Forraje de amaranto contiene alto valor nutricional

Investigadores de la Universidad del Papaloapan campus Tuxtepec, utiliza péptidos bioactivos del forraje de amaranto para adicionarlos en alimentos

El forraje del amaranto tras de la explotación del grano habitualmente se deja en el campo hasta que marchita, pero genera gases de efecto invernadero, por lo que un grupo de investigadores trabaja con esa especie vegetal a partir de sus proteínas mediante hidrólisis química o enzimática, a fin de inhibir la enzima convertidora de angiotensina relacionada con el tratamiento en hipertensión arterial e insuficiencia cardiaca y la actividad antioxidante.

Regularmente, el amaranto es cosechado dos veces por año, proceso en el que sólo es tomada la semilla, por lo que la planta permanece en el campo hasta que marchita o en muchos otros casos, el forraje es ocupado como alimento para ganado.

Un grupo de investigadores de la Universidad del Papaloapan campus Tuxtepec, utiliza los péptidos bioactivos del forraje de amaranto para su aislamiento, estudio y adición en alimentos.

Al respecto, la investigadora María de Jesús García Gómez, del equipo académico de Biotecnología Sustentable, comenzó a estudiar la producción de péptidos bioactivos obtenidos a partir de las proteínas del forraje de amaranto, con el objetivo de brindar un valor agregado a los residuos generados por la cosecha del grano, mediante el uso de las proteínas presentes en ese desecho agroindustrial.

En relación con el proceso de obtención de péptidos bioactivos, explicó que inmediato a la cosecha, el forraje se seca y muele para la obtención de la harina. A partir de esta se extraen las proteínas mediante precipitación isoeléctrica que consiste en la modificación. Posteriormente, se recurre a un proceso de hidrólisis enzimática, en donde las proteínas se mezclan con enzimas proteolíticas específicas para la ruptura de los enlaces peptídicos a fin de obtener un hidrolizado, que a continuación se fracciona en diferentes pesos moleculares.

Más adelante se presentará un estudio de factibilidad a productores de la región para que utilicen la información y puedan brindar mayor valor agregado a su producto, mismo que podría ser adicionado en alimentos en cuanto se estudien las matrices alimentarias afines a los péptidos obtenidos.

El cuerpo académico de Biotecnología Sustentable está conformado por la doctora Laura Patricia Ramírez, experta en enzimología, el doctor Oscar Núñez, especialista en biocontrol, y la doctora María de Jesús García, del área de biotecnología alimentaria, todos ellos catedráticos de la Unpa. ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: