres con esclerosis múltiple sean conscientes de los efectos adversos que representan algunas terapias durante el embarazo, deben avisar al médico para hacer una suspensión del medicamento. Muchos de los medicamentos han ido evolucionando para modificar el proceso de adherencia», explicó Verónica Rivas.

No obstante, dijo que con el desarrollo de nuevas terapias es posible administrar medicamento durante el periodo de gestación. «Tenemos cada vez mayor margen de maniobra en la enfermedad, anteriormente no había medicamento que pudiera administrarse durante el embarazo».

Factores de riesgo

Si bien aún se desconoce la causa exacta de la esclerosis múltiple, existen factores de riesgo relacionados con el padecimiento, como pueden ser las infecciones virales, especialmente por el virus Epstein-Barr, uno de los más comunes en humanos y cuyos síntomas pueden causar infecciones, fiebre, garganta irritada, fatiga extrema y glándulas linfáticas inflamadas. La exposición al tabaco, antecedentes genéticos, deficiencia de vitamina D y ubicación geográfica son otros componentes relacionados.

Rivas Alonso aseguró que la prevalencia de este padecimiento cambia conforme a las características geográficas, pues la incidencia de la enfermedad aumenta a medida en que una región está lejos con respecto al ecuador.

«Entre más lejos estamos del ecuador, por ejemplo, en climas fríos, hay más predisposición a la enfermedad, probablemente porque hay menos exposición a la luz y, por lo tanto, menos metabolismo de la vitamina D», indicó.

En la parte genética, más de 60 por ciento del genoma está implicado en el desarrollo de la esclerosis múltiple, pero destacó que no se considera una enfermedad totalmente hereditaria.

«No se considera francamente heredable: si alguno de los papás presenta la enfermedad, el riesgo de que su hijo la presente está entre un tres y cinco por ciento respecto a la población donde se viva. Si los dos padres tienen la enfermedad, el riesgo incrementa a 30 por ciento. En Latinoamérica, el factor genético parece estar determinado por otros genes con respecto a otra regiones», destacó.

Afirmó que en México se ha realizado vasta investigación sobre cómo se expresa la enfermedad, por lo que ya se tienen identificados genes que interactúan para propiciar este tipo de padecimiento y cómo evolucionan en los pacientes mexicanos, y es que México, junto a Argentina, Chile y Uruguay, presenta las prevalencias más altas de esclerosis múltiple en Latinoamérica, de acuerdo con el estudio Prevalence of multiple sclerosis in Latin America and its relationship with European migration.

Signos de alerta

Los síntomas que a decir de Israel Rosas deben ser signos de alerta más frecuentes son visión borrosa y sensación de adormecimiento, pero no los únicos. La fatiga es uno de los síntomas más tempranos de la enfermedad y se presenta hasta en 70 a 90 por ciento de los pacientes, aunque su diagnóstico puede ser subjetivo.

«Cuesta mucho trabajo que el paciente lo verbalice, puede sentir un cansancio extremo y se puede atribuir a muchas cosas. De los síntomas objetivos más importantes son los sensitivos, el paciente tiene alguna sensación de adormecimiento, que típicamente debe durar más de 24 horas para considerarlo o debilidad en una o dos extremidades», expresó.

Entre otros signos de alerta que pueden variar de un paciente a otro, se encuentran la neuritis óptica (causa más frecuente de pérdida visual, dificultad de coordinación de movimientos), que se presenta en 75 por ciento de los pacientes; trastornos de la vejiga, como disfunción urinaria; disartria (dificultad para articular sonidos y palabras); nistagmo (movimiento involuntario, rápido y repetitivo de los ojos); vértigo; alteraciones intestinales, como estreñimiento o incontinencia fecal; disfunción sexual, tanto para hombres como para mujeres; alteraciones cognitivas y psiquiátricas. Los trastornos del sueño son otro factor y son tres veces más comunes que en el resto de la población, así como dolor muscular y articular.

Evaluación clínica y tratamiento

De acuerdo con un comunicado de TEVA, empresa farmacéutica considerada líder en el desarrollo de tratamiento para la esclerosis múltiple, el diagnóstico de la enfermedad depende, en gran parte, de la documentación de eventos neurológicos separados por tiempo y espacio y se apoya en estudios paraclínicos como resonancia magnética.

«El diagnóstico se realiza por medio de escalas que miden distintos aspectos de deterioro neurológico producido por la enfermedad, y de las consecuencias personales, familiares y sociales. La escala más utilizada es la EDSS (Expanded Disability Status Scale), que cuantifica la afectación de ocho sistemas funcionales (piramidal, cerebelar, tronco cerebral, sensibilidad, intestino y vejiga, visual, mental y otros). Los aspectos que se toman en cuenta para la valoración de la respuesta al tratamiento y la evolución del paciente son el número de recaídas, la EDSS y evidencia de cambios en la resonancia magnética», señala el comunicado.

De acuerdo con especialistas, un diagnóstico temprano de la enfermedad permite iniciar el tratamiento de manera oportuna y prevenir o prolongar la discapacidad. (Con información del Conacyt) ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: