Tecómitl en mapas antiguos

Los mapas son documentos más trascendentales que ha creado el hombre

Por Manuel Garcés Jiménez | Consejo de la Crónica de Milpa Alta

Los mapas son documentos más trascendentales que ha creado el hombre, es una forma privilegiada para la percepción de los rasgos naturales, políticos y sociales de los distintos y antiguos territorios que responden a la realidad histórica y objetiva de ciertos lugares, que, aunado al lenguaje del náhuatl, que aún persistente en nombres de los pueblos, son los elementos donde se refleja la personalidad y el modo de ser en particular de cada lugar en lo que se denomina comúnmente «pueblos originarios».

Es el caso del origen de San Antonio Tecómitl, delegación Milpa Alta cuya traducción literal es: «Olla de piedra», como aparece en distintos y vetustos documentos.

4002

 

Mapas, documentos trascendentales

 

Analicemos seis de cada uno de estos como el citado anteriormente en la Revista Nosotros; el Mapa de Upssala o de Santa Cruz que data de 1550, el más antiguo del Valle de Anáhuac, donde aparecen los poblados que rodean a los enormes lagos de Texcoco, Chalco y Xochimilco.

A este mapa lo consideramos como la crónica descriptiva del año de 1550 de la ciudad de México Tenochtitlan y sus alrededores con geografía, lagos, caminos y actividades cotidianas de los pobladores que habitaban en los contornos y dentro de los citados lagos del Valle de Anáhuac.

El valioso pliego muestra el glifo de Tecómitl representado por una diminuta olla de piedra situada a orillas del Teutli, con un personaje en posesión de jugador de pelota. Aquí nos muestra cómo el poblado tenía salida a los citados lagos y un extenso y sinuoso camino que provenía de la zona de los volcanes, lo que hoy conocemos como paso de Cortés, atravesando Ayotzingo, y continuaba a la orilla del extenso lago, hasta llegar a San Mateo Xalpan, Xochimilco, donde convergía con la calzada de los pochtecas (comerciantes), quienes llevaban la valiosa carga a cuestas de productos para el comercio provenientes de lugares distantes en lo que hoy son los  estados de Morelos y Guerrero rumbo a Tenochtitlan.

Encontramos otro, el Mapa de México Tenochtitlan del Siglo XVI, de singular  color atribuido a la Librería Madero, basado en la información investigada por Luis González Aparicio y Antonio Peñafiel, donde aparece en la parte inferior el diminuto glifo de la  olla de piedra a un costado del Teutli. Nuevamente notamos el camino que pasa por el poblado merodeando la zona lacustre indicando que Tecómitl mantuvo la comunicación tanto por tierra como por agua de los magnificentes lagos.

En interesante documento se ve claramente la ubicación del pueblo colindante con el lago de Chalco con Xico (donde llega actualmente la zona ejidal del poblado), así como las islas donde se asientan los poblados de Mixquic, Tláhuac y Ayotzingo, localizado a la orilla del lago de donde se dice que de ahí partió Hernán Cortés rumbo a Tenochtitlan.

Otro es el Mapa publicado por la Revista Arqueología Mexicana concerniente a los meses de septiembre y octubre del año de 1995. Interesante información que nos brinda sobre la Cuenca de México al momento de la conquista, con los nombres en náhuatl de los poblados que se localizaban alrededor de los lagos antes citados. Nuevamente sale a la vista el poblado de Tecómitl, con lo que le caracteriza el Teutli y su cráter, además con los poblados que le rodean al volcán: Atlapulco, Tulyehualco, Ixtayopan y Atócpan.

Localizamos el mapa Memoria sobre aguas potables de la capital de México. En el interesante y vetusto libro de pasta gruesa verde jaspeada con hojas amarillentas desojadas por los años que afortunadamente mantengo un original en mi poder adquirido en una de tantas librerías de viejo del centro histórico de ésta ciudad capital vemos que fue escrito en el año de 1884 por el doctor Antonio Peñafiel con ese nombre. Es ahí donde aparece en la página 83 un mapa de tamaño doble carta a escala y en cuyo centro aparece en grandes letras: «Lago de Xochimilco, Lago de Chalco». Observamos al poblado de Tecómitl adjunto al Teutli cercano a los enormes lagos de Xochimilco y Chalco y pueblos vecinos de: Ayotzingo, Tetelco, Míxquic, Iztayopan, Tulyehualco y Atlapulco. En la parte inferior del documento, a la izquierda, a la letra dice: «Reconocimiento del lago de Chalco practicado por el doctor Antonio Peñafiel, en los días 17,18 y 19 de febrero de 1884».

Por su interesante contenido fue difundido en la revista Huetzalín de Xochimilco (órgano de difusión del Archivo de Xochimilco) quien atinadamente dirigía el maestro Farías Galindo publicado con el título «Subcuencas de Chalco y Xochimilco (1884)».

Otro, es el mapa «Chalco-Amecameca», documento publicado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, elaborado por Carlos García Mora del Departamento de Etnohistoria, en el año de 1980. En él encontramos a Tecómitl con el mítico Teutli rodeado de llanura aluvial ribereña a la orilla de la antigua zona lacustre con los poblados de: Tepenahuac, Tlacotenco, Milpa Alta y la hacienda porfiriana de Santa Fe de los Ahuehuetes, hoy localizada en los límites de la delegación Milpa Alta, a orillas del pueblo de Tetelco. Actualmente se encuentra en un estado totalmente en ruinas.

Y finalmente el Mapa de 1870 de la propiedad comunal de Milpa Alta. Singular mapeado con hermosísimos y vivos colores del territorio antiguo territorio de Malachtepec Momozco, hoy delegación Milpa Alta. En él observamos detenidamente las distintas mojoneras de ese año de 1870, monumentos que delimitan con los vecinos de los estados de México y Morelos, así como de las hoy demarcaciones de Tlalpan, Tláhuac y Xochimilco.

En la parte superior aparece el siguiente texto escrito en antiguo español: «Mapa de la Milpa I sus Tierras Milpan CHimalli El Rei Nuestro Señor que Dios Guarde». Es aquí donde nuevamente aparece Tecómitl con el ex convento franciscano y el montículo natural conocido como el Calvario (límites con Iztayopan) donde se percibe en lo alto una modesta construcción, anualmente se lleva a cabo la Crucifixión de Semana Santa, es por ello que se levanta durante el año una enorme cruz de vigas de madera. ♦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: